Víctor Muñoz: “Entrar en benjamines y llegar al primer equipo es un logro que consiguen muy pocos”

Víctor Muñoz: “Entrar en benjamines y llegar al primer equipo es un logro que consiguen muy pocos”

Víctor Muñoz, delantero del Aficionado A

“Cuando juego al fútbol, veo la portería y lo único que pienso es en tirar hacia ella”

Es el único jugador del Juvenil A que esta temporada ha pasado directamente al primer equipo de la Escuela, gracias a su fantástica capacidad goleadora, que le permitió el curso pasado batir todos los récords con 42 tantos

  • “A Primera división o a un grande llegan cuatro, y somos muchos millones los que lo intentamos”

  • “Otros estilos con los que juegan otros equipos, como el de pegar un pelotazo y echar a correr, no van conmigo”

  • “Cuantos más goles metas en los entrenamientos, más meterás en los partidos”

  • “El control y el tiro lo hace mejor un jugador técnico que uno potente o rápido”

Producto de la cantera

Víctor Muñoz llegó a la Escuela en benjamines y ya está en el Aficionado A

Alejandro Posilio

Este joven madrileño de 19 años y admirador de Ronaldo el brasileño es una de las joyas de la Escuela por su capacidad goleadora. Siempre ha destacado por su habilidad ante la portería, pero la temporada pasada, en el Juvenil A, rompió todos los pronósticos y sumó la friolera cifra de 42 tantos en la Liga. Esta campaña ha ascendido al Aficionado A y en el torneo disputado en la Dehesa ha mantenido su olfato goleador, pues consiguió cuatro tantos. Estudiante de un módulo de FP de laboratorio de imagen, es seguidor del Valencia, vive en Moratalaz y lleva desde benjamines en la EDM. A parte del futbol, le encanta salir con sus amigos.

¿Cómo y cuándo llegaste a la EDM?

Llegué en benjamines. Empecé con la Unión de Moratalaz, y cuando se juntaron los dos clubes del barrio y formaron la Escuela, pues seguí en ella. Yo vivo en Moratalaz y me pilla muy cerca. Es el equipo de mi barrio.

Tras once temporadas en la Escuela, ¿cómo defines la experiencia?

Súper bonita. He conocido mucha gente y me he relacionado con muchas personas interesantes. Y al final tienes muchos amigos de la Escuela.

¿Cuándo empezaste, soñabas con llegar algún día al primer equipo?

De pequeño me gustaba mucho el fútbol y siempre he pensado que no querría dejarlo nunca. Pasan los años y al final he llegado al primer equipo. Siempre sueñas con eso, pero vas pasando por las distintas categorías y al final te ves en el primer equipo.

¿Y qué significa eso para ti?

Entrar en benjamines y llegar al primer equipo es un logro que consiguen muy pocos. No empecé con la intención de llegar al primer equipo, sino que lo hice con la intención de jugar al fútbol, que es lo que más me gusta. Y al final he acabado en el Aficionado A, y estoy súper contento.

Víctor Muñoz, en el Aficionado A

Muñoz forma parte esta temporada de la plantilla del Aficionado A.

Acabas de llegar al primer equipo de la Escuela y en la pretemporada has metido ya cuatro goles. ¿Tu capacidad goleadora no tiene límites?

Si, en el torneo que organizamos en la Escuela, de los cinco goles que logramos, metí cuatro. Soy delantero y mi trabajo es hacer goles, por eso voy a meter todos los que pueda, para ayudar al equipo y para conseguir lo que podamos.

¿Siempre has jugado de delantero?

Sí, siempre he sido delantero. No soy un jugador fuerte ni rápido ni nada de eso, pero me caen todos los rechaces, meto todo lo que me llega y ya está. El año pasado metí más de 40 goles. Y eso es lo que más me gusta, meter goles.

¿Esa habilidad que tienes para marcar es un don o la trabajas?

Siempre he metido goles, pero también hay que trabajarlo. En los entrenamientos, cuando estás ante el portero o en un mano a mano, siempre tienes que intentar meter gol sin hacer tonterías, siempre tocarla con intención de que entre en la portería. Cuantos más goles metas en los entrenamientos, más meterás en los partidos.

¿Conseguir goles es tu único objetivo cuando juegas al fútbol? ¿No lo es dar un buen pase o realizar una buena jugada?

Cuando juego al futbol, veo la portería y lo único que pienso es en tirar hacia ella, porque puede que la pare el portero o que meta gol.

Ser delantero goleador es lo más cotizado en el fútbol, lo más difícil de encontrar. ¿A qué aspiras?

Este año, a jugar, y el que viene, ya veremos. No tengo pensado nada. Lo que sea, será.

¿Pero soñarás con algo?

Claro que sueño, al igual que todos los chavales que hay en la Escuela soñamos con llegar a ser algo en el fútbol, pero…

¿Te conformarías con vivir de fútbol, aunque fuera en Segunda División?

Claro que me conformaría con jugar en Segunda División, y en Segunda B, sería lo ideal, porque llegar a Primera o a un grande llegan cuatro, y somos muchos millones los que lo intentamos.

Es un goleador nato

La temporada pasada logró 42 goles.

¿Pero podrías ser uno de esos cuatro?

Es muy difícil, ya tendría que estar jugando en un equipo de los grandes. No tendría que estar jugando en Preferente.

¿Para ser un goleador hay que ser egoísta y jugarse todos los balones que te llegan?

En mi caso, si tengo oportunidad para meter gol, lo intento. Pero si estoy en el área y tengo oportunidad de meter gol, pero veo que un compañero está mejor situado que yo para lograrlo, se la paso, porque es mejor para el equipo. Pero cuando la cosa está dudosa y no veo una posición mejor que la mía, yo tiro.

¿Cuáles debe ser las principales características de un delantero goleador?

Tener paciencia cuando te llegan los balones, porque un delantero no tiene muchas oportunidades. En Preferente voy a tener un par de ocasiones por partido y tengo que aprovecharlas y meterlas.

¿Con tener paciencia es suficiente?

No, también debe tener técnica. Esto es más importante que la potencia y la velocidad. Esto te permite en el área hacer uno o dos regates y tirar. El control y el tiro lo hace mejor un jugador técnico que uno potente o rápido.

Después de varios partidos de pretemporada, ¿cómo ha sido la experiencia en el Aficionado A?

Buena. Estoy muy contento, porque me tratan bastante bien. Hay alguno cabroncete, pero bueno.

¿Era lo que esperabas o estabas algo asustado?

Asustado no estaba. La temporada pasada entrenaba con ellos un día todas las semanas, y ya los conozco. Todos son muy buena gente. Es muy bonito estar en el primer equipo.

¿Y qué aspiraciones tiene el equipo esta campaña?

Con lo que he visto, creo que si jugamos bien, como sabemos, podemos estar entre los cinco o seis primeros. Cuando empecemos a ganar, nos animaremos. Cuando lleguemos a Navidad y veamos cómo vamos, sabremos hasta dónde podremos llegar.

Es un luchador

Víctor ha superado un par de lesiones graves.

¿El fútbol de combinación que se practica en la Escuela beneficia o perjudica a tu estilo de juego?

Claro que me beneficia. Otros estilos con los que juegan otros equipos, como el de pegar un pelotazo y echar a correr, no van conmigo. Me gusta que la gente del medio cree juego, y cuando esto pasa, los espacios aparecen solos. Y ahí tiene que estar el delantero, para jugar solo contra el portero o hacer un regate y quedarse en una buena posición para rematar.

Pero el fútbol directo te permite tener más ocasiones de acercarte al área con peligro.

Sí, pero no tan claras como con el fútbol de toque. Yo prefiero el fútbol de toque. Puede que tenga menos ocasiones de gol, pero son más claras.

¿Este sistema que practican todos los equipos de la Escuela os facilita el entendimiento cuando llegáis a los equipos aficionados?

Sí, como todos básicamente jugamos a lo mismo, cuando llegas a los equipos superiores no te pilla nada de sorpresa. Ya sabes a qué juegan, pues es lo mismo que he hecho en otros equipos. He metido goles antes y también ahora, y no he tenido ningún problema de adaptación. He llegado y veo que los medios y los defensas hacen lo mismo que en los otros equipos.

¿Qué cambio de categoría has notado más?

Creo que el paso de cadete de primer año al de segundo, porque te enfrentas a equipos y jugadores buenos, de clubes de primera, como Madrid, Atlético, Rayo y Getafe, que tienen mucha calidad. Cuando juegas contra estos equipos y esos jugadores, es muy bonito, aunque te ganen. Meterles gol sienta muy bien.

¿Cómo te tomas el fútbol a estas alturas, como una afición o como algo más importante?

Cuando era más pequeño, sí que era un hobby. Pero ahora me gusta mucho y siempre tengo ganas de entrenar y de jugar, por lo que al final me lo tomo como otra cosa, como algo más. Si no, no estaría apuntado. Si solo fuera un hobby, me iría a jugar con los amigos a una pista. Pero me gusta más competir y entrenar que echar una pachanga con los amigos.

 

“Ronaldo el brasileño era un espectáculo”

Aunque asegura que sus jugadores favoritos son Ronaldo (el portugués), Neymar y Götze, resalta que su preferido siempre ha sido Ronaldo el brasileño.

Has tenidos muchos entrenadores en la Escuela, ¿cuál te ha dejado mejor recuerdo?

Esta es una pregunta de difícil respuesta.

Te he preguntado quién te ha dejado mejor recuerdo, no quién ha sido el mejor y quién el peor.

El año pasado, al ascender a Nacional, había un buen equipo con Jorge, Hugo y Besary. Fue una temporada tan bonita…

Víctor solo ve puerta

Se define como un delantero técnico, más que rápido y potente.

¿Dime, entonces, con quién has aprendido más?

Con Quique, en cadetes. También con Jorge el año pasado aprendí muchísimo. Yo era un delantero que metía goles, pero intentaba adornarlo un poco más. Pero Jorge me convenció de que tenía que intentar tirar a un lado con el interior, una y otra vez. De tanto que me lo ha repetido, es lo que hago todo el rato y  logro más goles.

¿Ha variado mucho la forma de entrenar en la Escuela desde los primeros años a lo que haces ahora?

No me acuerdo, pero supongo que los ejercicios de posesión siempre han estado, aunque un poco más de cinco años atrás a esta parte.

¿Falta algo en la Escuela que te gustaría que hubiera?

No, todo lo que veo me gusta. No veo que falte nada, pues tenemos muy buenas instalaciones, mucho cuerpo técnico en todos los sentidos, mucho material de todo tipo. Está todo muy bien.

¿A qué jugador te gustaría parecerte?

Ronaldo, el brasileño. Cristiano, Neymar y Götze son mis tres jugadores favoritos. Pero ojalá tuviera la décima parte de calidad que tenía Ronaldo el brasileño. Ese jugador era un espectáculo.

¿Qué consejo les darías a los chicos y chicas que juegan en los equipos inferiores de la Escuela, después de tu experiencia?

Que signa aquí, pero que si tienen una oportunidad de estar en un equipo mayor, que lo intenten. Si les gusta el fútbol y se tienen que ir lejos para entrenar, fuera del barrio, que lo hagan, pues es una oportunidad única en la vida, que vayan y se lo curren. Y si no tienen suerte, pues vuelves y no pasa nada. Si les gusta el fútbol, no deben dejarlo nunca, aunque se lesionen.

Más que un hobby.

Asegura que el fútbol es para él algo más que un hobby.

¿Has sufrido alguna lesión grave a lo largo de estos años?

Sí, en el Juvenil C sufrí una salida de rótula, que me tuvo cuatro meses sin jugar. Y hace dos años en Valdebebas, en febrero, se me volvió a salir, y esa temporada no pude volver a jugar.

¿Y aun así, seguiste con ánimos de continuar jugando?

Sabía que, aunque me hubiera lesionado más grave y hubiera estado un año sin jugar, iba a volver, a lo mejor no al nivel más alto, pero siempre supe que volvería a jugar.

Si mañana viniera un equipo de un club grande a ficharte, ¿qué harías?

No tengo ninguna duda, me iría. Me daría lástima por todos los años que llevo aquí, pero en ese sentido pensaría que iba a mejorar, y me iría donde fuera. Incluso a Valencia, donde tengo familia. Es una vez en la vida, así que hay que aprovecharlo.