“Ganar es importante, pero no es lo más importante”

“Ganar es importante, pero no es lo más importante”

Todos los entrenadores de la Escuela se reúnen cada cierto tiempo con los responsables deportivos para empaparse de la filosofía de la EDM, intercambiar experiencias y aunar criterios

reunión entrenadores 029.jpg

Guti explica a los entrenadores el ejercicio que deben practicar. (Fotos: A. Posilio)

Alejandro Posilio 

“En la Escuela Deportiva Moratalaz, al jugador que se ha ganado con su esfuerzo en los entrenamientos de la semana jugar sus minutos en el partido de la competición, hay que dárselos aunque se pierda”. Esta frase pronunciada por Guti, director deportivo de la EDM, durante las jornadas técnicas que reunieron hace unos días a todos los entrenadores de la Escuela en las instalaciones de La Dehesa de Moratalaz, resume a la perfección la filosofía de esta institución, que también se escuchó varias veces en estas reuniones: “Ganar es importante, pero no es lo más importante”.

Los responsables deportivos de la EDM tienen la intención de repetir estas reuniones de los técnicos de la Escuela cada mes y medio. En ellas, se imparten los criterios que deben seguirse para unificar el estilo de juego de todos los equipos de la misma, así como definir cómo debe ser el trato con los jugadores y sus familias. En la primera de las jornadas técnicas celebrada esta temporada, los más de 50 entrenadores que acudieron durante dos días a las charlas, se empaparon de enseñanzas muy variopintas, desde cómo preparar un entrenamiento específico de porteros, hasta recomendaciones de cómo mostrarse más seguro ante los medios de comunicación, pasando por asuntos tan esenciales como explicar la necesidad de coordinarse con el recuperador en el caso de que un jugador se lesione; o qué tipos de aportes se pueden aconsejar en la dieta de los jugadores; o cómo mejorar la resistencia; incluso cómo debe ser la labor del scouting (seguimiento de jugadores de fuera de la Escuela).

reunión entrenadores 007.jpg

Los entrenadores, en un momento de la reunión.

Cómo es lógico, la mayor parte del tiempo se dedicó a cuestiones técnicas, que todos los entrenadores siguieron con atención y participación, debatiendo todas las dudas que se plantearon, sin dejar nada al margen por muy polémico que fuera. Pero una de las partes más llamativas de este minicurso fue cuando Guti llevó a cabo un recordatorio del ideario de la EDM. Entre otros principios, hizo hincapié en que ningún jugador puede estar más de dos semanas sin ser convocado para el partido, siempre y cuando sea por decisión técnica y de Cadete B para abajo (si falta a entrenar, esta malo o situación similar, no se considera decisión técnica). Solamente en el caso de que el chaval no haya entrenado bien durante la semana puede producirse una excepción. Pero en este caso, hay que explicarle al chico por qué no va convocado. Incluso si existe la necesidad de que acuda al encuentro, pero el preparador no tiene intención de darle minutos, debe explicarle la situación y aclararle qué es lo que no ha hecho bien durante la semana. Como este año las plantillas están integradas por más de 20 jugadores, por mor de la crisis económica, un jugador puede quedarse dos semanas seguidas sin participar en los partidos del fin de semana. Y se insistió en que no hay que regalar minutos de juego a quien no se le merezca.

Durante las jornadas, se informó de las novedades que se incorporan esta temporada. Una de las más llamativas es que se van a llevar a cabo cada mes y medio, más o menos, entrenamientos por puestos específicos, en los que se irá reuniendo paulatinamente a laterales, centrales, mediocentros, organizadores, extremos, mediapuntas y delanteros de la misma categoría, para trabajar con cada uno de esos grupos las particularidades de cada puesto.

Otra importante innovación de esta campaña es el establecimiento por primera vez en la Escuela de objetivos competitivos por equipo, que se irán revisando durante la temporada. Según explicó Jorge Vallejo, director general, “son claros, concisos, reales y se han marcado de forma consensuada entre los responsables deportivos de la Escuela”. Este explicó el objetivo que se busca con esta medida: “Se hace para mejorar la faceta competitiva. No solo debemos intentar jugar bonito, sino que debemos conjugar nuestro estilo con el deseo de ganar, aunque no a cualquier precio”.

reunión entrenadores 106.jpg

Dardo atiende a la pregunta de uno de los técnicos.

A los equipos de los chupetines, los más pequeños de la Escuela, no se les ha fijado ningún objetivo competitivo, así como a los prebenjamines se les determinará semanalmente. El resto va desde luchar por el ascenso a clasificarse entre los diez primeros, puestos que aseguran la permanencia en la categoría. Pero Vallejo quiso ser muy claro con los entrenadores: “Cuidado a la hora de transmitir los objetivos a los chicos. No deben suponer una presión, sino un reto. No debe plantearse como una meta que si no se consigue se traduce en un fracaso. Ni mucho menos. Y, muy importante, deben quedar dentro de la Escuela”.

Y Guti quiso fundamentar un poco más esta novedad: “Hemos tenido en cuenta muchas circunstancias a la hora de determinar los objetivos de cada equipo. Se revisarán en Navidad y en Semana Santa. Pero debe quedar muy claro que no se tiene que presionar a los jugadores con ellos. Es más importante motivarles y animarles a que siempre miren hacia arriba. Un jugador puede dar más de sí se cree más de lo que es”. Y añadió: “También es importante aclarar que jamás se va a evaluar a los entrenadores según si han logrado los objetivos o no. Hay técnicos que han perdido la categoría y han seguido en la Escuela; y preparadores que han subido de división y no han continuado”.

Otras consideraciones que recordaron los responsables deportivos de la EDM es la obligación de rotar a los porteros, aunque precisaron que no hace falta que sea una semana cada uno bajo el marco. Por ejemplo, en las categorías de la etapa de iniciación, los más adecuado es que cada guardameta juegue una mitad, minutos que van descendiendo en las categorías de desarrollo. Eso sí, puntualizaron que siempre sea el mismo sistema, y que el resultado no debe influir en la sustitución de un arquero. Como en el resto de puestos, uno siempre jugara más que otro, siempre y cuando lo merezca, pero todos deben tener oportunidades.

La preparación física también tuvo su tiempo, en el que el responsable de esta faceta, Dardo Rubina, explicó la filosofía de la Escuela. Entre otras cosas, hizo hincapié en que este año se va a pedir más intensidad en los entrenamientos, para que los jugadores se acostumbren al mayor esfuerzo que se tiene que realizar en los partidos. Reiteró que las repeticiones por sí misma no aportan nada y que hay que diseñar ejercicios que se parezcan lo más posible a la realidad del juego. Sobre la intensidad en los entrenamientos se produjo uno de los debates más intensos de las jornadas entre algunos entrenadores y el coordinador de la etapa de rendimiento, que acabó con un acuerdo generalizado en el objetivo buscado.

reunión entrenadores 011.jpg

Carlavilla, en un momento de su intervención.

La tarea del recuperador, Rodrigo Pastrano, con los lesionados también centró el interés de los asistentes. Este profesional insistió mucho en la importancia del trabajo preventivo, “que permite que se produzcan menos bajas, al haber menos propensión a lesiones y, por lo tanto mayor disponibilidad de los jugadores. Además, reduce los costes y crea hábitos de cuidado corporal en los jugadores”. Asimismo, señaló que en la etapa de iniciación hay que enseñar a los alumnos la técnica para hacer los ejercicios necesarios, para luego ir añadiendo conceptos nuevos en la etapa de desarrollo. Finalmente, en la de rendimiento se permite más exigencia, con la ventaja de que la mayoría de los jugadores ya conocen este trabajo al venir de los equipos de la Escuela.

Rodri, como se le conoce en la EDM a este profesional, informó de que este año se van a introducir entrenamientos individuales para los jugadores que sufren más lesiones, con el objetivo de trabajar sus puntos débiles, mejorar los ajustes posturales, coordinar los movimientos más seguros y educar los actos reflejos. “El objetivo primordial de este trabajo es tener un mejor control del cuerpo para evitar las lesiones y que estén el menos tiempo posible inactivos”, indicó el recuperador.

También aclaró que toda baja deportiva se la tienen que comunicar los entrenadores, para que el recuperador la controle, la trate si es necesario y la suba al programa informático de la EDM. De esta forma, los responsables del club se enteran y pueden comunicarse con el lesionado. En caso de que el jugador necesite ser tratado por el fisioterapéuta, el recuperador se coordinará con este para controlar el alta, que tiene que ser confirmado por Rodri a los entrenadores. En caso de que se produzca una lesión grave durante un entrenamiento o un partido, los responsables tienen que telefonear a una ambulancia, para que traslade al jugador al Hospital de la Américas, que se corresponde con el de la Mutua deportiva. En caso de lesiones de larga recuperación, la Escuela estudiará subvencionar el coste del fisioterapeuta.

reunión entrenadores 057.jpg

Miguel Ángel explica cómo realizar un ejercicio práctico.

 Igualmente, se estudiaron los casos en que los lesionados deciden tratarse fuera de los medios de la EDM. En esas situaciones, cuando el jugador regresa, es obligado que sea enviado a ver al recuperador antes de iniciar la actividad física, para que este lo revise y decida si está apto para entrenar. Se han dado casos en los que no se ha hecho así y los chicos han vuelto a recaer con daños más graves.

Otra de las novedades que se han instaurado esta temporada en la EDM es la labor del scouting, es decir, la captación de jugadores interesantes para la Escuela, principalmente de los equipos de la zona, pero también de otros clubes. Fue Paco Gallardo (no confundir con el entrenador del Aficionado A) quien explicó que el objetivo es encontrar jugadores con unas características determinadas que se asemejen a lo que se crea en la Escuela. Este profesional ha desarrollado un programa informático para introducir la información y se han fijado una serie de perfiles de jugadores que interesan. Serán los segundos entrenadores los encargados de hacer informes sobre los rivales que puedan ser interesantes. “Algunos chavales estarán dispuestos a fichar por la EDM por su propio interés, pero a otros habrá que motivarles. Y esa labor es de todos”, afirmó Gallardo.

En resumen, fueron casi diez horas de trabajo teórico, en las oficinas de la Escuela, y práctico, sobre el césped, en las que los técnicos de la Escuela compartieron experiencias, asimilaron los principios fundamentales de la EDM y unificaron criterios. También se les informó de otros proyectos futuros, como el de grabar todos los partidos para trabajar sobre ellos y poder explicar más gráficamente a los alumnos su evolución, así como que está previsto entregar informes a los chicos sobre los aspectos que han trabajado y los que deben mejorar. Pero como puntualizó Guti: “El problema es que no vivimos de esto y no le podemos dedicar todo el tiempo que deseamos. Pero con buenas ideas y ganas de hacerlo bien, conseguiremos lo que podamos”.

Vídeo sobre las Jornadas técnicas de los entrenadores de la EDM:

https://www.youtube.com/watch?v=vQ4iknQ7DkQ