Capitanes y entrenadores de la EDM se reúnen con un árbitro para aclarar dudas del reglamento y su aplicación

Capitanes y entrenadores de la EDM se reúnen con un árbitro para aclarar dudas del reglamento y su aplicación

“¿Si el balón te da en la mano al protegerte los testículos en una barrea dentro del área es penalti?”

Aleccionador coloquio de los miembros de la Escuela con un colegiado, que respondió a las numerosas cuestiones que se le plantearon sobre las reglas más controvertidas: fuera de juego, mano y choque con el portero, entre otras

  • Tocar al portero en el área pequeña no siempre es falta.

  • No hay fuera de juego si el jugador adelantado no interfiere en la jugada.

  • La mano voluntaria que no perjudica al contrario no debe acarrear tarjeta.

  • Capitanes y técnicos transmitirán lo aprendido al resto de compañeros.

reunión con árbitro 019.jpg

 

Alejandro Posilio

“En el último partido que jugué, en un saque de falta del equipo rival me puse en la barrera dentro del área y coloqué mis manos juntas para protegerme los testículos. Y el árbitro me dijo que si las ponía ahí y el balón me daba en las manos, pitaría penalti. ¿Es penalti esa jugada?”.

“El árbitro no debería haberte dicho eso, porque en la posición que describes, que es natural, no estás ocupando un espacio extra que impida que el balón supere la barrera. Otro caso es si te proteges la cara con el puño sacando el codo; en este caso sí sería mano si el balón te golpea el codo, porque ocupa un espacio que en circunstancias normales no estaría ocupado. Pero como ocurre en todas las profesiones, hay árbitros muy buenos y otros buenos, que de vez en cuando se equivocan”.

Este esclarecedor diálogo se produjo el pasado jueves, 2 de enero, en el salón de actos del centro cultural El Torito, en Moratalaz, en la reunión que entrenadores, delegados y capitanes de los equipos de la Escuela Deportiva Moratalaz mantuvieron con el árbitro Alberto Calderón, un joven estudiante de Comercio de 24 años que tuvo que retirarse del arbitraje en categoría Preferente por una lesión y que hoy es profesor del Curso de Nuevos Árbitros de la Federación Madrileña de Fútbol.

Esta instructiva charla, que es la primera vez que se produce en la historia de la Escuela,  la solicitaron los responsables de la EDM para intentar aclarar las numerosas dudas que los jugadores de fútbol tienen en la actualidad sobre las normas que aplican los árbitros en el césped.  Ahora, entrenadores y capitanes se reunirán en los próximos días con sus pupilos y compañeros para explicárselas a todos los miembros de las distintas plantillas y evitar un buen número de protestas a los colegiados que se producen por el desconocimiento de la norma o su espíritu.

reunión con árbitro 009.jpg

Calderón ofreció todo tipo de explicaciones para aclarar conceptos.

“¿Tocar al portero en el área chica es siempre falta?”, fue otra de las preguntas que tuvo que responder  Alberto Calderón, quien explico que existe la creencia generalizada  de que todo toque al portero en el área pequeña es falta. “Y realmente no es así. El portero no tiene un trato de favor en esa zona del área. Un choque con el portero ahí no tiene por qué ser falta. Si el jugador salta correctamente al remate y el guardameta choca con él, no es falta. Incluso si el portero coge la pelota en el aire y choca con el delantero, que ha saltado de forma limpia, y pierde el balón, no es falta”, aclaró el colegiado.

“¿Y si el portero sale con la rodilla por delante para protegerse?”, fue la siguiente cuestión, a la que el trencilla exponente respondió con rotundidad: “Si el portero sale así y golpea a un jugador que ha actuado correctamente, hay que señalar penalti y amonestar al guardameta. Si en esa acción la actuación del portero es temeraria o puede causar una lesión al contrario, tiene que ser expulsado. Una salida del portero con la rodilla por delante puede causar lesiones muy graves. Y esto hay que evitarlo”.

La charla del joven trencilla comenzó con una aclaración a una modificación de la normativa realizada la temporada pasada por la International Football Association Board, organismo responsable de las reglas de este deporte, que afecta al bote neutral: cuando se produce esta acción, y solo hay un toque de la pelota por parte de un jugador, ya no puede ser gol. Si el balón llegara a entrar en una portería habiéndola tocado solo un jugador, sería saque de esquina o de puerta, nunca gol.

Últimas modificaciones

Posteriormente, Calderón pasó a explicar las modificaciones que se habían aceptado a principios de la actual campaña y que afectaban a las acciones más polémicas que se producen en los campos de fútbol hoy en día: el fuera de juego y la mano.  Respecto a la primera de las cuestiones, el trencilla fue claro: “Para que exista un fuera de juego tienen que coincidir dos circunstancias, que el jugador esté en fuera de juego y que participe de forma activa. En este segundo elemento es donde entra la subjetividad del árbitro. Lo que para uno puede ser participar activamente, para otro no lo es. Por esta razón, los colegiados nos reunimos regularmente, para intentar aunar criterios y que las decisiones sean lo más parecidas posible”.

El ponente se ayudó de algunos vídeos para aclarar situaciones, aunque uno de ellos fue el que más polémica levantó.  La imagen estaba protagonizada por el en su día sevillista Negredo, quien en claro fuera de juego corre en paralelo al balón cedido por un compañero, momento en el que un defensa del Betis intercepta la pelota con envío hacia su portero, que termina en los pies de un sevillista, que marca el tanto. La pregunta era evidente: “¿El gol debe anularse por fuera de juego previo de Negredo o no?”. Y las respuestas fueron de todos los colores, mientras que la explicación fue directa, aunque con matices.

reunión con árbitro 016.jpg

Los entrenadores, delegados y jugadores siguieron con atención las explicaciones.

“El gol es válido porque Negredo no interfiere en la jugada. Es cierto que el delantero del Sevilla corre en la misma dirección de la pelota, pero ni la toca ni se dirige hacia ella. En este caso solo se produce una de las circunstancias de las dos que deben coincidir para señalar fuera de juego: está más adelantado que el balón y no hay dos jugadores rivales cuando le lanzan el pase, pero no interviene en la jugada. Luego, en la continuación, el defensa cede voluntariamente hacia atrás, por lo que tampoco puede haber fuera de juego”.

Tras la explicación hubo numerosos desacuerdos y peticiones de explicaciones, que el orador intento explicar una por una. Si bien, las respuestas siempre iban en la misma línea: el jugador no interfiere de forma activa, por lo que no es sancionable. A pesar de ello, Alberto Calderón reconoció que este es “el aspecto más complejo de precisar, porque aquí entra la subjetividad del árbitro, que es lo que puede crear confusiones en los jugadores y aficionados”.

Sobre esta misma regla, la undécima, de las catorce que tiene el fútbol, el disertador quiso aclarar otra polémica actual: en el saque de una falta, si un jugador en fuera de juego obstruye la visión del portero, debe ser señalizado. Pero si el árbitro considera que está alejado del guardameta y no le obstruye el campo de visión, no tiene que marcarlo. Y añadió otras dos aclaraciones importantes: el toque voluntario de un defensa valida el fuera de juego y los jugadores no deben pararse cuando ven al juez de línea levantar la bandera señalizando un fuera de juego, y sí hacerlo cuando oigan el pitido del árbitro.

La otra controvertida acción que motivó varias preguntas fue la de la sanción de dar al balón con la mano. El joven colegiado primero describió las tres posibilidades existentes: la mano involuntaria, la mano voluntaria que no perjudica al rival y la mano voluntaria que genera perjuicio al adversario. La primera de ellas no debe ser sancionada, y se produce cuando el jugador carece de intención de dar a la pelota o cuando el balón está fuera del ángulo de visión del jugador y no puede verla, golpeándole en la mano, siempre que la extremidad esté en una posición natural.

reunión con árbitro 005.jpg

El vicepresidente Manuel Silvosa presentó el acto.

Para explicar la segunda opción, la mano voluntaria que no perjudica al contario, Calderón puso un ejemplo esclarecedor: si un jugador da un pase no definido a un jugador determinado, es decir, al área o a una zona en la que  hay varios rivales y compañeros, hay que señalar la mano, pero no hay que mostrar tarjeta amarilla. Por el contrario, cualquier mano voluntaria que genere perjuicio al adversario debe ser señalada y sancionada con amonestación. Pero presentó una excepción: cuando el jugador que toca el balón con la mano voluntariamente pero el rival sale beneficiado, se debe dar la ley de la ventaja y no mostrar tarjeta amarilla al que cometió la mano. Lo mismo sucede si es un agarrón.

Decálogo de precisiones

Finalmente, el trencilla llevó a cabo un decálogo de aclaraciones generales para eliminar dudas que le habían enviado previamente los entrenadores y capitanes de los equipos de la EDM:

  1. Cualquier entrada violenta (por ejemplo takling o codazo) que pueda causar grave daño a un contrario debe ser castigada con tarjeta roja.
  2. Si un equipo retrasa su salida al terreno de juego injustificadamente al inicio del partido o tras el descanso, el entrenador será expulsado y sancionado con tres partidos.
  3. El portero puede sacar desde cualquier parte del área pequeña.
  4. El portero puede coger con la mano cualquier pase de un compañero, excepto el que se haya producido con el pie; en este caso ni siquiera puede tocar la pelota con la mano.
  5. Si un jugador eleva voluntariamente la pelota con el pie para ceder el balón al portero con la cabeza u otra parte del cuerpo, debe ser sancionado con libre indirecto y sancionado con tarjeta amarilla, por ir contra el espíritu de la norma.
  6. El equipo infractor no puede pedir barrera. Por el contrario, si cualquier jugador del conjunto  al que le hacen una falta solicita barrera, ya no se puede sacar hasta que pite el árbitro.
  7. Tras mostrar una tarjeta, es necesario que el colegiado pite para reanudar el juego.
  8. No hay tiempo determinado para colocar una barrera o sacar de puerta. El estipulado es el que determine el árbitro como normal.
  9. Un expulsado no puede quedarse en el banquillo ni en la zona próxima.
  10. El capitán no tiene más potestad que otro compañero para dirigirse al árbitro. Ahora bien, este debería consultar con los capitanes antes de suspender un partido o en la revisión de las fichas o a la hora de hacer cambios cuando el entrenador ha sido expulsado.

Alberto Calderón se mostró encantado con la iniciativa de la Escuela de solicitar esta reunión para aclara dudas a jugadores, delegdos y entrenadores sobre la reglamentación y su aplicación: “Este tipo de actividades deberían ser obligatorias, pues evitarían muchos problemas y polémicas. Pero, desgraciadamente, son muy poco usuales. Tras mis 14 años de experiencia como árbitro puedo afirmar que hay muchos jugadores y entrenadores que no es que interpreten mal el reglamento, es que no lo conocen, y menos las actualizaciones”. Y añadió: “Los árbitros somos como los jugadores, nos equivocamos y mucho. Pero por regla general, no vamos con intención de fastidiar a nadie”.Para ponerle fin a esta instructiva lección de arbitraje, Carlos Gil, el directivo responsable del área disciplinaria de la EDM, hizo pública su conclusión tras las dos horas que duró el coloquio: “Hemos comprobado cómo la interpretación que hace el árbitro del juego es lo que determina sus decisiones. Jugadores, entrenadores y público, por mucho que presionen y protesten, no las hacen cambiar. Y como en esta Escuela lo principal es el respeto al árbitro y al rival, hay que comportarse correctamente. Si se hace así, el resto, que es disfrutar del fútbol, viene solo. Y si no se hace, terminará siendo un desastre. Por eso hemos organizado esta reunión, para entender mejor a los árbitros. Y si no se entienden sus decisiones, no queda más remedio que aceptarlas”.

Por cierto, el momento más emotivo de la reunión se produjo al principio, cuando el vicepresidente  Deportivo de la Escuela, Manuel Silvosa, hizo público el fallecimiento de la madre de Dardo Rubina, el coordinador de la fase de la etapa de rendimiento de la EDM. Los más de cien asistentes al acto prorrumpieron en un largo y emocionado aplauso, agradecido por el afectado con lágrimas en los ojos. Descanse en paz.