Benjamín A o cómo ser campeón aprendiendo y aplicando el fútbol por conceptos

Benjamín A o cómo ser campeón aprendiendo y aplicando el fútbol por conceptos

“Estos chicos juegan con nueve años como yo lo hacía con trece”

El equipo dirigido por Tores ha terminado líder del Grupo 30 de la categoría gracias al esfuerzo y calidad de sus integrantes, quienes han asimilado perfectamente el estilo de la Escuela y se muestran encantados con la temporada vivida

  • Ahora comienzan su participación en el Torneo de Campeones contra los grandes clubes de la Comunidad

  • Tores, el entrenador: “Hablamos de conceptos con ellos que yo no he conocido hasta que he tenido 17 años”

  • Carballo, el segundo: “Lo que más me ha gustado de la temporada es ver a los chavales cómo mejoran”

  • Alicia Tena, una madre: “Este equipo no sale a ganar, sino que sale a jugar y luego gana”

  • Daniel Congo, jugador: “Hemos sabido mover el balón de un lado a otro, hablarnos y recibir en tensión”

Benjamín a, campeón de liga

 

Texto y fotos de Alejandro Posilio

“Han sido campeones porque han asimilado muy bien los conceptos más técnicos; han llevado a cabo una labor fantástica, han realizado una segunda vuelta espectacular, jugando cada vez mejor posicionados, llevando a cabo unos pases muy buenos, abriendo mucho el campo y practicando un juego combinativo que no saben hacer los otros equipos a los que nos hemos enfrentado”.

Esta perfecta descripción técnica de las razones que han llevado al Benjamín A de la EDM a proclamarse campeón de liga en el Grupo 30 de la categoría no pertenece a ningún sesudo entrenador, sino a Marta García Valenzuela, madre de Íñigo Sustacha, jugador polivalente de este equipo, único conjunto de la Escuela que, hasta el momento, ha terminado primero en su campeonato.

La campaña del primer equipo benjamín de la Escuela ha sido espectacular. De los 22 partidos oficiales, ha salido victorioso en 21. Solo ha doblado la rodilla ante su principal rival, el San Agustín D, con el que perdió 3-2 en su casa, tras ir ganando 0-2 en el descanso. Pero unos minutos de relajación facilitaron la remontada rival. Sin embargo, el 2-0 en la vuelta en la Dehesa decantó la igualdad en la tabla a favor de los morataleños. Han sumado 144 goles a favor, por solo 16 en contra.

Benjamín a, campeón de ligaEl resto de encuentros se saldaron con victorias claras gracias a un “fútbol muy bueno”, según afirma su técnico, Víctor de la Puente, más conocido por Tores. “Hemos mejorado mucho en el juego de equipo. Hemos tenido una gran progresión desde el inicio de temporada en la salida de balón y en el juego de medio campo, incluso en la finalización. Ahora somos un equipo que compite mucho mejor”. Sin embargo, el preparador reconoce que “en esta liga hay pocos clubes de nivel. El problema de este campeonato es que hemos jugado contra bastantes equipos de primer año que no suponen una competencia. En estos partidos hay que poner reglas extras para no sumar grandes goleadas”.

La opinión de Tores es similar a la de Elena Domingo, madre del mediocentro Luis González, quien asegura: “Mi hijo ha progresado mucho, ha terminado jugando mucho más que al principio. Ahora tiene mejor visión de juego. Si no jugara aquí, lo echaría de menos. Es su deporte favorito y disfruta mucho. Está muy contento con los entrenadores y con los compañeros. Me gustaría que los entrenadores estuvieran dos temporadas, porque los de este año han estado de sobresaliente, pues han sabido motivarles y que vengan contentos a entrenar. Esa labor ha sido muy buena”.

Gran progreso

El papel llevado a cabo por los dos técnicos de la Escuela, Tores y su ayudante Álex Carballo, ha encantado a los padres de los jugadores, pues Alicia Tena, madre del lateral derecho Daniel Congo, insiste en lo a gusto que se encuentra su hijo en la EDM: “Ha progresado muchísimo. Estoy muy contenta con eso y con el tratamiento que ha recibido desde que está en la Escuela. No queremos que nos cambien al entrenador. Consideramos que tenían que estar los mismos entrenadores al menos dos años. Eso es una cosa muy buena para la progresión de los niños, pues ayuda muchísimo.  Y si te mueves en el mundo de la educación, los tutores deben estar al menos dos años con los mismos chicos. Y aquí debería ser igual. Abogo por eso”.

Benjamín a, campeón de ligaSobre este asunto, el preparador se muestra comprensivo: “Estoy de acuerdo, a mí también me gustaría estar dos temporadas con ellos. Ya nos pasó el año pasado, pero respeto completamente la política de la Escuela, que es la de estar solo un año con los jugadores. Da pena que cuando termina la temporada, cuando practican el fútbol que hemos buscado, los tenga que dejar y cogerlos otro entrenador con sus propuestas. Pero, repito, respeto las decisiones de los responsables de la Escuela”.

Tores también resalta la progresión de los integrantes de este equipo, al destacar que desde de Navidad hasta ahora han aprendido muy bien los conceptos que trabajan diariamente: “Los han desarrollado a la perfección. Se han entregado y se nota. Están muy comprometidos y vienen siempre a entrenar. La semana pasada había varios tocados y los padres me comentaron que no se podían perder el partido del sábado, y que por eso venían a entrenar. Tuve que dejar a gente fuera, algo que duele mucho”.

El responsable técnico de esta escuadra intenta ser más preciso y enumera los conceptos que más ha visto mejorar en sus pupilos esta campaña: la orientación del cuerpo al recibir el balón perfilado, “apenas reciben ya de espaldas”, la comunicación entre ellos, “aunque a alguno le sigue costando hablar con sus compañeros”, así como tocar y moverse, dar amplitud al campo e ir a recuperar cuando pierden la pelota. “Además, es un gusto entrenar con un equipo así, porque casi todos los días he tenido a los quince entrenando. Solo han faltado por causa mayor”.

Benjamín a, campeón de ligaY para ratificar este punto, la entendida opinión de la madre de Íñigo, que amplía el catálogo de alabanzas: “La EDM me gusta especialmente porque es mucho más que fútbol. Se trabajan mucho los valores, el sentimiento de equipo, que todos los niños sean compañeros, todo esto va por delante de otras cosas. Aquí se desarrollan muchos más valores que simplemente los aspectos físicos y técnicos de los jugadores”. Y añade: “Yo creo que por todo esto, mi hijo está encantado con el fútbol de esta Escuela. Tanto es así, que un día me dijo: ‘mamá, tú no me entiendes, pero el fútbol es mi vida’. Con eso está todo dicho”.

Puede ser el éxito o lo bien que lo han pasado todos, pero el entrenador mantiene el nivel de euforia de los integrantes de este equipo. “No exagero si digo que todos los jugadores de este equipo podrían llegar algún día a jugar en el Aficionado A de la Escuela. Es un equipo muy bueno, con mucha calidad técnica y táctica. Entienden muy bien el juego para lo pequeños que son”. Y se explica: “Me sorprende que estos chicos juegan al fútbol con nueve años como yo jugaba cuando tenía trece. Eso se nota mucho. Hablamos de conceptos con ellos que yo no he conocido hasta que tenía 17 años. Se habla con ellos cosas que son difíciles, pero las entiende al explicárselo. Esto va a ser una ventaja para ellos y les va hacer mejores jugadores”. Mientras, Alicia Tena lo explica con sus palabras: “Han jugado muy bien. Y lo que más me gusta es que no salen a ganar, sino que salen a jugar, y luego ganan”.

Aprendido mucho

Esta campaña también ha servido al entrenador para seguir su período de aprendizaje, no solo el de los niños: “Este título me ha enseñado mucho y ha significado una gran alegría, porque es la primera vez que soy campeón como entrenador, y como jugador solo he ganado una liga, aunque he vivido tres ascensos que me han hecho muy feliz. Pero este es especial, porque a la alegría propia se suma la de ver a los chicos muy contentos. Es su primera liga y están muy satisfechos. Y los padres todavía más. Voy a recordar a todos los chavales. Me encantaría mantener la mistad con ellos, que cuando me vean, me saluden y me den un abrazo”.

Benjamín a, campeón de ligaEl segundo, Álex Carballo, es más preciso a la hora de contar qué ha aprendido este año dirigiendo al Benjamín A: “Los chicos me han enseñado mucho. Me estoy sacando el nivel uno de entrenador y el estilo de Tores me gusta mucho.  Es el segundo año que estoy con él y me encantaría seguir.  He aprendido a hacer más tareas, nueva  metodología y, sobre todo, a tratar con los chicos. Estoy estudiando INEF y me gustan los chicos, pero aquí se aprende a tratar con ellos de forma diferente. No se les puede tratar igual a todos. Estoy muy contento con esta temporada”.

Carballo también es la primera vez que gana una liga como entrenador, aunque no como jugador. “Me hace mucha ilusión, sobre todo ver a los chavales disfrutar. Lo que más me ha gustado de la temporada es ver a los chavales cómo mejoran, cómo aprenden cosas, ver cómo lo que les propones, lo aprenden y lo ponen en práctica en el campo. No se me olvidarán nunca algunos partidos que hemos jugado, como la vuelta con el San Agustín”, revela.

Y como premio a este título, el Benjamín A comienza esta semana en los campos del Cotorruelo su participación en el Trofeo de Campeones, en el que participan todos los líderes de los grupos madrileños de la categoría. Es el momento de medirse con los grandes clubes de la Comunidad y ver realmente el nivel del equipo de la Escuela. Aunque el segundo entrenador prefiere darle otro sentido a este premio extra: “En esta fase lo que esperamos es que  los chicos disfruten. Se van a enfrentar a equipos muy buenos y fuertes. Lo que buscamos es que se lo pasen bien jugando contra los mejores equipos de Madrid. Primero hay una fase de grupos y, si pasamos, eliminatorias. Intentaremos pasar la primera fase y luego ya veremos el rival que nos toca”. “Estar aquí es el mejor premio que podíamos tener”, sentencia Carballo.

 

Hablan los protagonistas:

Javier Pérez, jugafor del Benjamín A de la EDMIván Canelada

Este estudiante de cuarto de primaria del colegio Villar Palasí, de San Fernando, ejerce de delantero goleador con solo diez años, pues ha logrado diez tantos esta temporada. Se declara madridista y admirador de Isco.

“Hemos sido campeones porque hemos jugado bien, hemos metido más goles que los demás y hemos sido mejores que los otros equipos. Estoy contento con lo que he hecho durante la temporada, aunque podría haberlo hecho un poco mejor. Cuando comenzó la temporada, creía que íbamos a ser campeones, porque se veía que jugábamos mejor que los demás. Perdimos solo un partido, pero jugamos mejor. Celebramos la victoria en el campo tirándonos al suelo frente a la grada, y luego fuimos al Urbis y estuve jugando en el campo pequeño con mis compañeros. Mis padres me han felicitado por ser campeones. Me gustaría seguir en la Escuela muchos años y me encantaría terminar jugando en el Aficionado A”

 

Benjamín a, campeón de ligaJavier Pérez

Este madridista admirador de James es un lateral goleador, pues ha acabado la temporada con cinco tantos en sus alforjas. Tiene 9 años y estudia cuarto de primaria en el colegio Gredos San Diego Moratalaz.

“Somos campeones porque somos mejores que los demás equipos de nuestra liga. Sí, esperaba ser campeón, porque creo en mi equipo y todos juntos somos muy buenos, por eso tenía esperanza de ganar la liga. Estoy muy contento con mi actuación, creo que he defendido bien y he dado buenos pases. Y para ser lateral, no está mal haber metido cinco goles. En la celebración del título nos tiramos en el césped en frente de la grada y nos pusimos en una piña gritando ¡campeones! Mis padres me dijeron que he jugado muy bien. Me encantaría estar hasta siempre en la EDM y me encantaría vivir del fútbol”.

 

2015-05-26 19.58.42Luis González

Tras tres años en la EDM, este estudiante del colegio la Sagrada Familia se declara seguidor del Atlético de Madrid y admirador de Koke. Juega de medio ofensivo y ha logrado ocho tantos.

“Hemos jugado mejor que los otros equipos y nos hemos esforzado al máximo. Lo que mejor he hecho ha sido esforzarme y aprender todo lo posible. Ser campeón significa mucho y estoy muy contento. Para celebrarlo, fuimos a jugar al parque y cantamos. Mis padres me dijeron que había jugado muy bien y que me lo merecía. Me encantaría poder vivir del fútbol y llegar a jugar en el Aficionado A de la Escuela. Y me voy a esforzar para lograrlo”.

 

Benjamín a, campeón de ligaIsmael Matheu

En la EDM desde chupetines, estudia cuarto de primaria en el colegio San Martín. También es rojiblanco, pero su jugador preferido es Griezmann. Es el portero del equipo y le han marcado 16 goles.

“Hemos sido campeones porque hemos metido más goles y porque hemos hecho mejores jugadas que los otros equipos. Hemos sabido cambiar de lado el balón y defender. Mis compañeros me han ayudado mucho a que nos metan poco goles. Estoy muy contento con mi actuación esta temporada. Lo mejor que he hecho ha sido parar balones difíciles, incluso varios uno contra uno. Me encanta para penaltis, pero no me han tirado ninguno esta temporada. Somos un buen equipo y lo mejor es que todos trabajamos juntos. El entrenador lo explica todo muy bien. Me encanta esta Escuela y me gustaría seguir hasta los aficionados. Me haría feliz vivir del fútbol”.

 

Jugador del Benjamín a de la EDMDaniel Congo

Otro lateral goleador, pues ha terminado la campaña con cinco tantos. Estudiante de cuarto de primaria del colegio Pío Baroja,  es madridista y seguidor de Marcelo.

“Estoy muy contento con la temporada que he hecho. He defendido mucho y he corrido mucho. Lo que más me gusta es jugar en equipo, y me encanta robar balones. Hemos jugado muy bien esta temporada y hemos trabajado bien en los entrenamientos. Hemos sabido mover el balón de un lado a otro, hablarnos y recibir en tensión; también mirar para atrás antes de tener el balón. Me encantaría jugar en el Aficionado A, pero no vivir del fútbol, porque quiero ser astronauta”.

Vídeos de la celebración de la liga