Un renovado Aficionado B regresa a los entrenamientos

Un renovado Aficionado B regresa a los entrenamientos

De nuevo con Raúl León como técnico, solo ocho jugadores continúan de la pasada campaña, mientras que hay una gran incorporación de futbolistas juveniles de la Escuela

 A. Posilio

Madrid, 16 de agosto de 2016.- Tras casi dos meses de inactividad, el Aficionado B regresó ayer a los entrenamientos. La plantilla que por segundo año consecutvo dirigirá Raúl León, llevó a cabo los primeros ejercicios de la temporada 2016/2017 en el Lili Álvarez, debido a las obras de remodelación del césped artificial que está viviendo el campo de la Dehesa de Moratalaz. Solo 16 jugadores acudieron ayer a la presentación, a la que faltaron los tres o cuatro fichajes (todavía si definir) procedentes de otros clubes, pero que están a prueba, además de otros componentes del plantel que todavía permanecen de vacaciones.

El Aficionado B regresó a los entrenamientosEl segundo equipo de la Escuela comenzará el nuevo año deportivo  con una importante transformación de sus integrantes, pues solo ocho continúan de la pasada campaña, en la que el equipo sufrió más de lo esperado para mantenerse en Primera. La gran incorporación de nuevas caras llega del Juvenil A que terminó dirigiendo Fran Morillas la campaña anterior, aunque también harán la pretemporada algunos chicos del Juvenil B, que según afirma el técnico, tienen bastantes posibilidades de quedarse. También habrá un importante grupo de jóvenes prometedores del Juvenil A que ha comenzado los entrenamientos con el Primer Equipo, pero que antes de que se inicien los partidos oficiales pasará a engrosar las filas del Aficionado B, aunque sus componentes estarán siempre disponibles para reforzar a la escuadra que dirige Jorge Vallejo.

Al preparador madrileño le gustaría tener definida la plantilla dentro de un par de semana, pero no tiene todas consigo de que este objetivo sea factible, pues depende de diferentes factores. A pesar de todo, dispone de un grupo base al que conoce de la temporada acabada, pues durante las últimas jornadas recibió el apoyo de varios juveniles que están de nuevo bajo su disciplina. “Creo que al final voy a disponer de una buena plantilla, pero no sé hasta dónde podremos llegar . Nuestra idea es estar arriba, pero he aprendido que no es bueno hacer planes, porque en esta categoría se viven muchos altibajos que pueden modificar lo inicialmente pensado”, afirma León.

El Aficionado B regresó a los entrenamientosEl responsable técnico del Aficionado B apela a su experiencia del curso pasado, que asegura le ha servido de mucho, para planificar el que acaba de comenzar: “Voy a intentar que este año mis jugadores sepan leer los partidos y tengan claro qué hay que hacer en los momentos clave. A la hora de competir, hay que saber cuándo debemos ser fieles a nuestro estilo y cuándo hay que renunciar a la elaboración por necesidades del guión”. Y añade: “Este año sabemos cómo juegan nuestros rivales, y vamos a cambiar cosas para intentar ser más efectivos. Por ejemplo, a la hora de defender vamos a presionar más para impedir que los oponentes hagan su juego”.

Raúl reconoce que al final de temporada, los éxitos o fracasos se suelen medir por la posición final ocupada en la tabla clasificatoria, “pues es difícil encontrar otros criterios”, pero enfatiza que para él sería un éxito, pasase lo que pasase, que cuatro o cinco de sus chicos alcanzara la temporada que viene el Prime Equipo. Pero antes tienen que afrontar la actual, que comienza con seis encuentros de pretemporada y que tendrá el pistoletazo de salida oficial el 18 de septiembre en casa frente La Chimenea.