Quique Velasco deja de entrenar después de siete temporadas dirigiendo equipos cadetes

Quique Velasco deja de entrenar después de siete temporadas dirigiendo equipos cadetes

El técnico madrileño reconoce que está saturado y que necesita tiempo para descansar y para dedicar a su familia

Texto y fotos de Alejandro Posilio

Madrid, 1 de junio de 2916.- Quique Velasco deja de entrenar en la EDM. Después de siete temporadas dirigiendo equipos cadetes de la Escuela, el veterano entrenador madrileño se toma, de momento, una temporada de descanso, que se podría prolongar. Este padre de dos hijas reconoce que ha perdido parte de la ilusión que le mantenía en la Escuela, porque “ha sido un año muy duro”, y asegura que ha acabado “un poco quemado”.  El preparador explica sus razones: “La verdad es que estoy saturado de fútbol. Tengo mucho trabajo y necesito más tiempo para el trabajo y para mi familia. Cada vez me cuesta más ir a entrenar”

El técnico que ha dirigido esta campaña al Cadete C reconoce que es “una decisión muy pensada que viene de atrás”. Revela que cuando habló con Jorge Vallejo, el director general, para comunicarle que no seguiría, este le animó para que continuara y no se desentendiera, pero su insistencia no tuvo efecto. “Como soy un hombre de la casa, seguramente colaboraré con la Escuela en otras actividades, porque no quiero desvincularme totalmente de la EDM, pero no entrenando. Necesito recobrar la ilusión y descansar. La próxima temporada no voy a entrenar en ningún sitio”.

Quique Velasco deja la EDMQuique asegura que los siete años que ha pasado en la EDM se han traducido en una experiencia “muy gratificante”. “He crecido conjuntamente con esta Escuela, tanto a nivel deportivo como personal. Me he adaptado a lo que se me ha ido pidiendo con el tiempo, y aunque comparto la filosofía de esta Escuela, cuesta mucho coger un equipo nuevo cada año, pues es complicado coger el ritmo de la competición. Solemos empezar flojos, para luego ir haciéndolo mejor y alcanzar el mejor rendimiento al final”, argumenta.

“El mejor recuerdo que me llevo es la gente que he conocido y con la que he tratado. Aquí he encontrado gente maravillosa. Me reconforta que cuando me cruzo con jugadores que he entrenado, me saluden y charlemos amigablemente. Aquí, como la compensación no es económica, hay que estar muy ilusionado para entregarse al máximo, y yo he perdido parte de esa ilusión”, asegura convencido tras analizar los pros y los contras de su decisión.

Sin embargo, este técnico, muy estimado por todos los responsables de la Escuela, no descarta volver algún día a los banquillos. “Seguiré viniendo por la EDM, pues me llevo fenomenal con todo el mundo, entrenadores, directivos y jugadores. Gracias al gran grupo que he tenido este año, no lo he dejado antes. En navidades lo comenté en el vestuario y me pidieron que aguantara hasta el final. Ya ha llegado y ahora sí opto por dejar los banquillos, aunque no sé si será para siempre. Pero ha llegado la hora de dejar sitio a los jóvenes que vienen con más fuerza y plenos de ilusión”.

Desde aquí queremos aprovechar para agradecer a Quique Velasco todo el esfuerzo y dedicación que ha desarrollado para mejorar esta Escuela.