Prebenjamín E o la alegría de dejar de ser el farolillo rojo

Prebenjamín E o la alegría de dejar de ser el farolillo rojo

Los peques de Fran Morillas logran la segunda victoria oficial de su vida y dejan de ocupar la última plaza gracias a dos tantos de Luis

 

  • Fran, el entrenador: “Lo más importante es que los chicos se lo pasaron bien, independientemente del resultado”
  • Luis, el goleador: “Cada vez jugamos mejor, estamos aprendiendo mucho en los entrenamientos”
  • Joel, el portero. “ganamos porque nos pasamos mucho y bien la pelota e hicimos caso al entrenador”

 

DSC_0148.JPG

 

Alejandro Posilio

Los peques del Prebenajmín E de la Escuela Deportiva Moratalaz, y sus familiares, van a recordar su primera temporada con en una competición oficial por dos hechos puntuales. El primero, porque el 21 de febrero lograron su primera victoria ante el San Blas H (1-0); y el segundo, porque el pasado viernes sumaron el segundo triunfo oficial (2-1) de su corta historia competitiva (cuando son chupetines solo juegan amistosos), lo que les valió ni más ni menos que abandonar el último puesto de la clasificación que había ocupado durante toda la campaña. Ceder el farolillo rojo a otro rival siempre sienta de maravilla.

Este destacado hecho se produjo en la última jornada de Liga, al derrotar por 2-1 al Juventud Madrid C. Los dos tantos del goleador del equipo, Luis Herrero, suministraron una dosis de moral enorme a un plantel que no está acostumbrado a estas alegrías, pues muchas jornadas sus miembros salen tocados con resultados contundentes en contra ante equipos muy superiores en edad y calidad que, sin embargo, no les resta ganas de seguir aprendiendo. El partido con el en ese momento penúltimo clasificado comenzó como otras veces, con un gol del rival. Pero la lucha de los más pequeños de la EDM y el esfuerzo les llevó a empatar antes del descanso.

DSC_0123.JPG “En la segunda parte hubo varias ocasiones para los dos equipos. Incluso ellos dieron una vez en el larguero. Pero en el último segundo, el árbitro señaló un penalti a nuestro favor, que marcó Luis y nos dio la victoria”, afirma Fran Morillas, el entrenador, quien prefiere destacar otras circunstancias al margen de la victoria: “Lo más importante es que los chicos se lo pasaron bien, independientemente del resultado. Incluso hubo alguno que cuando terminó el partido, me preguntó si habíamos ganado. Como si no se lo creyeran o como si no se hubieran enterado. Cuando perdemos por mucha diferencia de goles, ellos no suelen llevar la cuenta. Con esto quiero decir que a veces no son muy conscientes de lo que significa ganar o perder”.

A pesar de ser defensor de la filosofía de que el resultado no es lo más importante, lema de cabecera de la EDM, Fran reconoce que no es lo mismo irse a casa con un saco de goles en el morral que irse a celebrarlo al Burguer por haber salido victorioso: “Lo importante es que se lo pasan bien. Han adquirido un ritmo que repiten todas las semanas con el que disfrutan: Llegamos al campo, calentamos juntos, saludan al contrario, jugamos, saludamos desde el césped y nos vamos. Todo lo tienen muy establecido, Aunque hay que reconocer que el día que ganan sus caras muestran mucha más felicidad. Tras el partido cantaban la de “¡Campeones! ¡Campeones! oé oé oé!”, y repetían: “Ya no somos últimos”.

“Los padres, los que más sufren”

El técnico define a su equipo: ” Es un grupo formado por chicos que juegan su primer año en competición, y algunos son nuevos en la Escuela. Es la segunda vez que ganan en su vida un partido de liga, por eso estaban muy contentos. Y sobre todo los padres, que son los que más sufren. Cuando acabó el partido, me felicitaron y me dijeron que a ver si servía para animar a los chicos y sacar algún punto más. Pero la mayoría de los equipos rivales están compuestos por chicos más mayores y son muy superiores.Va a ser muy complicado sumar más puntos. Lo más importante es que mejoren, y lo están haciendo. Se nota mucho la mejoría desde que empezaron la temporada, tanto a nivel individual como colectivo. Cada vez se portan mejor y entena mejor. Al principio tenía que intentar que fueran a por el balón, pues se quedaban parados, les daba corte y no sabían qué hacer. Pero poco a poco ya todos van a por el balón y conseguimos que se separen. Es complejo de enseñar, pero van aprendiendo cosas nuevas.

Pero como los protagonistas de la hazaña son los jugadores, vamos a darles voz:

DSC_0030.JPG Joel Bouffar Martín

Madrileño de 6 años; estudia en el colegio Nuestra Señora de Moratalaz; seguidor del Atlético de Madrid y llegó la temporada pasada a la EDM.

“Estoy muy contento de estar aquí porque tengo muchos amigos y me gusta venir a entrenar. Juego de portero y me encanta jugar en este puesto. Lo que más me gusta del fútbol es meter goles. Estaba muy contento por ganar mi segundo partido. Cuando terminó, me abracé a mis compañeros. Ahora sé que vamos a ganar más partidos, pero no sé cuantos. El otro día ganamos porque nos pasamos mucho y bien la pelota e hicimos caso al entrenador. Me gustaría jugar en la Escuela hasta llegar al equipo de los mayores.

 

DSC_0045.JPG Ángel Miguel López Esteban

Madrileño de 7 años; estudia en el colegio Nuestra Señora de Moratalaz; es seguidor del Atlético de Madrid y cumple su tercera temporada en la Escuela.

“Me gusta mucho venir a jugar al Morata, porque el entrenador nos pone cosas guays. Juego de defensa pero lo que mas me gusta es ser portero. He metido dos goles. Cuando los metí, me tiré de rodillas. Me hizo mucha ilusión ganar el último partido. Ahora vengo más contento a entrenar y tengo más ganas de venir. Vamos a ganar muchísimos más partidos. Hicimos caso al entrenador y por eso ganamos.
A mí me decía que me adelantara, y al final me puso de portero. Me gustaría estar en la Escuela hasta jugar en el último de los equipos”.

 

DSC_0054.JPG Andrés Lechuga Martos

Madrileño de 6 años; estudia en el colegio Nuestra Señora de Loreto; sus equipos preferidos son el Real Madrid y España, y llegó el año pasado a la EDM.

“Estoy muy contento de estar aquí. El ejercicio que más me gusta entrenar es el buldog. Me lo paso muy bien jugando con mis amigos, sorbe todo con Raúl, que es un pieza. Juego en la derecha y en la izquierda, pero me gusta más hacerlo en la derecha. Es más divertido. No he metido ningún gol, Solo ha marcado Luis. Cuando ganamos el otro día me puse muy alegre y contento. Lo celebré dando la mano a los contrarios y aplaudiendo a los padres. Estaba más alegre que cuando pierdo. Nos abrazamos, Seguro que vamos a ganar más partidos. Ahora vamos los penúltimos, que bien que no somos los últimos. Jugamos mejor porque tuvimos más puntería y metimos goles. Me gustaría jugar algún día con el equipo de los mayores”.

 

DSC_0060.JPGJavier Vereda Rodríguez

Madrileño de 7 años; estudia en el colegio la Sagrada Familia; es aficionado del Real Madrid y llegó el año pasado a la Escuela.

 

“Me gusta venir a entrenar porque aprendo cosa nuevas de fútbol y juego con mis amigos. Prefiero jugar de delantero centro, pero me ponen de defensa, que me gusta menos. El ejercicio con el que mejor me lo paso es el buldog. Al ganar al Juvetud Madrid sentí mucha alegría.En el campo me abracé con mis compañeros y luego fui al Burger a celebrarlo con mis padres. Creo que vamos a ganar algún partido más. En este encuentro ganamos porque dimos muchos pases y avanzamos para adelante por los lados. Me gustaría jugar aquí con el equipo de los más mayores”.

 

DSC_0066.JPG Raúl Blanco Varea

Madrileño de 6 años; estudia en el colegio Gredos San Diego Moratalaz; es seguidor del Real Madrid y esta es su tercera temporada en la Escuela.

“Lo que más me gusta del fútbol es dar pases y marcar goles. Y de los entrenamientos, lo que má sme gusta es el tulipán, un juego en el que uno tiene que pillar a otro y cuando le pilla, hay que pasar por debajo. Juego en la banda izquierda y me gusta ese puesto. No he metido ningún gol. El último partido no pude jugar porque estaba malito, pero si jugué el día que ganamos el primer partido. Es distinto cuando ganas, prefiero ganar, pero lo importante es jugar. Vamos a ganar más partidos. Me gustaría llegar a jugar con los mayores”.

 

DSC_0075.JPG Jorge Macías Fernández

Madrileño de 6 años, estudia en el colegio Sagrada Familia; su equipo preferido es el Atlético de Madrid y lleva tres temporadas en la Escuela.

“Estoy muy contento viniendo a jugar a la Escuela. Lo que más me gusta es que me divierto mucho entrenando. El buldog es el ejercicio con el que mejor me lo paso. Juego en la banda y me gustaría jugar de delantero para meter muchos goles. No he metido ninguno en los partidos, aunque en el último partido marcamos el tanto de la victoria porque me hicieron un penalti. Corrimos mucho y la pasmaos muy bien, por eso ganamos. Sí, podemos vencer en más partid. Me gustaría jugar aquí hasta llegar a los aficionados”.

 

DSC_0081.JPG Íñigo Gorrichategui

Bilbaíno de 6 años; estudia en el colegio Inmaculada Concepción; es seguidor del Athletic de Bilbao y de la selección española, y es su primera temporada en la Escuela”.

“Me gusta mucho venir a jugar con el  Moratalaz.  Lo que más me gusta es jugar partidos. Juego de defensa, pero preferiría ser portero. He jugado dos partidos de portero, pero ha sido peor que de defensa, pero lo importante es que tenemos que disfrutar. No he metido ningún gol, es difícil siendo defensa. En el último partido sentí una alegría especial y cuando ganamos, todos nuestros padres se pusieron muy contentos. Cuando metimos el gol, el portero y Luis se abrazaron Yo no me abracé porque corrían mucho. Vamos a ganar más partidos. Cada día juego mejor, El buldog es el ejercicio que más me gusta. Quiero llegar a jugar con los juveniles”.

 

DSC_0088.JPG Luis Herrero Riolobos

Madrileño de 6 años; estudia en el colegio Gredos San Diego Moratalaz; es aficionado del Atlético de Madrid y llegó el año pasado a la Escuela

“Estoy muy contento de venir aquí. Lo que más me gusta son los partidos. Juego delante a la derecha, aunque lo que realmente me gusta más es ser centrocampista. En el primer partido que gnaamos logré el gol, y en el partido contra el Juventud Madrid también marqué los dos goles, y cuando lo hice sentí mucha alegría. Mi compañeros me abrazaron. Fui a celebrarlo al Burger con mis padres. Prefiero jugar un partido a verlo por la televisión. Me gusta ser delantero centro, pero un poco a la derecha. Vamos a ganar más partidos. Cada vez jugamos mejor, estamos aprendiendo mucho en los entrenamientos. Ganamos porque he aprendido a regatear mejor. Regateé a cuatro y tiré por arriba y el portero no llegó, pues se lo colé por la escuadra. Me gustaría jugar aquí hasta llegar a los Aficionados”.

 

DSC_0097.JPG Iván Fernández

De seis años de edad y alumno del colegio Gredos San Diego Moratalaz; es aficionado del  Atlético de Madrid y llegó la temporada pasada a la Escuela.

“Me encanta jugar al fútbol, lo que más me gusta es meter goles y ganar. El ejercicio con el que mejor me lo paso es con el pilla-pilla, y jugar partidos. Juego de delantero y es el sitio que más me gusta. Meter goles es lo mejor, pero es lo más difícil. El día que ganamos estaba muy contento. Me abracé con los compañeros y con mis padres, que me dijeron que muy bien por ganar. Sí, vamos a ganar más partidos, siete más. Ganamos porque tiré una falta y  porque nos pitaron un penalti a favor y lo marcamos. Jugamos mejor que otros días porque no nos la quitaban, como pasa otras veces, que nos han metido hasta ocho goles. Voy a estar aquí hasta llegar al equipo de los mayores”.

 

DSC_0107.JPGRubén Vega Quecuty

Madrileño de 6 años; alumno del colegio Gredos San Diego Moratalaz; aficionado del Atlético de Madrid y llegó a la Escuela al final de la temporada pasada.

“Soy defensa, pero me gustaría jugar de delantero para marcar goles. Cuando ganamos el segundo partido me puse muy contento. Lo que más me gusta de entrenar es el Buldog y jugar partidos, pero también me gusta verlos. No he metido ningún gol, pero cuando marcó Luis el segundo, nos abrazamos todos. Cuando terminó el partido, Luis, Iván y yo nos fuimos a celebrarlo con nuestros padres al Burguer. Logramos la victoria porque pasamos a los compañeros que estaban solos, y luego metimos goles. Creo que vamos a ganar más partidos, aunque no sé cuantos.Me gustaría jugar en el Morata muchos años”.