Penúltima jornada liguera del Cadete E

Penúltima jornada liguera del Cadete E

Este sábado a las 11:00 horas, el Urbis abrirá sus puertas para acoger el encuentro en el que nuestro Cadete E se medirá al AD Gigantes B en la penúltima jornada liguera. En el choque de la primera mitad de temproada, el partido se fraguó con un reparto de puntos (3-3). Los de Moratalaz, que aparecen tras dos jornadas consecutivas puntuando frente a la Escuela de Fútbol Concepción (1-1) y Escuela Balonmano Villaverde (2-2), lucharán por cerrar la temporada en casa con una victoria.

En la previa, hemos podido hablar con Sergio Fernández, entrenador del Cadete E, el cual nos ha hecho un análisis de la temporada. Ante la pregunta de que si creen que concluirán la temporada con una victoria, el míster afirmó que “Va a ser muy complicado porque, si todo sigue como parece, en ese último partido de liga visitaremos el campo del Villaverde San Andrés, que se estará jugando la Liga contra la Esc. Fut. Concepción. Ellos son un equipo bastante bueno, que aunque hayan empatado varios partidos, aún no han perdido en liga. A nuestro favor está que quizá en el partido que estuvieron más cerca de sumar la primera derrota de la temporada, fue contra nosotros en la ida, donde nos pusimos 3-1 haciendo un partido muy interesante, pero se nos escapó en el descuento y consiguieron empatarnos a tres. Sé el equipo que tenemos, y sé de lo que somos capaces, si estamos todos concentrados, y nos exigimos nosotros mismos, creo que seremos capaces de competir de nuevo contra ellos.”

En esta segunda vuelta se está viendo que estamos compitiendo mucho mejor, y que somos capaces de sacar resultados a priori sorprendentes como el empate de la semana pasada contra el segundo clasificado en su campo.

Además, de la temporada, Sergio destacaría “La progresión en el juego del equipo, y la progresión personal de algunos jugadores. Como conjunto empezamos siendo un equipo bastante plano, sin ideas claras y por momentos confundiendo situaciones. Las tomas de decisión por lo general no eran acertadas por lo que acumulábamos muchos fallos, más allá de los errores en las ejecuciones técnicas, al no identificar correctamente las situaciones, nos llevaba a tomar decisiones que no eran las más adecuadas, lo que nos hacía ser un equipos débil. No éramos capaces de desarrollar el estilo combinativo que se promueve en la escuela, y al no tener claros los movimientos para el juego directo, solíamos perder el balón con bastante facilidad. Estas pérdidas en situaciones desfavorables, sumado a que somos un equipos de primer año, y no precisamente fuertes físicamente, nos llevaba a pasar muchos apuros defensivos, siendo cierto que no encajábamos muchos goles, pero tampoco eramos capaces de generar situaciones de peligro.” También, el entrenador destacó que “A medida que fueron pasando las sesiones de entrenamiento parece que el equipo comenzó a tomar una identidad algo más marcada, y quizá por diciembre o enero comenzamos a competir de mejor manera, ya éramos capaces de dominar con balón, comenzaron varios jugadores a dar un paso al frente con una progresión tremenda. Al final, considero que tenemos equipo para estar algo más arriba de dónde nos encontramos, pero tras 20-22 fechas, estamos donde merecemos, aun siendo capaces de ser dominadores del juego en diferentes tramos del partido, el que se juega en las áreas no lo logramos ganar, y no tenemos contundencia. Nos sigue costando hacer goles, y en defensa, aún dando menos sensación de peligro, nos siguen haciendo algunos goles evitables.”

Finalmente, el míster no comentó que “Los chicos afrontan este partido con muchas ganas. Creo que es la semana que más concentrados y unidos veo al grupo, escucho “esta semana tenemos que ganar” o frases de ese tipo, de manera mucho más frecuente que en semanas anteriores. También es normal, venimos de hacer un buen partido contra la Conce, que se están jugando la liga, y ese golpe de autoestima se nota en el vestuario. Cuando hay una victoria, o un empate con sabor a victoria como en este caso, el vestuario parece otro. Ya pudimos ganar al Gigantes en el partido de ida con una actuación tremenda de todos los jugadores, nos fuimos 2-0 perdiendo al descanso con dos llegadas del rival, y varias nuestras, y el mensaje en el descanso fue claro “seguid haciendo lo que estamos haciendo, este partido nos lo llevamos”, y poco faltó, nos pusimos 2-1. En un contraataque nos hicieron el 3-1, y al final del partido metimos el 3-2 y el 3-3 teniendo alguna situación clara para llevarnos los 3ptos.
También, añadió que “Creo que el partido lo vamos a afrontar de la mejora manera posible, siendo nosotros mismos, y sin perder la calma se ponga como se ponga el partido. Ellos saben de lo que son capaces, y son conocedores de todas las posibles soluciones que han ido descubriendo este año a cada situación. Confío en que vamos a salir desde el primer minuto a mandar en el partido, enviando un mensaje claro al rival de que si quieren llevarse algún punto, van a tener que competir muy bien porque este partido es importante para nosotros. Una victoria nos daría una tranquilidad merecida por fin, y sin duda, siendo el último partido del año en casa, poder cerrar el año con tres puntos.”

¿Qué mejor plan para una mañana de sábado? Todos a disfrutar del buen tiempo y a animar al Cadete E para que los tres puntos no salgan de Morataz.