Pablo Martínez: “Si no hubiera estado en la EDM nada habría sido igual”

Pablo Martínez: “Si no hubiera estado en la EDM nada habría sido igual”

Lo que todos esperábamos llegó. ¡Un jugador formado en la EDM ha debutado en Segunda División! Pablo Martínez formó parte de la escuela desde la Categoría Benjamín hasta Juvenil de segundo año. El pasado 17 de febrero, saltó al campo con el AD Alcorcón frente al CD Tenerife. Tras este momento inolvidable, hemos podido hablar con él para que nos cuente cómo ha sido su vida futbolística durante su etapa en la escuela y cómo vivió el momento de su debut:

 

¿Cómo ha sido tu trayectoria en la EDM?

Ha sido muy buena. Creo que no he podido tener mejor trayectoria dentro de la escuela. Después de nueve años, considero que esta es mi casa porque tanto con los jugadores como con los entrenadores, el trato ha sido magnífico. Siempre he dicho que allá donde vaya, tengo que agradecerle a la Escuela Deportiva Moratalaz todo lo que han hecho por mí y como me han dado todas las facilidades del mundo.

 

¿Qué recuerdas de tus inicios en la escuela?

Recuerdo que, los primeros años, jugábamos Fútbol 7 en el Lili Álvarez y ya desde chiquitito veníamos todos con mucha ilusión a entrenar y a jugar los partidos, esos eran los mejores días de la semana. Aquí he aprendido muchísimo porque hay muy buena gente y me han enseñado mucho.

Pablo EDM 3

 

Y todo aquello que has aprendido en la escuela, ¿ha sido positivo para ti para llegar hasta donde estás ahora?

Yo creo que, si no hubiese estado en la EDM, nada habría sido igual. Esta escuela ha sido una parte fundamental para mí por todo lo que enseñan como, por ejemplo, conceptos que en otro lado si no los tienes, te dicen que no vales para este mundo. Eso ha sido muy importante para mí.

 

“Allá donde vaya tengo que agradecerle a la Escuela Deportiva Moratalaz todo lo que ha hecho por mí”

 

Y desde Benjamín hasta el segundo año de Juvenil, ¿cuáles son los momentos con los que te quedarías?

Pues si tuviera que elegir, me quedaría con los dos años que ganamos la Liga con Germán como míster. Esa fue una etapa increíble. A todo el mundo nos gusta ganar y, si es un campeonato liguero, más aún. También, me quedarían con algún que otro ascenso. Pero, sobre todo, que todos los años en la escuela han sido muy buenos, todo y cada uno de ellos he aprendido mucho. Esto no es solo un año y ya está todo hecho, sino que hay que trabajar mucho todos los días para llegar a lo más alto.

 

¿Qué valores has aprendido dentro de la escuela tanto en el ámbito personal como en el futbolístico?

Lo fundamental que he aprendido es que la EDM es una familia. Yo venía a aquí a divertirme y a competir, pero, al que tienes al lado, más que un compañero es un amigo. Aunque ahora ya no sea como antes, este valor me lo he quedado. En lo futbolístico, destacaría la seriedad, el orden y la disciplina tanto técnica como educativamente a la hora de competir.

Pablo EDM 5

 

¿Tienes un recuerdo especial de algún entrenador de la EDM?

Siempre me quedaré con Alfonso Belenguer, que me entrenó dos años y creo que es con el míster que más he aprendido y crecido. Alfonso ama este deporte y en todo momento nos lo quería transmitir a nosotros. Nos decía que, si queríamos llegar lejos dentro del fútbol, teníamos que trabajar duro y no relajarnos nunca y, eso, se quedó dentro de mí. Es una de las grandes personas que me llevo de la escuela y de este deporte.

 

“Esta escuela ha sido una parte fundamental para mí por todo lo que me han enseñado”

 

¿Cómo fue ese momento en el que abandonaste la EDM?

Fue un momento agridulce. Estábamos consiguiendo muy buenos resultados ese año en la Categoría Nacional Juvenil e íbamos muy bien, pero a mí me llegó la oportunidad de irme a un equipo que estaba en División de Honor y tenía que dar ese salto. Y como he dicho antes, tengo que agradecerle a la escuela que, desde el primer momento que yo propuse mi marcha del equipo, me tendieran la mano y me ayudaran a que pudiera irme. No me pusieron ningún problema y gracias a ellos llegó el momento de seguir creciendo. Sin ellos, no habría llegado a debutar en Segunda División.

Pablo EDM 1

 

¿Qué imagen crees que tiene la escuela desde fuera?

La gente siempre habla de equipos grandes como el Rayo Vallecano, el Getafe… Pero cuando me preguntaron que de dónde venía y yo contesté de la Escuela Deportiva Moratalaz, me dijeron que es muy buena escuela. Yo creo que es de las mejores que hay en todo Madrid porque de aquí han salido jugadores que han estado muchos años en Segunda División B y Tercera. En esta escuela se han formado jugadorazos y para mí es un orgullo haber crecido aquí.

 

¿Cómo has ido evolucionando en el AD Alcorcón?

Mi primer año fue complicado. El cambio de la Categoría Nacional Juvenil a División de Honor es un salto muy grande. El año pasado también fue duro. Estuve la temporada completa y descendimos de categoría. Esta campaña no comenzó de la mejor manera posible porque no tenía minutos, no entraba en la dinámica de los 16 convocados, pero poco a poco, el entrenador fue confiando en mí. Me dijo que tenía todo para llegar muy lejos en el fútbol. Gracias a esa motivación que me dio Diego Montoya, estoy donde estoy.

 

“En la EDM se han formado jugadorazos y para mí es un orgullo haber crecido aquí”

 

¿Cómo te surge la oportunidad de jugar con el primer equipo?

Estaba realizando buenos partidos y en el primer equipo suelen tirar de aquellos jugadores que mejor están. Una noche, recibí un mensaje y me dijeron que al día siguiente por la mañana entrenada con ellos. En ese momento, sentí muchísima ilusión y me dije a mi mismo que no podía desaprovechar esta oportunidad. Estuve entrenando con ellos más o menos un mes y al fin llegó el día en el que Julio Velázquez convocó para el partido del fin de semana. Ese sábado en el estadio, tenía muchísimos nervios, pero si quería llegar ahí tenía que sufrirlos y, en el minuto 70, el míster me llamó y me dijo que me tranquilizara. Esos 20 minutos en el terreno de juego fueron los mejores de toda mi vida.

Fuente: AD Alcorcón

Fuente: AD Alcorcón

 

Cuéntanos que emociones y experiencias sentiste en el campo durante tu debut

Se me pasó todo por la cabeza. Empecé a recordar todo lo que he luchado para estar ahí porque a fin de acabo ese era mi sueño y me acordé mucho de mi familia, que siempre han estado conmigo. Una vez que estaba dentro del terreno de juego, se me olvidó todo y solo me centré en el balón y en los compañeros. Pensé que tenía que hacerlo lo mejor posible y que no debía tener nervios. Si quería estar ahí arriba con ellos, tenía que estar muy concentrado y competir en el campo.

 

¿Qué esperas para el futuro?

Espero mantenerme. Lo “fácil” es llegar a debutar, pero lo más complicado viene ahora. Tengo que seguir donde estoy e intentar ir más allá, mantenerme 10 o 12 años, lo que mi carrera profesional dure y ojalá pueda ser así.

 

Desde la Escuela Deportiva Moratalaz, estamos muy orgullosos de que Pablo haya llegado a debutar en Segunda División y confiamos en que consiga todo aquello que se proponga. Le deseamos toda la suerte del mundo para que siga creciendo tanto en el entorno futbolístico como personal y estamos seguros de que esto es solo el comienzo.