Marcos: “Hay que luchar y sacrificarse día a día para salir de la lesión”

Marcos: “Hay que luchar y sacrificarse día a día para salir de la lesión”

Charlamos con el jugador del Cadete B, Marcos, que reapareció tras su lesión hace apenas una semana después de estar alejado de los terrenos de juego durante casi 9 meses.

El mal endémico de cualquier futbolista son las lesiones. Da igual el nivel, la categoría, el equipo o la Liga en la que juegues. No hay peor noticia para cualquier deportista que caer lesionado. No obstante, la actitud a la hora de afrontar dicha lesión juega un papel fundamental en el proceso de recuperación y Marcos da buena prueba de ello. 

Le preguntamos por la felicidad en su regreso al césped y cuánto tiempo estuvo parado y qué lesión de rodilla exactamente tuvo: “Sí, estoy encantado de volver a pisar el césped. Han sido casi nueve meses eternos entre la lesión y alguna pequeña recaída. Fue una luxación de la rótula y luego un pequeño esguince del ligamento lateral interno de la misma rodilla, la izquierda”.

Nos cuenta también dónde y cómo se produjo, el propio Marcos relata que “fue en el “antiguo” urbis, aún con el césped sin cambiar”. En ese momento estaban “jugando un partido amistoso contra el cadete A”. Y señala con detalle: “Era ya a final de temporada, el jueves día 2 de junio y tuve suerte de que el fisio Carlos estaba allí y me la colocara en el momento. Fran, Hugo y Joaquín, los entrenadores presentes, me llevaron rápidamente al coche para poder llegar a urgencias a tiempo”.

“Gracias a la ayuda de los recuperadores Tores, Miguel y David, y también a mi familia y mis compañeros conseguí recuperarme y volver con el equipo”.

Preguntado por cómo ha sido su proceso de recuperación nos cuenta: “Primero, estuve escayolado dos semanas, y tras ello pasé unos tres meses yendo al fisio y al gimnasio a diario. Después, tratar el esguince fue más corto”. Y apunta también como puntos clave y mayores apoyos desde entonces “a la ayuda de los recuperadores Tores, Miguel y David, que no me dejaban ni respirar, y también a mi familia y mis compañeros conseguí recuperarme y volver con el equipo”.

Para un jugador como tú, donde los goles son importantes, marcar hace unos días prácticamente después de tu vuelta al césped, es importante para seguir ganando confianza: “Por supuesto, era mi tercer partido, y metí un gol importante para mí que me ayuda a seguir adelante y a disfrutar jugando al fútbol”.

“Era mi tercer partido, y metí un gol importante para mí que me ayuda a seguir adelante y a disfrutar jugando al fútbol”.

Después de volver el pasado fin de semana contra el Vallecas y encima con victoria del Cadete B por 2-1, resalta entre risas que al principio sus compañeros le vacilaban pero sobre todo le animaron mucho desde la vuelta a los entrenamientos: “Quieras que no eso te hace saber que formas parte del equipo. También mi míster Chuky me ha estado motivando en mi recuperación y además, contando conmigo para echar una mano al equipo desde el banquillo”, reconoce el atacante de la EDM. Ya en clave grupal, le preguntamos por el colectivo y su objetivo de cara a esta temporada: “Lo principal es mantener el equipo en preferente. Si se puede mirar hacia arriba se intentará, pero en una categoría como ésta es muy difícil. En lo personal, aportaré experiencia, esfuerzo, actitud, trabajo en equipo y si es posible algún que otro gol”.

Por último, nos cuenta qué le diría a algún jugador que pase por lo mismo que él: “Le diría que no ha sido fácil, y hay momentos duros, pero si lucha y se sacrifica día a día por recuperarse y las personas que están a su lado le apoyan, seguro que podrá conseguirlo”.

Marcos quiso finalizar la entrevista enviando un mensaje personal de agradecimiento:

Aprovecho la ocasión para agradecer también el interés tanto de la directiva, entrenadores, padres y compañeros, que se han preocupado informándose de mi estado.   

¡AUPA MORATA!