Los preparadores de la Escuela se reúnen en una jornada técnica para informarse de las novedades de la temporada

Los preparadores de la Escuela se reúnen en una jornada técnica para informarse de las novedades de la temporada

“Un entrenador de la EDM no puede decir ‘mi equipo’ o ‘mis jugadores’, porque todos ellos son de la Escuela”

En el encuentro, los responsables explicaron los cambios que se han producido en el funcionamiento y en la tecnología que se usa, y recordaron a los técnicos las líneas de trabajo y algunas máximas en el comportamiento que se debe tener en esta organización

  • Cada vez se produce menos rotación de entrenadores, lo que se entiende como un éxito

  • Si un jugador que se fue de la Escuela quiere volver, la decisión final la tiene que tomar la directiva

  • Cuando un familiar solicita explicaciones deportivas al preparador, este le tiene que remitir al coordinador del área

  • Los técnicos de las categorías inferiores no pueden irse del Lili hasta que haya venido el último padre a recoger a su hijo

  • Todos los equipos tendrán una o dos sesiones de preparación física, y los más pequeños trabajarán la coordinación

Reunión de entrenadores en la EDM

Casi todos los técnicos de la EDM acudieron a la jornada técnica.

Alejandro Posilio

“Un entrenador de la Escuela Deportiva Moratalaz no puede decir ‘mi equipo’ o ‘mis jugadores’, porque todos ellos son de la Escuela”.  Este fue uno de los numerosos principios y líneas de actuación que recibieron los entrenadores de la EDM en la jornada técnica que se celebró el pasado domingo en las instalaciones de La Dehesa. Durante cuatro horas y media, casi la práctica totalidad de primeros y segundos entrenadores, coordinadores y responsables técnicos de la ED Moratalaz se reunieron para conocer las novedades de cara a la próxima temporada, asimilar las líneas de trabajo que se van a desarrollar este curso y recordar algunos de los principios y actuaciones que deben seguir los miembros de esta organización.

Fueron numerosos los temas tratados en esta interesante reunión, y varios los llamativos debates que se plantearon gracias a la sinceridad y profesionalidad de los allí presentes. Pero entre ellos cabe destacar el abierto por el director deportivo,  Jesús Gutiérrez, a la hora de iniciar la fase de recordatorios. Guti fue muy claro: “Para desarrollar el sentimiento de pertenencia a la Escuela, un entrenador de la EDM no puede decir ‘mi equipo’ o ‘mis jugadores’, porque no lo son; son equipos y jugadores de la Escuela. Ellos no son vuestros jugadores, pero vosotros sí sois sus entrenadores”. Varios de los técnicos respondieron que cuando se afirma eso, sus palabras no tienen un sentido de posesión, sino que obedece más a una forma de hablar para que todo el mundo lo entienda. A lo que Guti replicó que todos tienen que hacer un esfuerzo por cambiar esas expresiones.

Sentimiento de pertenencia

En otro momento de la jornada técnica, y en referencia a este sentimiento de pertenencia a la EDM, el director deportivo destacó que cada temporada son más los entrenadores que continúan en la Escuela y menos las rotaciones que se llevan a cabo. Esta temporada solo hay dos técnicos nuevos que llegan de fuera, Antonio Caballero y Alberto Cagigal, y otros tres que el año pasado ejercían de segundos entrenadores, y el actual serán primeros responsables: Álvaro del Rosario, Adrián Gil y Alejandro Hernández. “Esto es un claro signo de que los entrenadores quieren seguir aquí. Es muy importante para los responsables de esta Escuela que los entrenadores quieran quedarse, que repitan tantos durante varios años. No es algo muy común y os lo queremos agradecer. Se aprecia, se valora y nos tiene que dejar satisfechos”, afirmó el director deportivo.

Vallejo da explicaciones

Vallejo explica a los preparadores las novedades de Futboldata

En esta misma línea, el responsable deportivo de la Escuela enumeró otra serie de disposiciones que son normas en la EDM y que refuerzan el sentimiento de pertenencia a la misma. Así, insistió en que los equipos deben retirarse unidos a los vestuarios, tanto en el descanso como al final del partido; que todos tienen que celebrar la consecución de un gol, incluido el autor de tanto, que tiene que hacerlo con sus compañeros y no con la grada. Asimismo, en el banquillo todos los miembros deben estar uniformados, y que solo uno de los entrenadores debe estar de pie.

Dentro de la etapa de recordatorios, y cuando se estaba debatiendo sobre los posibles fichajes de jugadores interesantes de otros clubes, el director general, Jorge Vallejo, se mostró contundente: “Para fichar a un jugador de fuera, tiene que ser claramente mejor que lo que hay en la Escuela. Si no es así, no se ficha”. De paso, recordó el protocolo que se debe seguir para llevar a cabo una incorporación del exterior. Si se ha visto algún jugador interesante, se traslada un informe al coordinador de área, para que este lo ratifique, si procede, y lo comunique al director deportivo y al director general, que serán los encargados de negociar el traspaso. Sobre este asunto, Vallejo añadió: “Tiene que quedar claro que si un jugador que se ha ido de la Escuela quiere volver, su incorporación tiene que ser aprobada por la directiva”.

Jugadores polémicos

Aunque el debate más encendido se produjo cuando se trató el tema de cómo tratar a los pocos jugadores polémicos y con peor comportamiento que hay en la Escuela, quedando claro que son los máximos responsables de la EDM los que tienen la última palabra a la hora de tomar las decisiones sobre este asunto. Por el contrario, la aceptación fue casi unánime cuando se repasaron las sanciones que recibe un entrenador de la EDM cuando resulta expulsado en un partido: cinco euros por expulsión y diez por cada partido de sanción, cantidad que se duplica si es expulsado por segunda vez y se triplica si le sacan tarjeta roja una tercera vez. “Si un entrenador fuera expulsado tres veces en una temporada, lo lógico es que fuera echado de la Escuela, pues su actuación no se correspondería con lo que se busca en ella. Hemos repetido muchas veces que, además de entrenadores, somos educadores. Y tantas expulsiones no serían un buen ejemplo para los chicos”.

Menos polémica produjo la atención a los padres de los jugadores, pues está bastante claro que si la solicitud es respetuosa y la solución está en manos del entrenador, se debe dar respuesta de la misma manera. En caso de que la solicitud del familiar haga referencia a explicaciones deportivas, el preparador debe remitirle al coordinador del área, así como cuando el padre o la madre se excede en las formas.

Guti en la reunión

Guti recordó las normas que rigen la Escuela.

Otros recordatorios que los técnicos no cuestionaron fueron las obligaciones de llegar veinte minutos antes a los entrenamientos y ser los últimos a la hora de marcharse, tras haber revisado cómo dejaron los jugadores el vestuario, una vez que estos lo hayan abandonado, y comprobar que han llegado todos los padres. Asimismo, se aclaró que en caso de ausencia a un partido, se le restará la parte proporcional de los ingresos y se le abonará al sustituto.

Con ánimo de mejorar el rendimiento de todos los miembros de la Escuela, Guti informó de que a partir de esta temporada los coordinadores se reunirán cada dos meses individualmente con cada técnico, para tratar dudas, inquietudes o diferentes cuestiones que se puedan plantear, así como trasladarle aspectos en los que debe mejorar. De cada una de estas reuniones, el coordinador se encargará de hacer un informe, que trasladará a los responsables deportivo y general de la EDM, para que estos estén al tanto de la situación. El director deportivo también anunció que tanto él como Jorge Vallejo visitarán cada cierto tiempo a todos y cada uno de los equipos durante los entrenamientos.

Durante la jornada técnica fueron muchos los temas que se trataron. A continuación figura un resumen de los más importantes.

Preparación Física

Todos los equipos tendrán una o dos sesiones semanales

La novedad es que Juanjo Martínez se hará cargo de coordinar la preparación física de los equipos de iniciación, actividad que antes realizaba cada preparador individualmente. Según explicó este, cada escuadra tendrá una sesión a la semana de un máximo de 15 o 20 minutos de duración, antes o después de los entrenamientos. Se trabajará la coordinación en todas sus manifestaciones, con una adecuada carga de trabajo a la fase de crecimiento en la que se encuentran los chicos. “Una mejor coordinación produce una mejoría técnica, disminuye el gasto físico, mejora la condición física y la concentración”, afirmó Juanjo.

DArdo llevará la preparación física

Dardo seguirá siendo el responsable de la preparación física de los equipos de las etapas de desarrollo y rendimiento

Los equipos de la fase de desarrollo (alevines, infantiles y cadetes), llevarán a cabo una sesión semanal de preparación física de 30 minutos, antes o después de los partidos, salvo el cadete A, que realizará dos, al igual que los equipos de la etapa de rendimiento (juveniles y aficionados), que protagonizarán dos sesiones de 30 minutos semanales, excepto los juveniles D y E, que ejecutarán una, porque se entiende que su objetivo debe ser mejorar sobretodo sus habilidades técnicas, que no las físicas.

A cargo de estas etapas seguirá Dardo Rubina, ayudado esta campaña por Antonio Caballero. El primero aseguró que “el objetivo esta temporada es que todos los entrenadores hablen el mismo idioma técnico respecto a la preparación física, respetando las fases biológicas de crecimientos de los chicos y sin cansar a los jugadores, a no ser que se vaya a obtener un claro beneficio. La preparación física también está basada en los conceptos de esta Escuela”. Y añadió: “Hay gente que afirma que nuestros equipos no llegan bien físicamente al final de los partidos.  Y yo les respondo que nosotros le dedicamos más tiempo a aprender a pasarse bien la pelota, que en este deporte es lo más importante”.

Previsión de lesiones

Los recuperadores se encargan de dar el alta a los lesionados

Los equipos cadetes, juveniles y aficionados realizarán una sesión semanas de 30 minutos de ejercicios para prevenir lesiones. Esta faceta del entrenamiento ya se inició la temporada pasada y se considera que ha resultado muy positiva. Todavía se desconoce si Rodrigo Pastrano continuará al mando de esta sección, pero pueda o no ejercer este cargo, en ella estarán Juanjo Martínez y Tores, que serán los responsables de estas sesiones, salvo que la carga de trabajo con los lesionados se lo impida, momento en el que las llevarán a cabo los preparadores físicos.

Juanjo Martínez llevará a los pequeños

Juanjo Martínez también será uno de los recuperadores.

Cuando se produzca alguna lesión, el jugador deberá acudir al médico o al fisioterapeuta, para que ofrezcan un diagnóstico. El futbolista se lo debe comunicar a su entrenador, quien se lo indicará al coordinador y a los recuperadores, para que estos últimos lleven a cabo su misión y decidan cuándo está preparado para regresar a los entrenamientos.

Se recordó a todos que en caso de una lesión grave durante un partido, el afectado debe ser trasladado al Hospital Nuestra Señora de América, ubicado en la calle Arturo Soria 105, donde es necesario presentar la ficha del jugador. Si el percance se produce en un entrenamiento antes de las ocho de la tarde, es necesario solicitar en las oficinas del club un documento que hay que presentar en la clínica de la Mutualidad Deportiva, sita en la calle Cardenal Cisneros. Si se produce después, hay que trasladarlo al Hospital antes mencionado. Si se lleva al lesionado a un hospital público, la Seguridad Social pasará el coste de la atención al afectado. Si fuera necesario el traslado en ambulancia, los entrenadores conocen el servicio privado al que hay que llamar, pues si se reclama al 112, también cobrarán el coste al afectado.

Cohesión de grupos

El psicólogo aleccionará a los técnicos sobre el trato con los jugadores 

El psicólogo de la Escuela, Carlos Cáceres, anunció que ofrecerá unas charlas a los entrenadores sobre distintas materias de su competencia, para enseñarles el uso de una serie de estrategias para optimizar la cohesión de grupos, tratar con el capitán y los líderes del equipo y definir objetivos, entre otras. Cáceres resaltó que “es importante que el capitán del equipo sea elegido por sus compañeros, puesto que si la elección la hace el entrenador y el elegido no está bien valorado por sus compañeros, puede ser perjudicial”.

El psicólogo, en acción

Carlos Cáceres impartirá charlas para formar a los entrenadores.

Este profesional también le dio importancia al trato con los jugadores suplentes, con los que hay que tener una especial atención para explicarles su situación y qué tienen que hacer para intentar llegar a ser titulares. “Hay que dejarles muy claro lo que se les pide, y luego ser justos si lo logran”, precisó. También habló sobre las normas internas que pone cada entrenador a sus chicos, “tienen que estar bien definidas desde el principio de temporada, ser claras y que se puedan cumplir. Y, dependiendo de las edades, pedirles opinión para que las acepten más fácilmente”. En caso de incumplimiento, la Escuela no permite que las sanciones sean económicas.

Finalmente, el psicólogo insistió en que en caso de que se produzcan conflictos, es necesario afrontarlos con ánimo de solucionarlos y no dejar que se enquisten, así como intentar integrar a aquellos jugadores que tienen dificultades para conectar con la dinámica del grupo. Para evitar esto, es adecuado reforzar los comportamientos corporativos, como la organización de alguna salida conjunta.

Entrenamientos compartidos

Algunos viernes coincidrán 3 equipos entrenando en un campo

Como se ha intentado que todos los equipos de la etapa de desarrollo y rendimiento entrenen tres días a la semana, tres viernes de cada mes coincidirán tres equipos en las instalaciones del Lili Álvarez en la misma hora de entrenamiento. Además, si la Escuela es elegida como sede federativa para la disputa de las competiciones de las categorías inferiores, los entrenamientos compartidos afectarán los viernes a todos los equipos.

Compartir el campo

Algunos viernes, tres equipos tendrán que compartir un campo.

Por esta razón, se han desarrollado un protocolo de funcionamiento que divide el campo de juego en tres zonas de trabajo, una abarca la mitad y la otra mitad se divide en dos partes. Se han diseñado una serie de ejercicios para que se lleven a cabo en cada uno de los distintos espacios, en los que se ejercitarán durante 20 minutos, e irán rotando. Cada día, el entrenador de uno de los equipos diseñará la sesión y la compartirá con sus compañeros. “Por eso es necesario que los técnicos acudan al entrenamiento con el tiempo necesario para preparar la sesión. Luego, los cambios de zona de trabajo se deben realizar con la máxima rapidez para no perder tiempo”, aclaró Jesús Gutiérrez.

En caso de que los equipos de la etapa de desarrollo e iniciación también tengan que verse obligados a estos entrenamientos, habrá más libertad para que los entrenadores preparen sus sesiones de cara al partido del fin de semana. El director general explicó que este no es un invento de la Escuela, puesto que lo pone en práctica el Athletic de Bilbao en su cantera.

Futboldata

Los entrenadores tendrán que puntuar a los jugadores

El sistema informático que se utiliza en la EDM para la gestión de los entrenamientos presenta novedades que se explicaron a los entrenadores.  Ahora, los técnicos están obligados a puntuar a cada jugador del 0 al 10 en cada uno de los partidos, y añadir un comentario de la actuación de cada individuo con lo más destacado. Otra de las novedades es que se podrá agregar a los jugadores invitados de otros equipos de la Escuela, sin que tengan que pasar a formar parte de la plantilla, como ocurría antes. Los entrenadores están obligados a rellenar todos los datos el fin de semana, de tal forma que si algún padre se quejara por alguna causa, los responsables de la Escuela puedan estar enterados. Todos estos cambios, y algunos más, se han realizado por sugerencias de los propios técnicos para hacer más efectivo el programa informático.