Kike, del Juvenil B, se despide de la EDM

Kike, del Juvenil B, se despide de la EDM

Tras seis temporadas, el ya exjugador de la Escuela, se despidió el domingo pasado de sus compañeros.

 

Una persona ejemplar, un jugador de categoría, un compañero dispuesto a cualquier cosa por su equipo, un defensa de bandera… estos son algunos de los credenciales que Kike se ha ganado durante las seis temporadas que ha vestido la elástica de la EDM.

Ha formado parte de la gran generación de jugadores que estuvieron a punto de darnos una alegría histórica, como hubiera sido la consecución de la Gothia Cup la pasada temporada. Son muchos los partidos que Kike ha defendido, con mucho orgullo y gran dedicación, los colores de la Escuela.

Muchos son los kilómetros que ha recorrido, junto con su inseparable padre, Miguel Agenjo, para venir a Moratalaz todos los días a entrenar desde Rivas, donde residen.

Hemos hablado con su compañero de vestuario, Pablo Encabo, que ha coincidido con Kike en las seis temporadas, y estas han sido su palabras sobre su compañero: “Kike es un jugadorazo lo tiene todo: rapidez, contundencia, salida de balón, juego aéreo… todo, pero sobre todo es una gran persona. Llevo con él 6 años y puedo decir que me llevo un gran amigo. Al principio era muy reservado pero estos últimos años ya se soltaba más. Ha sido una lástima esta noticia pero haga lo que haga y vaya donde vaya, le deseo lo mejor a mi amigo“.

Jesús Recio, que formaba parte del cuerpo técnico del equipo de Kike en Infantil A, Cadete A y el comienzo de esta temporada en el Juvenil B, también nos ha dado su opinión sobre Kike: “Yo también era central cuando jugaba y, en casi todo, era completamente distinto a Kike. Honestamente, me hubiera encantado ser tan bueno como él, me parece un fuera de serie. Un central como la copa de un pino, pero, si hablamos de él como persona, nos faltarían adjetivos. Un auténtico fenómeno que se dejó el alma en cada partido y entrenamiento. Se va a hacer raro ver al Juvenil B sin Kike. Un amigo para toda la vida”.

También hemos querido saber lo que su entrenador en las dos últimas temporadas, Hugo Díaz, piensa de él: “¡Es un JU GA DO RA ZO! Es lo primero que te llama la atención cuando le conoces. Pero cuando vas pasando tiempo con él, te das cuenta de lo que vale como persona, del buen chaval que es y sientes que tienes la suerte de tener en tu equipo a un tío increíble. Es un fenómeno dentro y fuera del campo. Espero seguir disfrutando de él aunque no siga en la Escuela y ojalá un día podamos volver a compartir días en un vestuario, momentos únicos en un campo y experiencias inolvidables como lo hemos hecho este tiempo”.

Después de seis temporadas inolvidables, Kike, un poco desmotivado por las lesiones, ha decidido despedirse de la EDM.

Desde la Escuela Deportiva Moratalaz deseamos lo mejor a Kike. Aquí tienes tu casa para siempre amigo.

Kike, del Juvenil B, se despide de la EDM