El Juvenil B inicia el curso con ganas de estar arriba

El Juvenil B inicia el curso con ganas de estar arriba

Hugo Díaz se estrena en la categoría con un plantel al que conoce en su gran mayoría, con la sana intención de competir al máximo y estar siempre entre los primeros clasificados

 A. Posilio

Madrid, 17 de agosto de 2016.- “Espero disfrutar muchísimo, porque he entrenado a casi todos los integrantes del Juvenil B de este año y creo que podemos hacer algo bueno. Es mi primer año en juveniles y quiero disfrutar mucho de la experiencia. Estoy seguro de que vamos a estar arriba, entre los grandes,  pero lo importante es que seamos capaces de competir contra todos nuestros rivales y de aprender todo lo posible”. Estas ilusionantes palabras son de Hugo Díaz, el nuevo entrenador del Juvenil B, equipo que comenzó el curso deportivo 2016/2017 en la tarde de ayer en el Lili Álvarez y cuyos integrantes regresaron a los entrenamientos cargados de ilusión y esperanzas.

El juvenil B inicia el curso con ganas de estar arribaLa primera sesión de la pretemporada la realizó el segundo equipo juvenil de la EDM con 22 jugadores, aunque faltaron varios futbolistas que todavía no pudieron iniciar la actividad por estar de vacaciones. “Aunque al principio seremos unos 30, en un par de semanas quiero quedarme con 22 0 23 jugadores, para tener la plantilla definida lo antes posible”, señala el técnico.  El nuevo plantel está integrado por chicos del Cadete A del año pasado y de hace dos temporadas, y algunos juveniles del B y de C de la campaña finalizada hace un par de meses. También hay un buen número de incorporaciones de fuera de la Escuela, hasta ocho, pero la gran mayoría está a prueba y no tiene plaza asegurada.

“Tengo algo ganado al saber cómo son mis jugadores y qué perfil predomina en la plantilla. No voy a definir un puesto, pero la idea que tenemos en el cuerpo técnico, y espero que los jugadores la compartan, es estar arriba, no sé si primeros, segundos o terceros, pero queremos competir con todos y estar arriba si o sí”, manifiesta un enérgico Hugo. Aunque la liga anterior el Juvenil B sufrió para mantenerse en Autonómica, el preparador tiene fundadas esperanzas de que esta campaña cambie el papel y su equipo adquiera mayor protagonismo.  “Lo importante es que nos definamos como equipo y seamos fieles a nuestro estilo”, precisa.

El juvenil B inicia el curso con ganas de estar arribaEl mayor de los Díaz, pues por sexto año consecutivo forma un tándem de entrenadores con su hermano Juan, debuta como preparador en la etapa juvenil, a pesar de que lleva 19 años en la EDM, nueve de ellos como técnico. “He ido quemando etapas, que han durado tres años cada una, en alevines, infantiles y cadetes. Y ahora ha llegado iniciar la de juveniles. No creo que sea muy diferente a las anteriores, aunque en este nivel es cuando se produce mayor diferencias de edad. Pero la clave está en la capacidad de los jugadores para superar estas distancias. Además, esta plantilla está integrada por jugadores de primer, segundo y tercer año, con lo cual, tengo de todo”, explica el técnico madrileño.

Aunque reconoce que la edad de juvenil es complicada para jóvenes que están dando el paso a adultos, señala que no le preocupa que algunos jugadores dejen la actividad deportiva a mitad de campaña: “Siempre hay algún caso, aunque en cadete he vivido pocos casos de esos. Mi intención es empezar con 22 y acabar con 22. Finalizar bien con todos lo que comiencen el trabajo”, que está previsto que el próximo mes se componga de fuertes entrenamientos y de ocho partidos amistosos. El objetivo es llegar a punto al 17 de septiembre, día enel que el Cadete B se estrenará en liga en cancha del Vicálvaro.