Fran Morillas y Rubén Bullón abandonan la EDM

Fran Morillas y Rubén Bullón abandonan la EDM

Después de 6 temporadas, Fran Morillas se despida de esta casa y lo hace mostrándose “orgulloso de haber pertenecido a la ED Moratalaz” durante todo este tiempo. Una persona trabajadora y ambiciosa de nuevos retos, a la que su esfuerzo diario y constancia le han servido para que el Atlético de Madrid centrase su mirada en él.

La próxima temporada comenzará una nueva etapa como entrenador del Juvenil C de la entidad colchonera, no sin antes despedirse de la Escuela mediante una carta publicada en redes sociales:

2017-06-27-PHOTO-00000005

También Rubén Bullón ha querido dedicar unas palabras a la que ha sido su casa durante dos temporadas y de la que guardará el mejor de los recuerdos para siempre:

Me gustaría agradecer de corazón la oportunidad tan bonita que se me dio hace dos años, gracias a ella he tenido la suerte de poder vivir dos años espectaculares y conocer gente que hoy en día forman parte de vida cotidiana, ojalá todos los chicos pudieran tener la oportunidad de jugar en la EDM y todos los entrenadores formar parte de ella, estoy seguro que el crecimiento y la felicidad diaria les harían querer pertenecer a ella de por vida, lo más bonito que me llevo de estos dos años es sin duda la gente, no nombro a ninguno porque seguro que me dejo alguno, siempre he dicho que los sitios los hacen buenos las personas. Ojalá en poco tiempo ocupen la plaza que se merecen en 3ª División, es el premio al trabajo desde abajo, y eso vale más que nada, por eso somos diferentes, por eso el fútbol como bien dice el lema de la Escuela, “es algo más que un juego”. Deseo la mayor de las suertes a todos los jugadores, compañeros/amigos que tengo dentro de esta enorme familia, seguiré muy cerca de todos.
¡Os quiero!

Desde la EDM queremos agradecer a ambos su dedicación y temporadas al frente junto a nosotros. Solo podemos tener muestras de agradecimiento con su labor, desearles lo mejor en esta bonita etapa en los filiales rojiblanco y franjirrojo.

¡Gracias por todo, Fran y Rubén, esta siempre será vuestra casa!