Rubén Bullón: “Si un jugador es muy bueno técnicamente, pero luego no vale como persona, no sirve” 

Rubén Bullón: “Si un jugador es muy bueno técnicamente, pero luego no vale como persona, no sirve” 

 

Rubén Bullón, entrenador del Alevín A

“Lo mejor de esta Escuela es la gente; nadie te mira por encima del hombro” 

Dejó la EDM hace cuatro años como jugador y ha vuelto esta temporada como entrenador, labor que comparte con el Rayo Vallecano, y asegura que la única diferencia con los clubes grandes es el dinero 

  • “Si seguimos entrenando como lo estamos haciendo ahora, al final acabaremos en la parte alta de la tabla” 

  • “Todo el mundo tiene la ilusión de algún día poder ganar dinero con esto, pero hay que ser realista y es casi imposible” 

  • ” Aquí, además de desempeñar tu trabajo como entrenador, puedes llegar a tener amigos” 

  • “Salvando las distancias, no hay muchas cosas que envidiar a los clubes grandes” 

  • “En un sitio en el que no te exigen ganar, hay que priorizar el jugar con el estilo combinativo” 

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín A

 

Texto y fotos de Alejandro Posilio

Este madrileño de 24 años que trabaja en la administración de una empresa de limpieza de edificios regresó a principio de temporada a la EDM para dirigir al Alevín A. Tras tres meses, se encuentra encantado con lo que está viviendo y asegura que lo mejor de esta organización es su gente. Comenzó su carrera en los banquillos en el Juventud Madrid hace tres temporadas, y en la actual comparte la labor en la Escuela con la de ser segundo en el Cadete A del Rayo Vallecano, puesto que ya desempeñó el año pasado. También fue jugador, etapa en la que ya perteneció a la disciplina de la EDM, pues pasó dos campañas en el Aficionado B. Luego se marchó al Vallecas para finalizar su recorrido como futbolista en el Covibar.  Dejó pronto los estudios, al acabar la ESO, pero ya posee el nivel 2 de entrenador, con intención de ir a por el 3 en cuanto disponga de tiempo. Soltero y sin compromiso, sus otras pasiones, además del fútbol, son salir con los amigos y escuchar música.

No solo entrenas al Alevín A de la EDM, sino que también diriges a un equipo del Rayo Vallecano. ¿Es así?

Estoy en el cuerpo técnico del Cadete A del Rayo desde la temporada pasada, haciendo funciones de segundo entrenador y auxiliar, y preparador físico cuando no puede venir mi compañero. El caso es ir aprendiendo.

¿Y qué tal en el Alevín A tras tres meses a su mando?

Bien, bastante bien. Es un grupo muy bueno a nivel técnico y de inteligencia. Es un grupo súper inteligente. Solo son siete jugadores del Alevín A del año pasado y el resto son nuevos, lo que nos ha dificultado las cosas. Nos está costando un poco más la adaptación, pero los chicos están trabajando muy bien y asimilando rápidamente los conceptos. Son muy intensos y entienden rápido la idea de juego que busco. Por todo eso estoy muy contento.

¿Pero la mayoría de jugadores estaban en la Escuela?

Siete vienen del Alevín C del año pasado y el resto ha llegado de fuera, o bien les hemos traído nosotros o vinieron a las pruebas y les cogimos porque nos gustaban. Es difícil acoplarlos al tener tantos nuevos, pues es complicado encontrar dos por puesto para que todos dispongan de los minutos suficientes a la hora de jugar, pero creo que hemos conseguido acoplarlos correctamente.

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín A¿Era lo que esperabas o te ha sorprendido algo?

Me ha sorprendido para bien. Sabía que el Alevín A iba a ser un buen equipo, pero no tan bueno como el que tenemos.

Cinco partidos de liga, tres victorias y dos derrotas, lo que os sitúa cuartos en la clasificación. ¿Podíais haber hecho más?

El balance es positivo, teniendo en cuenta que de los cinco rivales, uno ha sido el Rayo, que opta al título, y otro ha sido el Móstoles, pero el resultado de ese partido no reflejó el juego que hicimos. Estos son buenos rivales, mientras que a los tres que hemos ganado, lo hemos hecho porque somos mejores. Creo que el día que juguemos como entrenamos, lo vamos a hacer bastante mejor.

¿Qué aspiraciones tiene este equipo?

Las que nos marquemos nosotros, tanto los jugadores como el cuerpo técnico. Pero sobre todo, disfrutar muchísimo entrenando y que el año que viene sigan los 22 jugadores en la Escuela. Y si seguimos entrenando como lo estamos haciendo ahora, al final acabaremos en la parte alta de la tabla.

¿Puntos fuertes del equipo?

Intensidad, nivel de inteligencia y nivel técnico individual de los jugadores. Tenemos la gran suerte de tener un equipo bastante bueno en el aspecto técnico individual, y la gran suerte de ser un grupo muy intenso.

¿Qué hay que mejorar?

Sobre todo, perder el miedo a la competición, hacerlo como realmente demostramos en los entrenamientos que lo hacemos. El día que juguemos como entrenamos, esto va a molar mucho más.

¿Cuándo llegaste a la Escuela?

Como entrenador, esta temporada, aunque  jugué dos campañas en el Aficionado B hace cuatro años. Luego estuve en el Vallecas otras dos temporadas, y la siguiente, en el Covibar, por cercanía y horarios. La segunda campaña aquí tuve a Guti y a Quique Velasco como entrenadores. Yo terminé mi etapa juvenil en el Juventud Madrid y vine en junio a hacer las pruebas. Me cogieron y firmé.

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín A¿Y cuándo empezaste a ejercer de entrenador?

Cuando jugaba en el Covibar empecé a entrenar en el Juventud Madrid. A raíz de eso, yo mantenía contacto con Jorge Vallejo, el director general y entrenador del Aficionado A, y con Guti, además de con otra gente de la Escuela. En el torneo de la Granja estrechamos relaciones y me ofrecieron venir. Les respondí que sí, porque me gustaba mucho el proyecto de la EDM y lo que me ofrecíeron. Y aquí estoy. Esta es la tercera temporada que entreno. La primera en el Juventud Madrid, y la segunda, estando en este club, entré en el Cadete B del Rayo Vallecano.

¿Cómo entraste en el Rayo?

Tenía un entrenador en el Vallecas, que se llamaba Antonio Paredes, con el que tuve muy buena relación, y a mitad de temporada firmó por el Rayo. A la siguiente, me ofreció ir con él al cuerpo técnico. Me reuní con los responsables y firmé.

¿Dónde empezaste a jugar al fútbol?

En el equipo de mi barrio, el CDV. Luego, al cabo de los años, probé con el Coslada, pero solo hice la pretemporada porque no llegaba por los horarios. Me volví al barrio y jugué en el Juventud Madrid hasta que terminé como juvenil.

¿Qué te gusta más jugar o ejercer de entrenador?

Ahora mismo entrenar y jugar con mis amigos. Ahora disfruto más entrenando que jugando. Hay una edad en la que ya no se disfruta lo mismo y que no se tiene la misma ilusión por ir a entrenar.

¿Sueñas con llegar a vivir de esta profesión?

Sí, claro, todos los días. Es mi sueño, como el del 90 por 100 de gente que se dedica a entrenar, ya sea en el equipo de su barrio o en la cantera de un gran club. Todo el mundo tiene la ilusión de algún día poder ganar dinero con esto. Pero hay que ser realista y es casi imposible.

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín A ¿Qué puede hacer que lo consigas?

Mi ilusión, no por trabajar mejor que otros ni por llevar a cabo tareas mejores ni por dedicar más horas que otros, sino por la ilusión, las ganas y pensar 25 horas al día en cómo mejorar al equipo y a los jugadores. Si llego es por mi trabajo y mi ilusión.

¿Qué tal la experiencia en la EDM tras tres meses en ella como entrenador?

Bien, muy bien. Estoy encantado con todos los aspectos que engloba la Escuela. Estoy muy a gusto con el equipo, la gente y la organización.

¿Qué es lo mejor que has visto en este tiempo?

La gente, sin duda. Es cercana, te ayuda, nadie te mira por encima del hombro, nadie piensa que sea mejor que nadie, todo el mundo comparte ideas y te ayuda a mejorar. Sin duda, la gente.

¿Qué es lo peor?

Me gustaría tener más horas para entrenar.

¿Qué diferencias ves entre un club poderoso como el Rayo y la EDM?

La cercanía de las personas, el trato. Aquí, además de desempeñar tu trabajo como entrenador, puedes llegar a tener amigos. De hecho, he visto que los hay. Aquí se pueden crear vínculos muy fuertes. Pero en entidades como el Rayo, esto es más difícil, porque todo el mundo mira más por su trabajo y no se fija tanto en el resto.

¿Algún día podrá la EDM competir de igual a igual con los grandes clubes de la Comunidad?

Tristemente, al final se resumen todo en el dinero. Cuando hay una diferencia tan grande económicamente, es imposible llegar a donde ellos llegan. Tienen jugadores muy buenos porque tienen mucho dinero, tienen muy buenas instalaciones porque tienen mucho dinero, tienen muy buen material deportivo porque tienen mucho dinero. Por eso es muy difícil acercarse a ellos. Pero salvando las distancias, no hay muchas cosas que envidiarles. Lo digo sinceramente, estando en uno y en otro lado.

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín A¿También eres un fan del fútbol de toque?

Sí, sí, sí. A parte de gustarme el fútbol de toque, la etapa en la que entreno es primordial, fundamental e innegociable enseñar este estilo. No hay duda.

¿Es más difícil de enseñar y aprender?

Sí, mucho más difícil. Pero también los chicos disfrutan mucho más que jugando con otro estilo más directo. Entiendo y respeto que hay que enseñar diferentes formas de jugar, porque no todos los partidos son iguales. Pero hasta cierta etapa, es de máxima obligación enseñar esta manera de jugar al fútbol. Es la que más problemas da, porque es en la que los jugadores tienen que pensar más, pero es la mejor manera de enseñar a un jugador todos los conceptos que engloban al fútbol y que le pueden hacer crecer.

¿Se podría ganar más partidos si se jugara de una manera más directa?

Sí, por su puesto. Si te exigiesen ganar, podría llegar a entender que se jugara a dar la patada arriba y a lo que salga. Pero en un sitio en el que no te exigen ganar, hay que priorizar el jugar con este estilo, aunque te cueste perder partidos.

¿Pero no crees que este estilo está un poco sobrevalorado en España? Parece que o se juega así o no se sabe de fútbol.

Eso creo que es un error. El equipo tiene que jugar de acorde a lo que tiene, debe amoldarse a las condiciones técnicas y físicas de sus jugadores. No hay que machacar al equipo que no juega al toque. Hay que ser inteligente y adaptarse a lo que el equipo tiene.

¿Tenéis libertad los entrenadores en la EDM para dar vuestro toque al equipo que entrenáis?

Sí, se le puede dar tu sello. Sabes que hay unas directrices que tienes que cumplir. Es una Escuela a la que se identifica positivamente porque todo el mundo usa la misma metodología y la misma idea de juego. Pero dentro de estas, se le puede dar un toque propio, sin salirte de lo que la Escuela marca.

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín AEn esta Escuela se da mucha importancia a la formación de los jugadores como personas ¿Estás preparado para hacerlo?

Sí, creo que es primordial. Si lo deportivo no va de la mano con la educación, esto no sirve. Si un jugador es muy bueno técnicamente, pero luego no vale como persona, no sirve.

¿Qué aspiraciones tienes en la EDM?

Me gustaría entrenar cada año, por méritos míos, al mejor equipo que me diesen. No me conformo con entrenar al F, al E, al D, al C o al B. Siempre hay que aspirar a la letra más alta. Pero si tengo que entrenar a cualquier letra que no sea la máxima, lo haría también encantado. Pero la mentalidad tiene que ser siempre aspirar a lo máximo.

 

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín A

“Nos preocupamos por saber qué piensan los jugadores para saber gestionar el grupo”

Se define como un entrenador intenso y apasionado, que le da mucha importancia al aspecto psicológico del grupo  para saber gestionarlo correctamente.

¿Cómo te definirías como entrenador?

Soy muy intenso y apasionado. Tengo mucha ilusión y soy muy exigente. Me gusta mucho que todo esté ordenado y se cumpla lo previsto. Las cosas bien hechas, bien parecen.

¿Qué titulación tienes?

Tengo el título de entrenador de nivel 2 y estoy a la espera de sacar el 3. Pero este año, por horarios, ha sido imposible. Espero poder hacerlo la temporada que viene. El primer nivel lo saqué antes de empezar a entrenar.

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín ASi estuvieras aquí entrenando bastantes años y llegarás a dirigir el Aficionado A, ¿te sentirías realizado como entrenador?

Sí, por su puesto. Sería un premio que pensaran que estoy capacitado para dirigir al primer equipo de la Escuela. Hoy por hoy está en una categoría muy buena del fútbol madrileño. Seguramente habrá que pasar muchos peldaños para poder entrenar en esa categoría.

¿Qué porcentaje de psicólogo tiene que tener un entrenador?

Alto, pero sin creerse un psicólogo, pues no lo es. Para eso están los psicólogos. Pero creo que la relación con los jugadores y la gestión del grupo es muy, muy importante. Tiene mucho impacto lo que les digas o les hagas llegar a tus jugadores.

¿Te consideras un buen psicólogo?

Sí, creo que es uno de nuestros puntos fuertes, tanto mío como de los dos chicos que están conmigo en el cuerpo técnico. Somos cercanos, nos interesamos por los jugadores, nos preocupamos por saber qué piensan para gestionar bien el grupo, porque al final es casi lo más importante.

¿Qué parte de culpa tiene el entrenador en el éxito y fracaso del equipo?

Un porcentaje alto, pero el fútbol es de los jugadores y lo ganan o pierden ellos. Eso está clarísimo. Pero creo que si el equipo confía en el entrenador y le sigue, tiene que hacer realidad lo que les dice en los entrenamientos. Puede salir bien o mal, pero el porcentaje de influencia en los jugadores es alto.

¿El haber sido jugador te beneficia a la hora de entrenar?

Sí, sobre todo para saber lo que les gusta, lo que no, el trato que hay que dar a cada uno, cuándo puedes criticar y cuándo no. Haberlo vivido en el otro lado, ayuda.

 

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín A

“Mourinho se pone a mucha gente en contra y eso no le beneficia” 

Se declara plenamente guardiolista, además de seguidor de Bielsa y Simeone. Asegura que en España tenemos mucha suerte de tener los entrenadores qe tenemos.

¿Qué características debe tener un buen entrenador?

Ser buen comunicador y transmitir muy bien lo que se quiere. Deportivamente tiene que ser una persona entregada, que le guste, que lo haga porque lo vive y quiera ayudar a sus jugadores. Tiene que vivirlo y tener aspiraciones a seguir ascendiendo.

¿Quién es tu entrenador referente?

Me gustan muchos. Guardiola, Bielsa, Simeone… Creo que tenemos muchísima suerte en España de tener los entrenadores que tenemos.

Entrevista con Rubén Bullón, entrenador del Alevín A¿Te gusta algo de Mourinho?

Soy guardiolista, pero me parecía muy inteligente y buen gestor de grupo. Pero hay muchas cosas de él que no me gustan. Sobre todo, que se pone a mucha gente en contra, y eso no le beneficia.

¿Qué tiene el fútbol que le gusta a casi todo el mundo?

La pasión que levanta no parece lógica. Para muchos es un balón y 22 personas corriendo detrás de él, pero realmente es muchísimo más que eso. La gente que no juega, no lo entiende. No sé qué tiene que atrae tanto.

¿Es justo?

No, no, para nada, ni en el campo ni con los jugadores ni con los equipos. Pero unas veces es para bien y otras para mal. Entonces, hay que saber vivir con ello y seguir trabajando.

¿Hasta cuándo en la EDM?

Hasta que me echen. Estoy súper a gusto y no pienso en salir de aquí. Solo pienso en cómo mejorar y cómo ayudar a los jugadores del Alevín A y a la Escuela. No me planteo en ningún momento salir de aquí.