Jaime y Daniel Siaj: “El fútbol nos ha facilitado la vida en Estados Unidos”

Jaime y Daniel Siaj: “El fútbol nos ha facilitado la vida en Estados Unidos”

Jaime y Daniel Siaj, ex jugadores de la EDM que han ganado el Campeonato Nacional Universitario NCAA División II

“Nuestro equipo vencería al Primer Equipo de la Escuela”

Estos dos hermanos llevan curso y medio en la Universidad de Pfeiffer (Carolina del Norte), donde estudian una carrera a la vez que forman parte del equipo de fútbol de los Falcons, en el que se habla más español que inglés

  • Daniel: “Por lo general, tienen un concepto directo del juego, pero muchos equipos, como el nuestro, y cada vez más, optan por tocar el balón”

  • Jaime: “Lo que más me impactó fue que antes de cada partido, sea de lo que sea, suena el himno nacional”

  • Daniel: “Todavía no me he acostumbrado a cenar a las seis de la tarde”

  • Jaime: “La gente de aquí, por lo general, no es tan abierta como en España” 

 

Entrevista con los hermanos Siaj, ex jugadores de la EDM estudiando en EE.UU.

Recibimiento a los Falcons en la Universidad de Pfeiffer tras ganar el campeonato universitario.

Alejandro Posilio

Tras jugar en la EDM, estos hermanos llevan año y medio estudiando en la Universidad de Pfeiffer, en Carolina del Norte, a donde llegaron en el verano de 2014 gracias a una beca que unía fútbol y estudios, y que lograron a través de una agencia que se dedica a estas labores. Ambos estudian tercer curso, Jaime en Psicología y Dani en Enfermería, y juegan en el Pfeiffer Falcons, con el que han ganado el Campeonato Universitario Nacional NCAA División II, la de universidades medianas de 5.000 a 10.000 alumnos. Además, han terminado la liga invictos, en una competición que reúne a conjuntos de Carolina del Norte y los Estados que le rodean.

El protagonismo de estos dos jugadores madrileños ha resultado primordial en el éxito de esta escuadra universitaria. Jaime, que tiene 20 años y jugó media temporadas en la EDM, porque le fichó enseguida el Real Madrid, ha aportado 17 goles desde su puesto de extremo. Por su parte, Daniel, de 21 años y que vistió la camiseta de la Escuela durante tres campañas (dos como juvenil y una como aficionado), ha destacado como baluarte en el centro de la defensa.

Y como suele ocurrir en el deporte estadounidense, participan en una competición muy intensa y corta en el tiempo, pues hay semanas que llegan a disputar tres encuentros, por lo que la liga regular no dura más de cuatro meses. En circunstancias normales, sus sesiones de entrenamiento se prolongan durante dos horas cuatro o cinco días a la semana, pero para poder jugar necesitan una media de aprobado en sus estudios, según las reglas de la NCAA, la Federación universitaria.Si no lo logran, no se pueden vestir con la zamarra blanca de su centro.

Entrevista con los hermanos Siaj, ex jugadores de la EDM estudiando en EE.UU.

Jaime y Daniel, con el trofeo de campeones

Jaime y Dani no son los únicos españoles del Pfeiffer Falcons, pues en el once titular hay otros tres, el lateral derecho, un mediocampista y otro delantero. Pero como ocurre en casi todos los equipos de fútbol universitarios, son escuadras internacionales, en las que los jugadores estadounidenses son escasos. De hecho, en el equipo titular, además de los ex jugadores de la EDM, suelen aparecer dos portugués, un serbio, un mexicano, un chileno y otro delantero de Trinidad y Tobago. Todo un arcoíris en el que se entienden primordialmente en español sobre el césped.

Estos dos jóvenes hermanos han accedido amablemente a contarnos a través de email las experiencias más reseñables de su aventura americana. Y nosotros se lo agradecemos de todo corazón.

¿Qué diferencias veis entre el fútbol en España y en Estados Unidos?

Jaime: El futbol en EE.UU. es más físico. La temporada es muy reducida y muy intensa, dado que jugamos varias veces en la misma semana. Por eso, cuanto más físico uno tenga, mejor.

Daniel: Cada vez aparecen más jugadores internacionales, lo que hace que cada año el soccer sea más parecido al fútbol europeo. Aunque está bastante por debajo del nivel europeo, en general.

¿Es cierto que el nivel técnico de jugadores y entrenadores allí es más bajo?

J: Por lo general, sí. Al final, el nivel lo ponen tanto los jugadores internacionales como los entrenadores. Sin embargo, nuestro entrenador es estadounidense y se ha preparado en varios países del mundo.

D: Nosotros hemos tenido la suerte de que nuestro entrenador ha trabajado por toda Europa (Chelsea, Milan…), por lo que la base de nuestro equipo es de mentalidad europea. En el once titular no hay ningún jugador de nacionalidad americana, lo que eleva el nivel del equipo.

¿Qué es lo que más os ha llamado la atención a nivel futbolístico?

J: Como dije antes, el nivel lo ponen los internacionales y los becados. Todo el mundo puede correr y ser físico, pero aquí llevan solo un par de años jugando, mientras que nosotros llevamos jugando toda la vida.

D: Las normas son distintas en las ligas universitarias, por ejemplo, el contador del tiempo va hacia cero, como en baloncesto, y hay cambios ilimitados en la segunda parte, aunque en mi equipo solemos hacer como mucho dos. La liga solamente dura cuatro meses, lo que hace que sea más intensa, con partidos cada tres o cuatro días, con viajes que pueden durar hasta 5 horas.

Entrevista con los hermanos Siaj, ex jugadores de la EDM estudiando en EE.UU.

Jaime, rodeado de rivales durante un partido.

¿El Pfieffer Falcons ganaría al Primer Equipo de la EDM?

J: Pienso que sí.

D: Nuestro equipo ha llegado a un nivel muy por encima de la media. Sería un partido interesante, pero diría que ganaría el Falcons.

¿El fútbol que se practica allí es más directo o también les gusta el toque?

J: Es muy directo, demasiado directo. Es muy intenso y demasiado directo para mi gusto. Se tiene muy bien visto el clásico estilo inglés.

D: Por lo general, tienen un concepto directo del juego, parecido al fútbol americano en muchos aspectos, pero muchos equipos, como el nuestro, y cada vez más, optan por tocar el balón.

¿Jugar al fútbol os ha facilitado la vida allí?

J: Sí, por supuesto que me ha facilitado la vida aquí. Primero, porque me ha garantizado una carrera universitaria; y segundo, porque la adaptación es más fácil estando en un equipo en el que hay chicos en la misma situación que tú, es decir, fuera de casa, hablando otro idioma distinto, etcétera.

D: Sí, claro.Lo primero es que el fútbol es lo que me permite pagar la universidad, la residencia y la comida. Por otra parte, nos ha facilitado conocer gente, ya que el deporte en la universidad americana está directamente relacionado con la cantidad de estudiantes con los que estableces relación. No sé cómo explicarlo, pero si no practicas un deporte, es más difícil socializarse y hacer amigos.

¿Cómo es un día normal vuestro en Carolina del Norte?

J: Básicamente muy rutinario. Desayunar, ir a clase, comer, entrenar, cenar, porque aquí se cena a las 7 de la tarde y la cafetería cierra a las 7.30. Y antes de ir a la cama, solemos estar un rato con los amigos y estudiar.

D: Al estudiar Enfermería, algunos días tengo que ir al hospital de 5.30 a 15.30. Pero los demás días, me levanto a las 8 para desayunar e ir a clase, que dura entre dos y tres horas cada una. Generalmente almorzamos de 12.30 a 13.00, a lo que todavía no estamos acostumbrados. La última clase suele terminar a las 15.30, lo que me deja 30 minutos de siesta antes de ir a entrenar, en el primer cuatrimestre, o trabajar gimnasio y cardio con el equipo.

Entrevista con los hermanos Siaj, ex jugadores de la EDM estudiando en EE.UU.

Los dos hermanos se abrazan tras ganar el título. Esta foto salió en los periódicos de Carolina del Norte.

¿Qué hacéis los fines de semana?

J: Durante la temporada, prácticamente nada, porque viajamos un montón y el tiempo libre que tenemos lo necesitamos para estudiar.

D: Debido a que no tenemos coche para movernos por la zona, muchos fines de semana no podemos salir del campus. Cuando lo conseguimos, intentamos ir a cenar o de fiesta a Charlotte, la cuidad más cercana.

¿Qué es lo que más os ha llamado la atención de la vida allí?

J: Lo importante que es el deporte y cómo va en paralelo a lo académico. Puedes conseguir becas por cualquier deporte: baloncesto, tenis, golf, voleibol…

D: La cantidad de gente extranjera que viene a Estados Unidos para practicar deporte y pagarse los estudios. Esto es algo subdesarrollado en España.

¿Y de la gente?

J: La gente de aquí, por lo general, no es tan abierta como en España. Cuando llegamos, nos impactó mucho que fueran tan poco cercanos

D: Lo poco que sabe, en general de Europa, y de cultural general.

Entrevista con los hermanos Siaj, ex jugadores de la EDM estudiando en EE.UU.

Los hermanos Siaj, a los lados, junto con un compañero español de los Falcons.

¿Es fácil hacer amigos en EE.UU.?

J: Nosotros no hemos tenido ninguna dificultad, dado que somos bastantes internacionales en el equipo. Todos estábamos en la misma situación, fuera de casa y tal. Quizá por eso hemos hecho un muy buen grupo.

D: En general, me resulta más fácil relacionarme aquí con gente extranjera, y realmente lo prefiero.

¿Cuál creéis que es su costumbre más rara?

J: No diría que la más rara, pero la que más me impactó fue que antes de cada partido, sea de lo que sea, suena el himno nacional.

D: Todavía no me he acostumbrado a cenar a las 6 de la tarde

¿Algún incidente reseñable?

J: La verdad es que nada hasta el momento

D: Ninguno.

 

Entrevista con los hermanos Siaj, ex jugadores de la EDM estudiando en EE.UU.

Los Pfeiffer Falcons posan tras ganar el Campeonato Nacional Universitario División II..

“Por conducir deprisa, la Policía nos persiguió como si hubiésemos matado a alguien”

Aseguran que no han tenido problemas de convivencia desde que llegaron a Estados Unidos, pero reconocen que algunas costumbres en ese país son muy llamativas.

Contarme alguna anécdota graciosa de vuestra vida allí

J: Ya que una gran parte del equipo somos españoles, los demás han aprendido a decir en español lo básico que se necesita en el campo, como ‘salimos’, tras despejar una pelota, o ‘solo’, cuando tienes tiempo de controlar el balón. Si ves cualquiera de nuestros partidos, solo se escucha hablar en español.

D: Durante el primer mes en Estados Unidos, íbamos conduciendo por encima del límite de velocidad por una carretera dentro del campus, íbamos a 52 millas por hora, cuando el límite era 35. No creíamos que fuese un problema, hasta que un Dodge de la Policía nos persiguió con una cantidad increíble de luces azules parpadeando. Nos persiguió como si hubiéramos matado a alguien. Y la gracia nos costó una multa de más de 200 dólares. Desde entonces, no hemos vuelto a superar el límite. En cualquier carretera ves coches de Policía parar a cualquier coche privado por ir demasiado rápido.

¿Os gusta la comida americana?

J: Como la comida en España, en pocos sitios…

D: No, porque no usan aceite de oliva para freír, sino mantequilla, lo que hace que todo sepa a grasa. No tienen alimentos frescos en la cafetería.

Entrevista con los hermanos Siaj, ex jugadores de la EDM estudiando en EE.UU.

Formación inicial de los dos equipos en el primer partido del campeonato.

¿Echáis algo de menos de España?

J: La familia, los amigos, la comida, la fiesta… De todo un poco.

D: Mi familia, mis amigos y, sobretodo, la comida.

¿Os gustaría quedaros a vivir allí?

J: Sí, sí me gustaría. Es un sitio en el que, si trabajas duro, te dan lo que te mereces.

D: Solamente por un tiempo, hasta que consiga experiencia laboral.

Contarme vuestros planes de futuro.

J: De momento, acabar la universidad y poco más. La visa nos expira un año tras graduarnos, por lo que mi futuro es un poco incierto. Pero me gustaría quedarme aquí a trabajar o a seguir jugando como profesional.

D: Mi plan es graduarme en mayo de 2017, aprobar el examen estatal para ejercer de enfermero y tener dos años de experiencia. Entonces, podré solicitar una plaza en la Escuela Superior de Medicina o completar un máster en Anestesia. Por supuesto, no diría que no a un equipo profesional pequeño, si surgiera la oportunidad.