EDM Alevín C 2 – 2 CD Palestra Atenea D

EDM Alevín C 2 – 2 CD Palestra Atenea D

13.gif Pinchazo y cesión de los dos primeros puntos en casa

El equipo de la Escuela sufre y lucha, pero no logró pasar del empate

Alineaciones

EDM Alevín C: Rich; Gonzalo R, (Gonzalo E, m.42), Vallejo (Andrés, m.36), David (Juan B, m.42), J. Escudero, Miguel, E. Peco (Guti, m.31), Canorea, Tristán, Manu (IMike, m.34) y Alfonso.

CD Palestra Atenea D: Jaime, Hernán, Cayetano (Guillermo, m. 34), Javier O (Manuel P, m. 36), Hugo, Iván (Jorge, m.42), Alejandro, Javier P, Manuel (Ángel, m. 42), Javier R y José (Jaime, m. 45).

Árbitro: Cabello Ruiz-Burruecos, Francisco Manuel

Goles: 0-1 (m. 3): Javier, 1-1 (m. 15): J Escudero, 2-1 (m. 20): Manu, 2-2 (m.55): Ángel.

Empate del Alevín c

Crónica de Alfredo Pascual; fotos de Antonio Canorea

La segunda jornada de esta liga nos hizo  recibir a un rival, que venía de perder su anterior encuentro. Esta circunstancia hacía prever que este enfrentamiento no sería un paseo por las nubes, aunque aparentemente el Palestra fuera un equipo accesible para nosotros.

Al Palestra le tocó sacar del centro en la primera parte. Como suponíamos, su ataque constante en busca del primer gol que diera la victoria y los puntos no se hizo esperar. El Morata, totalmente atrás, no tenía ninguna posibilidad, pues apenas pasaba del centro del campo. Su continúo asedio, les supuso que en el minuto tres nos marcaran el primer gol. El Moratalaz, desconcertado, permaneció en esta situación cuatro minutos más, sin poder realizar ninguna jugada de peligro que pudiera inquietar a su guardameta.

para del portero

A partir del minuto 7, la situación  cambió y se reaccionó positivamente. Construimos y desarrollamos jugadas de peligro, pero no acertábamos a perforar la meta contraria. La defensa del Palestra, no cometía errores, J Escudero no encontraba el camino para librarse de su marca, que le impedía llegar libre y con ventaja al área enemiga. Fue en el minuto 14, cuando el árbitro detuvo el juego para atender a un jugador del Palestra, y a su reanudación se realizó un bote neutral cerca del área de Palestra. La defensa capturó el balón e intentó cederlo a su guardameta, pero con tan mal acierto que nuestro delantero J Escudero, más habilidoso, lo apresó y marcó el gol del empate, en el minuto 15.

La mitad del primer tiempo, y pudimos respirar y tranquilizarnos un poco. El gol fue como un balón de oxígeno para nuestros jugadores, que andaban un poco bajos de moral, asfixiados y con pocas esperanzas. Todo esto y el que nuestros rivales todavía no se habían repuesto del empate, nos sirvió para atacar de nuevo y conseguir el gol de la remontada en el minuto 20. Manu batía por alto al portero del Palestra, su golpeo hizo volar al balón, y el portero, ligeramente adelantado, se lo tragó. Un gol que supondría la victoria del Morata en esta primera parte. En los diez minutos que restaban para el final, y por la consecución de este último tanto, le había servido de acicate al Palestra para despertar y mostrar más intensidad y ataque contra nosotros.

Es cierto que tuvimos que realizar algunas faltas para tratar de cortar su juego, pero aun así, defendimos nuestra ventaja, y con la tranquilidad de que íbamos ganando, llegamos al final de la primera mitad.

Celebrando un gol

Tranquilos y sosegados salimos a poner el balón en movimiento y establecer el comienzo de esta segunda parte. La ventaja de un gol en el marcador nos haría tener una mejor visión de juego y  elaborar mejores jugadas. Esta fue la situación reinante, pero necesitábamos un gol que nos proporcionara la absoluta tranquilidad de ganar. Nuestros rivales se inquietaban porque iban perdiendo, y cada vez sus contragolpes eran más peligrosos.

Los continuos ataques de ambas escuadras en esta segunda parte se sucedían. Nadie tenía el dominio del encuentro, solo quedaban cinco minutos y el objetivo de ganar el partido con un solo gol de diferencia parecía estar ya muy cerca. Demasiado cautos, pero sin defender bien nuestra meta, el Palestra nos empató en el minuto 55. Intentamos reaccionar, pero ya casi no nos quedaba tiempo para conseguirlo, la intensidad del equipo había bajado considerablemente.

En este segundo tiempo, y fruto de nuestros continuos ataques, dispusimos de bastantes jugadas a balón parado, saques de esquina, que no tuvimos el acierto de transformar.

La imperiosa necesidad de ganar de nuestros rivales para permanecer vivos en la competición fue la principal arma con la que nos enfrentamos. Nuestros jugadores, agotados, cumplieron y defendieron el punto del empate que les tocaba. Ya no pudieron hacer más.

Gracias chicos por el derroche de fuerza y coraje.

¡¡¡¡VAMOS MORATA!!!!

DSC07947.JPGDSC07954.JPGDSC07956.JPGDSC07964.JPGDSC07975.JPGDSC07995.JPGDSC07998.JPGDSC08006.JPGDSC08032.JPGDSC08033.JPGDSC08067.JPGDSC08071.JPGDSC08088.JPGDSC08098.JPGDSC08136.JPGDSC08168.JPGDSC08208.JPG