Crónica | Atlético de Madrid C 1-3 Alevín A

Crónica | Atlético de Madrid C 1-3 Alevín A

El premio al trabajo de toda una temporada

Nuestro Alevín A llegaba al encuentro frente al Atlético de Madrid C con altas expectativas de lograr hacer un buen partido. Los chicos de Carlos Rodríguez venían de alcanzar las semifinales del torneo Real Sitio Cup, con un mal sabor de boca por no haber podido alcanzar la final, pero esto no les condicionó en su mentalidad ganadora de salir a competir y buscar ser mejores que el rival. Ya en la ida, el Alevín A hizo un partidazo, en el que no logró la victoria pero cerca estuvo de ella si hubiesen logrado un gol en la primera mitad que cambiase la dinámica del partido.

A56-078

Ya iban avisados al Cotorruelo: “si perdonas, te matan”. Con todo este contexto que rodeaba al Alevín comenzaba el partido:

La primera parte fue un toma y daca entre ambos equipos. Nuestro Alevín estaba muy bien asentado sobre el terreno de juego, durante los primeros diez minutos el partido fue un monólogo de los nuestros en cuánto a ocasiones, saber esperar la oportunidad, trabajar en equipo y aprovechar los errores que pudiese cometer el rival. Generamos tres, cuatro ocasiones para poder hacer gol pero todas acabaron terminando en la línea de fondo de la portería rival. Podemos añadir alguna acción a balón parado en el que generamos peligro pero sin alcanzar el premio que en ese momento estábamos mereciendo. Llegamos a mitad del primer tiempo y todo se igualó. El Atlético de Madrid comenzó a superar líneas de presión con facilidad, alcanzaban los tres cuartos finales del campo en los cuales nuestra defensa se tenía que emplear en su máximo esplendor. Así fue, apenas generaron ocasiones claras, solo dos tiros desde fuera del área que Aleix logró detener sin problemas.

Acabó la primera parte con la sensación de qué estábamos vivos en el partido y mucho, por méritos propios, por el trabajo realizado hasta el momento pero sin olvidar, que en la ida sucedió algo parecido y que al partido le quedaban otros treinta minutos por disputar y por ganar. El equipo cambió su manera de presionar, fue arriba a buscar al rival, queríamos más y veíamos que lo podíamos lograr.

Comenzaba la segunda parte, nos llevábamos un pequeño varapalo tras encajar el 1-0 en los primeros 5 minutos, pero el plan se mantuvo y tuvo éxito. Comenzamos a generar ocasiones recuperando balones en la zona de salida de balón del equipo contrario, no lograban superar la primera línea de presión y tuvimos en varias ocasiones el empate, hasta que en el minuto 45 de la segunda parte Pablo Nielfa recogía un balón en 3/4 de campo, girándose para encarar a la línea defensiva del rival, conduzco y fijo hasta que por fuera apareció Alejandro Olloqui, aprovechando el espacio entre central y lateral, para darle el balón al espacio y Alejandro plantarse mano a mano frente al portero definiendo al palo corto, haciendo el empate, y marcando el gol que cambiaría el partido.

Tras el empate, el partido cayó de lado de nuestros chicos. El Atleti entró en una dinámica, provocada por la presión de nuestros chicos, que cada balón perdido era una ocasión que recibían. No pasaron más de tres minutos cuando Pablo en una jugada individual adelantaba al Alevín en el marcador (48′). No pasó ni un solo minuto más cuando volvimos a generar una ocasión para matar el partido. Nos hicimos dueños y señores del partido, las ocasiones caían del lado del Alevín, nuestra defensa estaba encomiable, lograron sostener al equipo para que la protagonistas de la parte ofensiva realizarán su trabajo. Seis minutos después del empate y tres después de ponernos por delante el marcador cerraríamos el partido, una jugada en banda derecha que acabó con centro de Pablo, semifallo de Olloqui y remate en área pequeña de Mario para anotar el tercer tanto (51′) y encarrilar un partidazo de nuestros chicos. Tras su gol, no hubo más intervenciones del portero, ni tiros a puerta. Las únicas llegadas del rival se produjeron a balón parado.

Trabajo descomunal de un equipo que se merecía una victoria así. Ya en la ida lo merecieron, aunque el premio llegó en la vuelta. Victoria que demuestra el trabajo que llevan realizando durante un año, en una temporada compleja y de un alto nivel de aprendizaje tanto para jugadores como cuerpo técnico. No siempre ganan los mejores, sino los que mejor emplean sus armas, y los chicos pusieron todo de su parte para que así fuese.

Screenshot_20180508-113623

ALINEACIÓN ATLÉTICO DE MADRID: Daniel, Fabian, Pablo, Gonzalo, Joel, Ahmed, Iker, alejandro, David, Anthony, Jorge

ALINEACIÓN ALEVÍN A: Aleix, Sergio, Neamti, Óscar (C), Rodriguez, Fali, Pablo, Álvaro, Stani, Yago, Santos

CAMBIOS: Álvaro -> Guille, Santos ->Olloqui, Stani -> Mario, Yago -> Luis, Sergio -> Diego

GOLES: 1-0, Gonzalo Ponce Torrejon (34′); 1-1, Alejandro Olloqui (45′); 1-2, Pablo Nielfa (48′); 1-3, Mario González (51′)