“¡Cómo mola, papá!” “Pues sonríe como si la hubieras ganado”

“¡Cómo mola, papá!” “Pues sonríe como si la hubieras ganado”

Más de mil personas visitaron en la Dehesa de Moratalaz las copas del Mundo y la Eurocopa en uno de los actos del 50 aniversario de la EDM

  • Una gran parte de los que inmortalizaron la escena fueron jugadores de la Escuela y familiares

  • Jugadores y parientes de los equipos rivales también aprovecharon la ocasión para fotografiarse junto a los trofeos

  •  Hubo personas que llegaron de Aluche para estar unos minutos junto a las copas

2014-03-22 12.07.02.jpg

 

Alejandro Posilio

_“Miguel, la próxima la tienes que ganar tú”.

_¡Ojalá!, mamá. Sería una pasada.

_Si no es la siguiente, que es muy pronto, pues otra más adelante.

_Vale, mami, lo voy a intentar.

Este fue uno de los numerosísimos originales comentarios entre una madre y un hijo que el sábado se acercaron al campo de la Dehesa de Moratalaz para ver de cerca y hacerse unas fotos con la Copa del Mundo y la Eurocopa ganadas por la selección española de fútbol en 2010 y 2008, respectivamente. Ambos trofeos estuvieron durante siete horas expuestos junto a las oficinas que la Escuela Deportiva Moratalaz tiene en el antiguo Urbis, como acto para celebrar el 50 aniversario de la Escuela, ocasión que aprovecharon más de mil vecinos del barrio, y algunos de fuera, para inmortalizar su presencia junto a dos de los trofeos más importantes logrados por el deporte español.

Como una corriente continua, pero sin aglomeraciones, aficionados al fútbol y otros que no lo eran discurrieron desde las once de la mañana hasta las seis de la tarde al lado del trofeo de oro y la copa de plata ganadas por Casillas, Iniesta, Ramos, Xavi y compañía, y que millones de españoles hicieron suyos echándose a la calle para compartirlos con sus ídolos del balompié. En esta ocasión, fueron más de mil los afortunados que hicieron un receso en su descanso sabatino para vivir unos minutos juntos a los trofeos más deseados del deporte hispano.

_¡Como mola, papa!

_Pues sonríe como si la hubieses ganado.

2014-03-22 13.05.33.jpg

Este fue otro de los graciosos comentarios que se pudo escuchar entre un padre y un hijo cuando el progenitor le hacía una foto en medio de los trofeos a su hijo, ante la atenta mirada del guardia de seguridad que custodiaba las joyas de la corona y que repetía una ya otra vez: ”Las copas no se pueden tocar”.

Durante las siete horas que se extendió la exhibición, se pudieron oír todo tipo de exclamaciones e interjecciones de asombro ante lo que estaban viendo. Pero una de las preguntas que más se repitieron fue: ¿Son las originales? Cuestión que tuvo todo tipo de respuestas. Si bien, la realidad es que la Real Federación Española de fútbol mandó elaborar un par de réplicas para poder enviarlas a todos los puntos de España y algunos del extranjero dónde las solicitan, puesto que las reales las tienen la FIFA y la UEFA.

De hecho, si uno se fija detenidamente en los trofeos, se encuentran huellas del paso del tiempo y de los muchos viajes que llevan en sus respectivas cajas de aluminio donde las embalan. Hubo varios avispados ciudadanos que se fijaron en ellos, y cuando un joven gritó en alto: “la copa tiene una pequeña abolladura”, su compañero le contestó: “Eso no es nada, peor quedó la que se le cayó a Sergio Ramos”.

“Subirla a Twitter”

Cómo es lógico, la mayoría de las personas que visitaron los trofeos fueron jugadores de la Escuela Deportiva Moratalaz y familiares. Unos se acercaron hasta el Urbis expresamente para fotografiarse con ellos y otros aprovecharon que jugaban esa mañana un partido de sus campeonatos para, después del encuentro, disfrutar de tan agradable experiencia. Entre los primeros estuvo Davíd Rodríguez, jugador del Juvenil D de la EDM que no quiso perderse la oportunidad: “Merece la pena venir hasta aquí para hacerse una foto. Ahora mismo la voy a subir a mi Twitter para darle envidia a mis amigos”, afirmaba con una amplia sonrisa en los labios.

En la misma línea se expresaba Álvaro Gómez, miembros del Alevín C de la EDM, que no solo iba a retuitear la foto con los dos galardones, sino que también la iba a poner en su perfil del Whatshapp. “Y le voy a pedir a mi padre que la saque en papel para ponerla en mi habitación”, añadió. Eduardo Peco, en los benjamines de la Escuela, no tardó ni dos minutos en subirla a su Twitter y a su Facebook para presumir de copas. “Y ahora miso se la voy a enviar por Whatsapp a mis abuelos para que puedan verme”, decía orgulloso.

2014-03-22 13.00.37.jpg Daniel Postigo, del Prebenjamín D, le había pedido a sus padres insistentemente que le llevaran el sábado al Urbis para hacerse la foto con la Copa del Mundo. Su padre no lo dudó y se acercó con toda la familia para plasmar en papel la deseada instantánea: “A parte de hacernos fotos con nuestros móviles, me llevo una en papel para ponerla ahora mismo en casa”, explicaba muy contento.

Algo parecido le pasó a Sergio Senolín, del Benjamín D, quien tras recibir una circularl en el último entrenamiento anunciando el nuevo acto del 50 aniversario de la EDM, se lo dio a sus padres pidiéndoles encarecidamente que le llevaran a verlas. “Y menos mal que me han traído. Además, teníamos que comprar papeletas para el sorteo de la camiseta de Ronaldo. No se nos podía olvidar”.

Aprovechar la ocasión 

Pero no todos los que se pasaron por la carpa que alojaba los trofeos pertenecían a la EDM o tenían relación con ella. Como durante todo el día se disputaron varios encuentros en el campo de la Dehesa, numerosos familiares de jugadores de los equipos rivales aprovecharon la oportunidad de estar unos minutos a lado de tan preciados galardones.  Uno de ellos fue Sergio Ramón, jugador del Infantil B del San Blas, que tras jugar contra el Infantil C de la EDM, vio en el bar de la Dehesa el cartel que anunciaba el evento. Sin pensárselo dos veces, bajó junto con su hermana y un amigo para inmortalizar el momento. “Esto sí que es guay, vengo a jugar un partido y me voy con una foto con la Copa del Mundo y la Eurocopa. Qué suerte”.

Y la ocasión no fue solo cosa de jóvenes, pues Prudencio de la Cruz y su mujer, ambos septuagenarios, tampoco se quisieron perder la oportunidad de llevar a cabo tan destacada visita. “He venido a ver jugar a mi nieto. Y cuando estábamos sentados en la grada, mi hija me ha comentado que estaban aquí la Copa del Mundo y la Eurocopa. Y nos hemos bajado los dos enseguida para hacernos una foto con ellas. ¡Esto es una maravilla! ¡Qué alegría tan grande!”.

2014-03-22 13.20.00.jpg La EDM había llevado a cabo durante la semana una pequeña campaña publicitaria en Moratalaz para dar a conocer el acontecimiento. Por esa razón, muchos de los visitantes no tenían relación alguna con la Escuela. Fue el caso de Lucía Gallego, quien había recogido de su buzón un folleto en el que se anunciaba el evento: “En cuanto mi hijo se enteró, me pidió que viniéramos a ver las copas. Y aprovechando la oportunidad, he venido con dos sobrinos. Se lo están pasando en grande. ¡Lo que están disfrutando!”, afirmaba encantada.

“Estábamos en un bar que hay junto al club Canoe y hemos visto el anuncio. Y no lo hemos pensado dos veces. Hemos cogido el coche y nos hemos venido aquí a ver las copas y hacernos fotos con ellas. Esto es muy emocionante. Nunca pensé que podría tenerlas tan cerca, No sabía que las llevaban por España. Es una gran sorpresa tenerlas tan cerca de casa”. Son palabras de Emiliano Álvarez, vecino del barrio de la Estrella que tampoco se quiso perder la oportunidad, y que se desplazó hasta el Urbis con los cuatro miembros de su familia.

Mucha ilusión

Jesús Aguilar fue otro de los visitantes gracias a que vio un folleto promocionando el acto del 50 aniversario de la EDM en su coche. “Cuando lo vieron los niños, les hizo mucha ilusión. Y como muchos sábados y domingos nos damos una vuelta por este parque y algunas veces entramos a ver algún partido de fútbol de los que se están jugando, pues hemos decidido venir hoy a ver los trofeos”. Dicho, hecho y muy bien aprovechado, pues Jesús iba acompañado de cuatro niños encantados con la oportunidad.

“Estábamos comprando por las tiendas de Hacienda de Pavones y vimos el cartel en una de ellas. Cuando se lo dije a mis hijas, se entusiasmaron. Ya habíamos visto una vez de cerca la Eurocopa en la sede la Comunidad, pero no la del  Mundial. Y aquí estoy con ellas para fotografiarnos con los trofeos”. Este exultante padre era Ramón Lopez, otro vecino de Moratalaz encantado con la celebración.

2014-03-22 12.11.16.jpg Y entre los más emocionados por la oportunidad fueron Pedro Fernández y sus cinco jóvenes amigos, quienes estaban jugando al fútbol en la calle junto a su casa en la calle Mérida cuando vieron un folleto publicitario en un coche. Cuando lo leyeron, todos dijeron que había que bajar hasta la Dehesa para aprovechar la oportunidad. Y ni cortos ni perezosos, se cruzaron Moratalaz andando para perpetuar la instantánea con ambas copas. “Antes de venir he subido a mi casa para coger el móvil. No se nos podía escapar. Lo que vamos a fardar ahora con nuestros amigos”, contaba antes de echar a correr tras sus compañeros de aventura.

Y como culminación de lo vivido ayer en el campo de la Dehesa de Moratalaz, las palabras de Cristina Galán, quien se enteró de la presencia de las copas en la EDM porque son amigos del Jorge Vallejo, director general de la Escuela. “Cuando no lo comentó, no lo dudamos. Vivimos en Aluche, pero no podíamos dejar pasar esta oportunidad. Ha merecido la pena venir desde allí para hacernos una foto con los trofeos. Ha sido muy bonito”.