Once caras nuevas en un Aficionado B integrado casi en su totalidad por futbolistas de la Escuela

Once caras nuevas en un Aficionado B integrado casi en su totalidad por futbolistas de la Escuela

Vallejo: “Muchos jugadores de este equipo estarán en un corto plazo de tiempo jugando en el Aficionado A”

La plantilla dirigida por Jorge Vallejo se refuerza con nueve jugadores del Juvenil A, uno que regresa a la EDM y otro que baja del primer equipo, y la aspiración de todos es subir a Preferente

  • Vallejo: “Si el año que viene el primer equipo solo tuviera que fichar a un jugador de fuera y el resto llegara de la casa, sería un grandísimo éxito”

  • Jordi: “No me conformo con mantener la categoría, queremos optar a lo máximo, si podemos subir, ¿por qué no luchar por ello?”

  • Aníbal: “Hay mucha calidad y gente joven, y aunque somos recién ascendidos, las dos categorías son muy parecidas”

  • Butragueño: “Tenemos que marcarnos objetivos altos, no nos podemos conformar. Hay calidad de sobra en esta plantilla para ascender”

  • Kike: “Este año se ha juntado una generación de futbolistas a los que nos gusta mucho el balón”

  • Bellido: “Es un orgullo jugar en el Aficionado B después de haber pasado por todas las categorías de la Escuela”

A la tarea el Aficionado B

Los integrantes del Aficionado B, antes de iniciar un entrenamiento de pretemporada.

 

Alejandro Posilio

El Aficionado B comienza una temporada muy ilusionante. No solo debuta en Primera Regional, tras el brillante ascenso cosechado la pasada campaña, sino que prácticamente todos los componente de la plantilla proceden de la cantera de la EDM. Este año, la mitad del plantel es nuevo, y nada menos que nueve futbolistas han ascendido del Juvenil A, equipo que la campaña anterior logró el ascenso a División Nacional. Además, hay un fichaje, Jordi Didac, que llega del Aficionado A, y otro, Aníbal Hernández, que regresa a la EDM tras un par de años fuera. El resto continúa del curso precedente.

Los nuevos rostros nuevos que llegan del Juvenil A para hacernos soñar son: Víctor Padura (portero), Álvaro Bellido (defensa), Javier Aguado (defensa), Luis Hornero (extremo), Cristian López (extremo), Cristian Zapata (medio), Raúl Álvarez (medio), Enrique Sánchez (medio) y Emilio Butragueño (medio).

Los responsables técnicos de la EDM han diseñado una plantilla amplía para esta temporada, compuesta por 25 jugadores, porque el aficionado A va a tener un plantel corto, con 18 a 20 futbolistas, para que cuando lo necesite, se nutra del Aficionado B. La idea es que en vez de tener jugadores que estén en la grada sin competir y desconvocados, compitan con el segundo equipo de la EDM, y los que mejor estén en cada época del año, puedan subir y formar parte del A. Los dos equipos van a realizar un trabajo conjunto.

Al tanto de lo que dice el técnico

Los jugadores atienden las explicaciones de Vallejo antes de un ejercicio.

“Todas las bajas que dimos en junio fueron deportivas, por edad o porque se consideraba que lo que venía de abajo podía aportar más y tenía más futuro. En base a estos criterios se ha confeccionado la actual plantilla”, asegura Jorge Vallejo, responsable máximo del equipo.

“La plantilla está compuesta por ocho defensas, otros ocho medios y otros ocho para las tres posiciones de arriba, por lo que la competencia es muy alta. Da igual quién falte, porque siempre va a haber otro que lo puede hacer exactamente igual. Lo que tienen que intentar todos es aportar el máximo en el B para tener su oportunidad en el A, además de ayudar al B a estar lo más arriba posible”. Y añade: “Cualquier miembro de este plantel puede subir al A. Muchos tienen una gran proyección y podrán alcanzar el A en un corto plazo de tiempo”.

El hecho de que este equipo sea novato en Primera no implica una especial dificultad añadida, según explica Vallejo: “Ni a mí ni a los jugadores nos gusta ponernos techo. Ya lo hemos hablado. A lo largo de los últimos tres años he entrenado a casi todos los jugadores que tengo en esta plantilla, y nunca nos ha asustado la categoría, ni aunque participáramos en ella por primera vez. Tampoco esta vez, Tenemos mucha ilusión y no renunciamos a nada. La idea es estar lo más arriba posible y, si se pudiera, pelear por un hipotético ascenso”.

Mantener la categoría

Para los responsables de la EDM, que el Aficionado B mantuviera la categoría sería un excelente resultado para la temporada que va a empezar. “Pero el vestuario no se conforma con eso, aspira a más. Luego, el partido a partido nos colocará donde tengamos que estar”, precisa el responsable técnico del equipo.

El segundo equipo de la Escuela forma parte del Grupo 2 de Primera, integrado por 18 clubes. Entre los principales rivales van a estar el Sporting Hortaleza, que la campaña finalizada se quedó a las puertas del ascenso y ha mantenido el grupo de jugadores, y la Concepción, que también ha ascendido a Primera, y estará entre los mejores. Será un rival a tener en cuenta. En este grupo solo hay un club que ha descendido de Tercera y el debut será el la Dehesa de Moratalaz contra el Villa Rosa. “Nos vamos a encontrar con muchos amigos que han pasado por la Escuela, que están repartidos en los equipos rivales, y algunos de duelos serán clásicos, como los enfrentamientos contra el Águilas o el San Blas. Habrá partidos muy bonitos. Espero que nos sirva a todos de experiencia y disfrutemos”, señala Jorge Vallejo.

Atentos al técnico.

Un grupo de jugadores observan las acciones de sus compañeros.

Los equipos que dirige el también director general de la ED Moratalaz se caracterizan por realizar una segunda vuelta de competición mucho más fructífera que la primera. Amoldar a todos al sistema de juego combinativo que practican sus escuadras necesita tiempo. Y el preparador lo ratifica: “Nos está pasando en los amistosos de pretemporada. Nos está costando y no estamos obteniendo buenos resultados. Pero vamos a ser muy fieles a nuestro estilo de juego de combinación y seguro que nos cuesta la adaptación. Pero cuando el equipo mecanice todo lo que queremos conseguir, volveremos a hacer una segunda vuelta muy buena”.

El Aficionado B volverá a ser una de las escuadras más jóvenes de la categoría y entre sus puntos fuertes, según su técnico, figuran la ilusión y el hecho de que todos se conocen por haber jugado en los equipos de la cantera. Pero Jorge va más allá: “Sé lo que pueden dar y ellos conocen lo que yo quiero de ellos. Y esto es muy importante, porque no es como comenzar de cero. Tenemos un trabajo detrás que nos ofrece una excelente base para partir”. Por el contrario, el punto débil de este conjunto se encuentra en la adaptación necesaria a la nueva categoría. “Ya no competimos con juveniles, sino con gente que te saca muchos años, con veteranía y saber estar. Pero esto, a través de nuestro modelo de juego, lo iremos solventando sin problemas”, asegura Vallejo.

La ambición del segundo equipo de la EDM es máxima, pues sus protagonistas no se conforman simplemente con mantener la categoría. “Me gustaría acabar la temporada entre los dos primeros. Es posible volver a subir otra vez. Estoy convencido de ello y así se lo he trasladado a la plantilla. Si les preguntas a ellos, te van a decir lo mismo. Un noveno puesto sería conformarse con mantener la categoría. Para mí, los dos objetivos principales serían que el equipo estuviera entre los cuatro o cinco primeros, y que 6, 7 u 8 jugadores pudieran acabar en el Aficionado A el año que viene. Este puede ser un año puente para ellos, pues tienen calidad para acabar en el primer equipo de la Escuela. Y este es realmente el primer objetivo”, resalta el entrenador, que insiste: “Si el año que viene el A solo tuviera que fichar a un jugador de fuera y el resto llegara de la casa, sería un grandísimo éxito”.

El aficionado B, en el Urbis

El Aficionado B, en acción en el campo de la Dehesa durante un entrenamiento de pretemporada.

LA OPINIÓN DE ALGUNOS DE LOS NUEVOS 

Didac, vuelve al Aficionado BJordi Didac

“No me importa haber bajado del Aficionado A”

Este camarero de 21 años y entrenador de la EDM es el único esta temporada que procede del primer equipo de la Escuela. Su puesto es de mediocentro defensivo.

“No me importa haber bajado del Aficionado A. Lo que quiero jugar al fútbol y ayudar al equipo en lo que pueda para conseguir sus objetivos. También voy a aportar mi experiencia de dos campañas en Preferente. Quiero jugar, y como conozco a Jorge Vallejlo, nuestro entrenador, me hacía ilusión volver con él. Tenemos mucha ilusión y queremos hacerlo bien. Ser novatos en Primera Autonómica lo hace un poco más complicado, pero tenemos mucha ilusión y ganas de hacer un buen año. No me conformo con mantener la categoría, queremos optar a lo máximo, si podemos subir, ¿por qué no luchar por ello? Hay calidad para estar arriba. Claro que espero ser titular, pero hay muchos jugadores buenos en mi posición, y tendré que luchar duro para lograrlo. Soy trabajador, me gusta ayudar al equipo y tácticamente soy ordenado y muy sacrificado”.

 

Aníbal Hernández, en el Aficionado BAníbal Hernández

“Quiero volver a ser el de antes”

De 21 años, acaba de terminar el bachillerato y esta temporada tiene intención de dedicarse solo a jugar al fútbol, en el centro del campo o de mediapunta

“La temporada pasada jugué en el Colmenar de Oreja de Preferente. Pero antes estuve dos años en juveniles en la Escuela. DE aquí pasé al Alcorcón B, pero me lesioné con una rotura del metatarsiano y después fiché por el Colmenar Oreja. Ser el único fichaje de la plantilla que viene de fuera no supone una responsabilidad especial. La gente de la EDM me conoce, y saben que quiero volver a ser el de antes. Me gusta mover al equipo, dar pases y levantar a la grada de vez en cuando. Tengo velocidad con el balón y técnica de fútbol sala. A nivel particular, espero volver a estar a mi mejor nivel y dar alegrías al equipo para poder colaborar a lograr los objetivos. La base del equipo está hecha, aunque hay caras nuevas, pero nos conocemos. Espero ser titular, pero me lo tendré que ganar, pues hay mucha competencia. Mi aspiración es ascender y, si se puede, ganar la liga. Hay mucha calidad y gente joven, y aunque somos recién ascendidos, las dos categorías son muy parecidas. Creo que el juego que hacemos no puede servir para ascender”.

 

Butragueño, en el Aficionado BEmilio Butragueño

“Tenemos que marcarnos objetivos altos”

A sus 18 años, es su cuarta campaña vistiendo la camiseta de la EDM. Estudia Empresariales en ICADE y juga de mediapunta o extremo

“Me siento un jugador más de esta Escuela y me ilusiona poder jugar en el Aficionado B. Mi aspiración particular en este equipo es ser titular, pero sé que hay muy buenos jugadores en la plantilla y tendré que luchar duro para conseguirlo. A nivel colectivo, nuestro objetivo es ascender a Preferente o, si no es posible, quedar lo más arriba posible en la clasificación. Si fuéramos capaces de subir de categoría sería un gran logro, pues sería la segunda temporada consecutiva, algo realmente complicado. Pero tenemos que marcarnos objetivos altos, no nos podemos conformar. Creo que hay calidad de sobra en esta plantilla para poder ascender. Sería muy bonito terminar jugando en el Aficionado A, porque es el primer equipo de la Escuela, pero me voy a centrar en jugar en el B. Soy un jugador más técnico que físico, al que le gusta jugar el balón al pie. Voy a intentar aportar lo que sé para lograr los objetivos marcados”.

 

Kike Sánchez, en el Aficionado BKike Sánchez

“Tenemos técnica calidad suficiente para subir a Preferente”

Este mediapunta de 18 años y estudiante de segundo curso de TAFAD comienza su cuarta temporada en la Escuela

“Tengo mucha ilusión por poder jugar en el Aficionado B y hacer en una categoría como Primera Autonómica. Hay ganas de dejar el equipo arriba y jugar al toque, haciendo el futbol que quiere esta Escuela. Este año se ha juntado una generación de futbolistas a los que nos gusta mucho el balón, tocarlo, y tenemos técnica y calidad suficiente para subir a Preferente. A nivel particular, espero mantener el ritmo de la temporada pasada, aportar asistencias, goles y creatividad en el juego para ayudar al equipo. Si hago las cosas bien y estoy centrado en los momentos difíciles, puedo ser titular. Mi objetivo final es jugar en el A y ascender el B a Preferente, aunque ya veremos qué nos depara el futuro. No me conformo con mantener la categoría, tenemos que aspirar al ascenso, pues hay jugadores de un buen nivel, capaces de realizar buen fútbol.

ñAlvaro Belldio, en el Aficionado BÁlvaro Bellido

“Es un orgullo haber pasado por todas las categorías de la Escuela”

Empezó en la EDM en prebenjamines y ya está en el Aficionado B. De 18 años y estudiante de Ingeniería Industrial, juega de lateral derecho y a veces de central

“Es un orgullo jugar en el Aficionado B después de haber pasado por todas las categorías de la Escuela. Me parece importante haber aguantado, después de haber visto a tantos compañeros que lo han ido dejando. Estoy muy feliz de seguir jugando al fútbol con las generaciones mayores que he visto en la EDM toda mi vida.  Tenemos un gran equipo y podemos volver a subir de categoría. A pesar de ser nuevos en Primera. Viendo los rivales a los que nos hemos enfrentado esta pretemporada, creo que somos superiores, aunque los resultados no nos hayan acompañado. Hemos jugado mejor que nuestros rivales y cuando nos acoplemos, tendremos mejores resultados. Soy un defensa rápido y físico, que sabe aprovechar la altura, aunque no destaco por mi técnica. Me gustaría ser titular, pues lo he sido siempre, pero en mi posición hay muchos jugadores buenos. Aun así, espero contar con minutos. Inicialmente iba a empezar la pretemporada con el A, pero al final no pude.  Sería un sueño cumplido terminar jugando en el primer equipo de la Escuela”.