Cadete C o cómo lograr dos ascensos consecutivos

Cadete C o cómo lograr dos ascensos consecutivos

“Hemos jugado con mucha intensidad y compromiso”

El equipo dirigido por Hugo Díaz logró el campeonato gracias a la victoria en el último partido de liga en una temporada muy competida

  • Alejandro García: “Creímos en nosotros y lo conseguimos”
  • Adrián Gómez: “El título me hace sentir como uno de los grandes”
  • Manuel Muñoz: “ La clave ha estado en la constancia en el trabajo”
  • Jon Homero; “Nos lo merecíamos por todo lo que hemos luchado”

 DSC_0025-ACTION.jpg

 

Alejandro Posilio

“Los jugadores han puesto muchas ganas, han trabajado mucho y han jugado con mucha intensidad y compromiso. Esas son las claves que nos han llevado a ser campeones de Liga”. Esta afirmación es de Hugo Díaz, entrenador del Cadete C de la Escuela Deportiva Moratalaz, que el pasado fin de semana se proclamó campeón del grupo 9 de la Segunda División de la categoría cadete de la Comunidad de Madrid.

El responsable técnico y los jugadores coinciden en que el duro trabajo llevado a cabo durante toda la temporada y la condición de equipo cohesionado y solidario les ha servido para acabar la liga en lo más alto de la tabla. “Ha sido un campeonato muy disputado, con cuatro equipos igualados en los puestos de arriba. Prueba de ello es que nos proclamamos campeones en el último partido de Liga, gracias a la victoria por 5-1 ante el Rivas Vaciamadrid A y a que el Vicálvaro, nuestro rival directo por el título, descansó la última jornada”, señala el preparador.

El Cadete C de la EDM comenzó fuerte la temporada, y tuvo un bache al final de la primera vuelta e inicio de la segunda. Pero de nuevo una buena racha de resultados les permitió acceder a la primera plaza antes de visitar al Águilas de Moratalaz, rival del barrio que marchó en cabeza la mayoría de las jornadas. El empate sin goles cosechado a domicilio por los chicos de Hugo Díaz y su hermano Juan les sirvió como punto de inflexión para consolidarse entre los favoritos del grupo 9. Al final, sumaron 17 victorias de 24 encuentros, 3 empates y 4 derrotas, con un total de 79 goles a favor y 30 en contra. “Ha habido cuatro equipos con el potencia similar: Sport Villa Vallecas A, Vicálvaro A, Águilas B y nosotros hemos disputado una liga muy bonita”, indica el técnico.

DSC_8578_009.jpg Esta subida de categoría no es algo circunstancial, pues este equipo ya consiguió la temporada pasada subir de Tercera a Segunda Regional. Dos ascensos en otros tantos años no es algo muy común en ninguna categoría. “Cuando se gana una liga, a la campaña siguiente los jugadores suelen relajarse un poco. Pero en esta ocasión, estos chicos tenían ganas de repetir y desde el principio se propusieron ascender de nuevo, y lo han conseguido”, resalta Hugo Díaz.

“En la pretemporada les pedí que se platearan un objetivo claro. Y los chavales se marcaron el ascenso. Yo nos les dije nada, y ellos no dudaron en señalar que había que acabar los primeros en la general. Me pareció un objetivo ambicioso y lo acepté. Pero cuando a mitad de campaña caímos en un bache de resultados y nos pusimos a ocho puntos del líder, los chicos seguían convencidos de que se podía lograr. Insistieron en que si se lo proponían, podíamos coger al Águilas. Y así ha sido. No solo lo hemos adelantado en la clasificación, sino que lo hemos dejado fuera del ascenso”, revela el técnico.

Objetivo ambicioso

Seguramente, ese objetivo tan ambicioso se lo ponen muchos equipos al comenzar el año, pero lo que hace que finalmente se alcance es, según Díaz, el trabajo y la calidad del equipo, dos cualidades que el preparador ve en el grupo de jugadores que ha dirigido esta campaña. De hecho, defiende que su plantel está integrado por gente con mucha calidad y velocidad de mediocampo para arriba y dura e intensa en defensa. Y todos con mucho compromiso.

“Ha dado gusto el buen rollo que hemos tenido entre todos desde el primer día. Fuera del campo todo han sido risas y vaciles. Pero cuando pisan el césped, se dedican a currar y esforzarse al máximo. Y ese es el secreto de este equipo”, asegura el responsable.

DSC_8612_015.jpg Hugo afirma categóricamente que sus pupilos han “mejorado notablemente” desde que comenzó la temporada. Y lo aclara: “Han asimilado muchos conceptos que hemos trabajado a lo largo del año. Luego lo han llevado al césped y lo han puesto en práctica en los partidos. Conceptos como amplitud de campo o presionar tras pérdida o llevar el balón de una banda a otra al principio nos costaban muchísimo, pero al final lo han ejecutado de una forma increíble. Como, además, he visto intensidad y carácter en el campo, con intención de ganar todas las disputas, se pueden entender los buenos resultados”.

Y el técnico desea destacar que este éxito se ha logrado con algunos rivales de bastante poderío. Así, a Vicálvaro A le define como un conjunto muy intenso y de gran calidad, “con el que hemos quedado empatados a puntos, pero que al final hemos adelantado por haber tenido mejores resultados en nuestros duelos particulares”; mientras que del Águila subraya que es un equipo muy competitivo, al igual que el Sport Villa de Vallecas, del que puntualiza: “La victoria que conseguimos en la segunda vuelta en su casa, gracias a un gol por la escuadra de Alvarito en el último minuto, fue decisiva. Tras ese choque, nos pusimos en cabeza por primera vez y vimos que podíamos ser campeones”.

“Muy feliz”

Hugo Díaz se declara “muy feliz” porque “cuando lo que has trabajado durante todo el  año se cumple, es para estar más que satisfecho. Muchas veces se les dice a los chavales que cuando se trabaja, se consiguen resultados, y así han visto que es verdad. El trabajo bien hecho da rendimientos, tanto para los chavales como para el entrenador”.

2014-03-06 18.10.29.jpg E insiste en el momento de felicidad que comparte con su hermano, su ayudante: “Estoy contento, sobre todo porque no ha habido problemas. En el peor momento que vivimos como equipo, que no estábamos bien y perdimos varios partidos, no hubo ni un mal rollo entre los chicos ni  de estos con los entrenadores. Al contrario, nunca bajaron los brazos ni la intensidad de los entrenamientos. Es más, cuando nos fue mal, apretaron todavía más. Estoy muy orgulloso del buen rollo que llevamos con ellos”. Y añade: “Y también con los padres, que siempre han apoyado a los chavales y no han puesto ninguna pega. ¡Chapeau! Para los padres”.

De cara a la próxima temporada, el entrenador del Cadete C ve muchas posibilidades de que estos chicos sigan creciendo: “Depende del coordinador de la categoría, pero muchos chavales están para subir de grupo y deberían estar el año que viene en un grupo superior, por trabajo y por ganas se lo merecen”. Es más, se anima a pronosticar que alguno de ellos puede terminar jugando en los equipos aficionados de la Escuela. Y sentencia: “Varios tienen calidad para ello”.

 

OPINAN LOS PROTAGONISTAS:

 

DSC_0004.JPG Alejandro García

“Sentí una gran alegría”

Este joven estudiante de 15 años del Instituto María Pineda ha cumplido su tercera temporada en la Escuela como mediocentro, su puesto preferido. Es seguidor del Barcelona y tiene como jugador referente a Iniesta.

“Cuando nos proclamamos campeones, sentí una gran alegría. Es una felicidad que llena todo. Lo hemos conseguido con trabajo y gracias a los entrenadores, que son los primeros que nos han apoyado toda la temporada. Lo celebramos en el campo cantando campeones en círculo, y en el vestuario, con sidra. La clave de los buenos resultados ha sido el trabajo en equipo toda la temporada. En la segunda vuelta hemos defendido muy bien, al mejorar colectivamente. Vimos que podíamos ser campeones a tres jornadas del final, cuando pincharon los que estaban por encima de nosotros. Creímos más en nosotros y lo conseguimos. Particularmente, he mejorado bastante esta campaña. Al principio me subieron del D al C y esto me ha servido para mejorar como jugador. Ahora aguanto más físicamente y me coloco mucho mejor. Mi idea es seguir en la Escuela el año que viene.”.

 

DSC_0010.JPG Adrián Gómez

“La clave ha sido el trabajo en equipo”

Con 15 años y estudiando en el colegio Siglo XXI, lleva ocho años en la EDM, donde llegó en benjamines. Extremo que puede correr ambas bandas, es un convencido seguidor del Atlético de Madrid y ve a Fernando Torres como su icono. Esta temporada ha logrado 18 goles.

“Cuando quedamos campeones sentí algo especial, porque me hace sentir muy bien, como si fuera uno de los grandes. Ha sido una experiencia muy emotiva. Cuando el árbitro pitó el final del partido, alce los brazos al cielo y empezamos todos a corear el ¡Campeoooones! Y a festejar el título. La clave de nuestro éxito ha estado en el trabajo en equipo. El entrenador ha conseguido que seamos una piña y ha logrado que nos esforcemos trabajando día a día. Hemos destacado en el sacrificio cuando perdemos el balón, lo damos todo por recuperarlo; además, jugamos intentando tocar siempre, llevando la pelota de un lado al otro, para que el juego sea más fluido. Vimos que podíamos ser campeones hace cuatro o cinco jornadas. Perdimos un partido y pensábamos que ya no podíamos subir. Pero a partir de ahí, dijimos que teníamos que ganar todos los encuentros que quedaban para ser campeones y lo hemos logrado. Particularmente he mejorado mucho mi estado de ánimo, he crecido como jugador, pues he mejorado en el regate y en el tiro a puerta, así como a la hora de dar pases. Voy a seguir seguro en la Escuela y me encantaría poder jugar algún día en los aficionados”.

DSC_0018.JPG Manuel Muñoz

“Siendo campeones aumentas tu metas”

Es la cuarta temporada que este defensa central juega en la Escuela. De 16 años y alumno de la Sagrada Familia, ejerce de madridista confeso y sigue como ejemplo a Sergio Ramos.

“Ha sido una motivación extra, porque siendo campeón piensas que puedes aspirar a más y aumentas tus metas. Ya desde el principio de temporada pensaba que podíamos subir, porque creía que el equipo estaba capacitado para jugar en categorías más altas. Celebramos el título en el césped cantando ¡Campeoooones!, y en las duchas seguimos cantando y haciendo el ganso. La clave ha sido la constancia en el trabajo. Se ha notado mucho cuando no entrenábamos bien. De hecho, cuando no lo hacíamos bien, hemos perdido algunos partidos. Cuando no entrenábamos bien, sufríamos. Vimos que podíamos ser campeones cuando ganamos varios partidos seguidos al iniciar la segunda vuelta. Además, en los enfrentamientos importantes hemos sacado buenos resultados. Contra la Concepción no les dejamos tocar el balón y nos los comimos. Fue el mejor choque de la temporada.  A partir de ahí, fuimos para arriba. Individualmente he mejorado la constancia y el control de balón. Además, ahora saco el juego desde atrás tocando, cosa que no hacía al principio. Nuestros principales rivales han sido  el Águilas en la primera vuelta, porque empezó muy fuerte, y en la segunda el Covibar, que nos ganó, y la Concepción. Sí, me gustaría terminar jugando en el Aficionado A”.

 

DSC_0023.JPG Jon Homero

“Nos lo merecíamos por lo que hemos luchado”

Estudiante de la Sagrada Famila de 16 años, empezó a jugar en la EDM cuando era infantil. Su puesto preferido es de extremo derecho, y ahí juega. Ha sumado 14 goles esta campaña y le gustaría emular a Cristiano Ronaldo en el Real Madrid.

“El campeonato significa que el trabajo del equipo ha tenido buen resultado. Creo que nos lo merecíamos por todo lo que hemos luchado. Ha habido rivales muy complicados, pero hemos trabajado bien todo el año. Desde el principio nos propusimos ser campeones, y se ha notado. Hemos estados muy unidos y lo hemos conseguido. Al principio parecía que lo íbamos a conseguir fácil, pero luego tropezamos a mitad de temporada y al final hemos vuelto a remontar. La clave de nuestro éxito ha estado en que hemos tocado bastante bien y  hemos jugado con mucha intensidad, sobre todo al final de los partidos y de los importantes. Los entrenadores han sabido sacarnos mucha intensidad y rendimiento. Yo ahora tengo más confianza y más tranquilidad con la pelota y mantengo mi velocidad, que es mi principal característica. El Águilas y el Vicálvaro han sido los rivales más duros. Seguiré en la Escuela dependiendo del equipo en el que me metan. Tengo mis dudas”.