Benjamín A: el eterno campeón

Benjamín A: el eterno campeón

“Tienen hambre de victorias y son muy competitivos”

El equipo dirigido por Tores ha logrado el título de liga a tres jornadas del final y completa un repóquer de campeones, pues es la quinta campaña consecutiva que los  benjamines A de la EDM se proclaman campeones

  • Ha sumado 146 goles a favor y tan solo 10 en contra

  • Tores, el entrenador: “Hay bastantes jugadores con una gran capacidad para manejar el balón”

  • Koke, el ayudante: “Para la edad que tienen, son muy maduros y muy inteligentes”

  • Elías, el coordinador:  “Son cancheros, en el buen sentido de la palabra”

  • David Bermúdez, el jugador: ”Esta plantilla se divierte jugando al fútbol”

Benjamín A: el eterno campeón

Texto y fotos de Alejandro Posilio

El Benjamín A ha vuelto a ganar la liga. Una temporada más, y va ya un lustro, el primer equipo benjamín hace los deberes con eficiencia y garantía y se proclama campeón de liga. Y esta campaña le han sobrado tres jornadas, pues su domino ha sido absoluto desde la primera semana. Los chicos dirigidos por Víctor de la Puente, Tores, no han perdido ni un solo punto, han ganado los 17 encuentros y han sumado nada menos que 146 goles a favor y tan solo 10 en contra.

Este dominio viene siendo tradición en la Escuela. Al igual que esta temporada la tropa de Tores ha asegurado el liderato del Grupo 31 de su categoría, a los equipos benjamines A de la EDM se les puede denominar como los eternos campeones. De hecho, llevan al menos cinco años seguidos levantando el título, tanto con este técnico, que repite éxito, como con el anterior, Juanjo Martínez, como cuando este conjunto participaba en la sede del colegio El Sol.

Benjamín A: el eterno campeónY como todos los años, las causas de este logro residen en la calidad de los chicos y la debilidad de una gran parte de los rivales.  Así lo reconoce su responsable técnico: “Hemos ganado la liga porque este Benjamín A es un buen equipo, un gran grupo. Llegaron algunos al principio de temporada que han mejorado la plantilla. Y también porque el nivel de la competición ha sido más flojo que el año pasado. Cuando hemos jugado torneos contra equipos A, nos ha costado más ganar. Es uno de los problemas de esta competición, al haber poco nivel, los chicos no dan de sí todo lo que podrían. En los torneos tenemos que jugar de otra forma para obtener buenos resultados”.

El preparador, que ya tiene experiencia en estas lides, aduce sus razones: “El año pasado, el  San Agustín era el rival más fuerte, y había otros dos equipos del Vicálvaro que provocaron partidos más competitivos. Este año hemos ganado todos sin sufrir. Siempre hemos llegado ganando al descanso. Al terminar la primera vuelta, me di cuenta de que el nivel de la liga era inferior. Solo tenía la duda del nivel del San Agustín”.

Esta opinión también es compartida por Elías García, coordinador de la etapa de Iniciación, a la que corresponden los equipos benjamines de la Escuela: “Este Benjamín A ha ganado la liga porque dispone de un gran cuerpo técnico y de unos jugadores con un gran nivel. Pero también hay que reconocer que no es una competición con un nivel alto de calidad”.

Para evitar esta situación y conseguir que los mejores benjamines de la Escuela adquieran el nivel competitivo que pueden alcanzar,  Elías García explica que la EDM tiene la intención de solicitar a la Real Federación de Fútbol de Madrid (FFM) el cambio de esta escuadra a una sede más competitiva, como pueden ser las de Valdebebas o San Blas. Según el coordinador de Iniciación, la FFM suele aceptar estos cambios si se piden con tiempo.

El objetivo es que se inicien en estilo combinativo

“Es cierto que los equipos Benjamín A llevan ganando la liga cuatro o cinco temporadas seguidas, pero nunca se lo ponemos como objetivo. A estas edades no se fijan estos objetivos. Tienen otros, como que aprendan a jugar y se inicien en el estilo combinativo que se practica en esta Escuela. También intentamos que aprendan a desenvolverse en distintas posiciones en el campo, para que no les sepa extraño ninguna de ellas”.

Benjamín A: el eterno campeónY el responsable de las categorías inferiores de la EM añade: “Tores les exige al principio de temporada ganar la liga, pero más como un aspecto de motivación y superación. Nuestros equipos benjamines A suelen adaptarse bien a los cambios y lo notan menos que otros equipos. De ahí que casi todos los años se proclamen campeones. Están en una fase de aprendizaje a la que le sacan mucho rendimiento”.

El segundo entrenador, Jorge del Saz, más conocido por todos como Koke, que debuta esta temporada en el banquillo, también reconoce la falta de potencial en la mayoría de los rivales: “Este equipo es campeón porque juega muy bien. Son buenos jugadores, pero también han ganado la liga porque el grupo que nos ha tocado ha sido bastante flojo”. Incluso uno de los protagonistas, el mediocentro Guillermo Molina, se expresa en esta misma línea: “Somos campeones porque la liga ha sido un poco fácil, los equipos no eran muy fuertes y nosotros sí”.

A pesar de este desequilibrio en las competiciones de la categoría benjamín, en la que hay 80 grupos,  el actual primer equipo de esta categoría de la Escuela tiene muchos méritos. Así lo confirma Tores: “Los puntos fuertes de este equipo son que hay bastantes jugadores con una gran capacidad para manejar el balón y, además, la mayoría tiene hambre de ganar. Ya había dirigido a siete u ocho jugadores de este equipo cuando estaban en el Prebenjamín A, hace dos temporadas, y ya pude comprobar que, a pesar de no ser campeones, tienen hambre de victorias y son muy competitivos“.

“Hacen muchas cosas bien”

El joven técnico madrileño de 23 años tiene claro que sus pupilos han mejorado bastante en todos los aspectos esta temporada. “Esta plantilla hace muchas cosas bien: juega mucho más combinativo que al principio, cuando los chicos pierden el balón, van a la presión mejor, tienen las ideas más claras, finalizan con más tino y se comunican en el campo muy bien. Pero como es lógico, hay algunos jugadores más desarrollados que otros y con más capacidades”.

Para Elías García, el punto fuerte de esta escuadra reside en es su juego combinativo, “que es excelente”. “Hay varios jugadores con un gran nivel técnico y, sobre todo, compiten muy bien. Son cancheros, en el buen sentido de la palabra. Además, tienen gran potencial de crecimiento. Estoy muy contento con este grupo”, resalta. Mientras que para Koke, el potencial de este conjunto está “en su ambición”. Benjamín A: el eterno campeónY los principales protagonistas también tienen su opinión.

Así, mientras que para el mediocentro Luis de Tomás, lo más destacado de este equipo es “la delantera”, aspecto ratificado por el delantero Javier Calle, quien afirma que lo mejor de esta escuadra es “el ataque”, y precisa que “al que llegamos tocándola desde atrás”, para el mediocentro David Bermúdez, lo que destaca de esta plantilla es que se “divierte  jugando al fútbol”, visión compartida por el también mediocampista Guillermo Molina: “Lo mejor de este equipo es que todos somos compañeros y nos ayudamos, nos lo pasamos muy bien más que jugar en serio, que también lo hacemos”.

Sin embargo, el entrenador asegura que al final de temporada mide si ha sido un éxito no por los resultados, sino comprobando si los chicos se lo han pasado bien y están contentos. “El principal objetivo que tenemos aquí es que se lo pasen bien, y que haya muy buena relación entre ellos y nuestra con ellos. Y creo que este año se lo han pasado en grande”.

El campeonato liguero no solo ha hecho las delicias de los jugadores y sus familias, sino también ha llenado de satisfacción a los responsables técnicos del equipo. Tores expresa su felicidad con estas palabras: “Reconozco que el año pasado fui también campeón y me hizo más ilusión, porque fue la primera vez que ganaba una liga. Además, tuvimos más exigencia que este año. Pero claro este título me ha dado alegría. Me siento feliz por ser campeón. Esa satisfacción no se puede evitar”.

Por su parte, Jorge del Saz, que fue jugador de la EDM durante diez temporadas y que ahora forma parte del equipo aficionado de la Fundación El Valle, comenta dónde se aloja su gozo: “He disfrutado mucho, y la guinda ha sido el campeonato. Pero considero más importante que esta temporada he aprendido muchas cosas, tanto como entrenador como jugador, sobre todo en el trato con los niños. Para la edad que tienen, son muy maduros y muy inteligentes. Son buenos chicos”.

Benjamín A: el eterno campeón

Koke: “En la fase de campeones vamos a ver el nivel de este equipo

El haber quedado campeón de liga clasifica al Benjamín A para disputar la fase de campeones, que se jugará en los campos del Cotorruelo los días 10 y 11 de junio. Ese fin de semana se reúnen en la sede deportiva de la FFM los campeones de los 80 grupos de equipos benjamines que hay en la Comunidad de Madrid. Allí estarán presentes todos los grandes, desde el Real Madrid al Atlético, pasando por Rayo, Getafe, Leganés, Alcorcón… El primer día se disputa la fase de grupos, con seis equipos en cada uno, y después las primeras eliminatorias. Y en la segunda jornada se disfruta de las semifinales y la final.

foto 14“En esta fase es cuando realmente hay competición en sí y se puede comprobar el nivel de los equipos. El año pasado tuvimos suerte y pasamos primeros de grupo, luego depende de los rivales que te vayan tocando. Allí están todos los mejores y el nivel es máximo”, manifiesta Tores. Esta opinión es compartida por su ayudante: “En la fase de campeones vamos a enfrentarnos a buenos equipos que también han quedado campeones, y es donde vamos a ver el verdadero nivel de este equipo. Estoy convencido de que lo vamos a hacer bien”.

Para preparar el camino a la fase de campeones,  el Benjamín A va a tomar parte el puente de mayo en el torneo de La Granja y, posteriormente, disputara otro torneo en La Poveda. También se han organizado varios partidos amistosos, que ayuden para que este conjunto llegue a la fase decisiva en forma.

“Entre todos estos partidos, espero que nos preparemos bien para la fase de campeones. Tenemos que intentar culminar la temporada de forma brillante”, señala De la Puente, que puntualiza: ”Ahora bien, ya da igual el puesto, lo bonito es estar con los mejores equipos de la Comunidad. Aunque el objetivo es llegar lo más lejos posible, intentar ganar todos los partidos que estén a nuestro alcance”.

Y para finalizar, el punto de vista del coordinador de Iniciación: “En la fase de campeones aspiramos siempre a lo máximo, lo importante es que no se pongan límites, son muy buenos y lo van a demostrar, aunque hay que tener en cuenta que ahí están todos los grandes. Algunos años hemos llegado lejos, ¿por qué no este? Hay muy buen equipo y los chicos pueden hacer un buen papel”.

Benjamín A: el eterno campeón

“El cambio al fútbol once no les va a suponer ningún problema”

Una vez finalizada la temporada en junio, la práctica totalidad de los jugadores del Benjamín A darán el salto la campaña que viene al fútbol once. Será en la categoría alevín y es un reto que se suele plantear en esta etapa deportiva. Sin embargo, esto no supone un problema ni para los técnicos ni para los jugadores. Estos así lo expresan.

Benjamín A: el eterno campeónLuis de Tomás es el más categórico: “El año que viene me toca jugar al fútbol once y no le tengo ningún miedo”. Javier Calle es consciente de que el cambio va a suponer un mayor esfuerzo: “La próxima temporada me estreno en fútbol once y sé que tengo correr más. Pero me gusta más el fútbol once que el siete. Aunque eso sí, quiero seguir de delantero”.

Por su parte, Guilermo Molina reconoce cierto recelo ante el cambio: “Nos costará empezar por ser fútbol once. La verdad es que tengo algo de miedo porque hay que correr y esforzarse más. Pero seguro que nos adaptaremos. Tengo muchas ganas, porque es muy bonito el fútbol once”.

Los que ya han vivido en más ocasiones este cambio en las condiciones son los técnicos, y ambos coinciden en que los jugadores de este Benjamín A están más que preparados para pasar de categoría sin el más mínimo sobresalto. “El que la temporada que viene pasen a fútbol once no va a ser un problema para estos chicos. El ejemplo lo tenemos en el Alevín C de este año, que la pasada temporada era el Benjamín A, y lo está haciendo de fábula en su liga. Se han adaptado muy bien al fútbol once y este es un equipo con bastante capacidad, por lo que creo que no les va a costar el cambio. Aunque siempre necesitan un período de adaptación a las nuevas dimensiones y a realizar  un mayor esfuerzo físico. En dos meses pueden estar ya totalmente adaptados”.

Y Koke sentencia: “Más de uno de estos chavales tienen calidad para llegar a ser buenos jugadores. Poseen buenas ideas y saben jugar a este deporte”.

La opinión de los protagonistas

Benjamín A: el eterno campeón David Bermúdez

10 años. Madrileño. Estudia en el colegio Santa Rafaela María. Juega de mediocentro y de mediapunta. Es fan del Rayo Vallecano.

“Somos campeones porque hemos atacado bien y presionado a los rivales cuando hacía falta. Hemos demostrado que somos el mejor equipo de nuestro grupo, la tocamos más que los rivales, no damos balonazos y presionamos más que los otros equipos. Lo celebramos tirándonos al césped. Mis padres me dieron la enhorabuena por ganar la liga. Lo mejor de este equipo es que nos divertimos jugando al fútbol. El mejor recuerdo es lo bien que lo he pasado con mis compañeros. También que en un partido metí cuatro goles, me hizo mucha ilusión. Este temporada he aprendido a presionar más y a tocarla mejor. Ahora juego mejor en equipo que el año pasado, y también he evolucionado en el regate. La temporada que viene paso al fútbol once y no le tengo medio. Quiero jugar de mediocentro en cualquier equipo alevín de la Escuela”.

 

Benjamín A: el eterno campeón Aléix González

10 años. Madrileño. Estudia en el colegio Pasamonte. Juega de portero. Es seguidor del Real Madrid y cumple su cuarta temporada en la EDM.

“Hemos sido capaces de ganar todos los partidos porque somos más fuertes que los demás rivales. La tocamos mejor, pasamos mejor y tiramos mejor, por eso somos campeones de liga. Celebramos el éxito aplaudiendo a los padres. Estoy contento con lo que he aportado, principalmente muchas paradas, pero también doy tranquilidad con el balón en los pies. Creo que el equipo confía en mí. Lo mejor de este grupo es la confianza que tenemos entre todos, nos llevamos muy bien. El mejor recuerdo de esta liga es el día que la ganamos, pero lo mejor está por venir, en la fase de campeones del Cotorruelo, y si nos eliminan, que sea el Madrid. Este año he aprendido a parar mejor, pero sobre todo, a tocar la pelota con los pies, me gusta jugar así. El año que viene no me asusta pasar al fútbol once, porque la portería es igual. Además,  tendré más defensas. Me gustaría jugar en el alevín A, estaría bien”.

Benjamín A: el eterno campeónJavier Calle

9 años. Madrileño. Estudia en el colegio Tajamar. Juega de delantero y ha marcado 23 goles. Es del Real Madrid y lleva tres temporadas en la EDM.

“Somos campeones porque hemos peleado mucho y porque hemos jugado bien. No celebramos el título de ninguna manera. Estoy contento con lo que he aportado al equipo, que es meter goles, lo que mejor hago. Lo bueno de este equipo es el ataque, al que llegamos tocándola desde atrás. El mejor recuerdo que me deja esta temporada es el día que ganamos la liga. Este año he aprendido a defender mejor, porque Tores me pone más hacia el extremo. El año que viene me estreno en fútbol once y sé que tengo que correr más. Pero me gusta más el fútbol once que el siete. Pero quiero seguir de delantero”.

 

 

Benjamín A: el eterno campeónGuillermo Molina

9 años. Madrileño. Estudia en el colegio Martínez Montañés. Juega de mediocentro, pero le gustaría ser delantero. Seguidor del Barcelona. Esta es su quinta temporada en la EDM.

“Somos campeones porque la liga ha sido un poco fácil, los equipos no eran muy fuertes y nosotros sí. Lo celebramos saltando por los aires y quitándonos la camiseta. Mis padres me dieron la enhorabuena y me dijeron que lo he hecho muy bien, que siga así. Estoy contento con mi trabajo en el equipo, aunque he marcado pocos goles, solo seis, pero he aportado mucho a la hora de repartir juego. Lo mejor de este equipo es que todos somos compañeros y nos ayudamos, nos lo pasamos muy bien más que jugar en serio, que también lo hacemos. El mejor recuerdo que tengo de esta temporada es el día que fuimos campeones. Este año he aprendido a hacer paredes y me ofrezco más a mis compañeros en las líneas de pases. He aprendo mucho con este entrenador. El año que viene nos costará empezar por ser fútbol once, tengo algo de miedo porque hay que correr y esforzarse más. Nos tenemos que adaptar, pero tengo muchas ganas porque es muy bonito el fútbol once”.

Benjamín A: el eterno campeónLuis de Tomás

10 años. Madrileño. Estudia en el colegio Nuestra Señora de Loreto. Juega de mediocentro. Es seguidor del Real Madrid. Segundo año en la EDM.

“Somos campeones porque nos lo hemos tomado muy en serio y estamos compitiendo bien. Además, somos muy regulares. Como lo estamos haciendo muy bien, pues ganamos. Aunque el césped estaba mojado, celebramos el título de campeón tirándonos todos a la vez en plancha para resbalarnos. Después, aplaudimos a los padres. Mi familia me felicitó por el título. Estoy contento con mi temporada, pues he aportado que el balón vaya de lado a lado del campo y circule rápido. Lo más destacado de este equipo es la delantera. El mejor recuerdo que tengo de la temporada fue un torneo que jugamos al principio en el que quedamos segundos, pero nos animó mucho, porque los rivales eran difíciles. Este año he mejorado mucho en el toque de primeras y en mirar para atrás para ver si viene algún rival. El año que viene me toca jugar al fútbol once y no le tengo medio”.