Alegría e ilusión en los cuatro integrantes del Alevín A convocados a entrenar con la selección madrileña sub 12

Alegría e ilusión en los cuatro integrantes del Alevín A convocados a entrenar con la selección madrileña sub 12

“Ser elegido significa que estás entre los mejores jugadores de tu edad de Madrid”

Mario Alonso, Adrián Cuesta, César Fernández y Rubén Cabello cuentan sus experiencias vividas durante el entrenamiento que llevaron a cabo con el combinado autonómico el pasado lunes en el Cotorruelo

  • Alonso: “Da mucha alegría sentirse entre los mejores”

  • Cabello: “Me siento mejor jugador que antes”

  • Fernández: “Estos entrenamientos son más intensos”

  • Cuesta: “Entrenaré más fuerte para seguir siendo convocado”

DSC_0028.JPG

Los cuatro miembros del Alevín A convocados con la selección sub 12 posan para la web de la Escuela (foto: A. Posilio)

 

Alejandro Posilio

“Ir a entrenar con la selección madrileña sub 12 ha sido un sueño hecho realidad. Y si fuera convocado para jugar en Bilbao el Campeonato de selecciones autonómicas sería tremendo. No me lo podría creer. Ser elegido significa que estás entre los mejores jugadores de tu edad de Madrid, que nos ven los sábados cuando jugamos y les gusta lo que hacemos. ¡Una pasada!”. Estas emocionadas palabras son de César Fernández, jugador del Alevín A de la Escuela Deportiva Moratalaz que el pasado lunes, 3 de febrero, fue convocado para entrenar con la selección madrileña de la categoría en la sesión de trabajo que se celebró en los campos que la Federación Madrileña de Futbol tiene en las instalaciones del Ernesto Cotorruelo.

seleccion madrid 2.JPG

Los cuatro jugadores de la EDM, durante el entrenamiento con la sub 12 (foto: Domingo Cabello)

Este mediocentro, y a veces mediapunta, no fue el único miembro de este equipo que fue llamado a formar parte de la selección de Madrid, pues otros tres compañeros suyos también tuvieron su protagonismo en dicha sesión de entrenamiento. Mario Alonso, Adrián Cuesta y Rubén Cabello fueron los otros tres componentes del Alevín A que vistieron la camiseta del combinado autonómico el pasado lunes. Y, como es lógico, la alegría e ilusión en todos ellos era máxima.

“Esta llamada ha sido algo muy importante para mí, porque no me lo esperaba. La temporada pasada también me convocaron una vez con esta selección, y luego ya no me llamaron más, por lo que pensaba que no les había gustado mi juego. Pero parece que no es así. Esta nueva convocatoria significa mucho para mí, porque da mucha alegría sentirse ente los mejores”, afirma Mario Alonso, delantero de Alevín A considerado uno de los jugadores con más futuro de la EDM, lo que le ha llevado también esta semana a ser llamado por el Real Madrid para disputar un amistoso con el alevín del equipo blanco.

En esta misma línea, aunque de forma más escueta, se expresa el central Adrián Cuesta, al manifestar que se alegró “mucho”, para luego añadir: “Si luego me convocan para jugar en Bilbao, pues será todavía mucho mejor”. Algo más expresivo fue el portero Rubén Cabello, quien afirmó: “Para mí ha sido muy importante que me llame la sub 12. Ahora me siento mejor jugador que antes, porque no todo el mundo puede formar parte de esa selección. Creo que cumplí bien mi tarea, pues hice lo que pude, aunque me metieron dos goles”.

Mario selecci madrid.JPG

Mario se ejercita durante la sesión (foto: Domingo Cabello)

Según cuentan estos chavales, la sesión de entrenamiento con la selección sub 12, que se prolongó durante 90 minutos, consistió en una fase de calentamiento inicial, con ejercicios de posesión y de conducción del balón. Luego, dividieron a los 24 jugadores en tres equipos, y mientras dos disputaban un partidillo de quince minutos, el tercero trabajaba jugadas combinadas con disparo a portería, incluido castigo de cinco flexiones al que no marcara gol.

En realidad, no fue un entrenamiento novedoso para ellos, pues ese tipo de ejercicios es el que están acostumbrados a realizar en la Escuela. Pero como indica Adrián Cuesta, estudiante del colegio Gredos San Diego Moratalaz que vive su cuarta temporada en la EDM, pues llegó en benjamines de primer año, no aprendió “muchas cosas nuevas”. Aun así, aclara: “La diferencia con los entrenamientos que hago en la Escuela se nota en el nivel de calidad de los jugadores, que en la selección es más alto. Tienen más clase, mueven muy bien el balón y es muy complicado quitárselo”.

Esta impresión también la tiene Mario Alonso, estudiante del Colegio Siglo XX que suma su quinto año en la Escuela: “El nivel de los jugadores convocados es muy bueno, se nota que la mayoría juega en los clubes más potentes, y algunos hacen cosas tremendas. Pero también había otros de igual calidad que la nuestra y otros que jugaban peor. Eso sí, la mayoría son grandísimos y me costaba más superarles. Pero varias veces lo logré”. Rubén, alumno del Colegio San Martín, piensa de forma muy parecida: “Había bastante nivel. Algunos compañeros tienen una velocidad endiablada y es muy difícil quitarles el balón. Además, tiran con mucha potencia y colocación”.

Adrian selcc madrid.JPG

Adrián desea volver a la selección (foto: Domingo Cabello)

El más sorprendido por el trabajo que ejecutaron fue César Fernández, que disputa su tercera temporada en la EDM y que acudió por primera vez a la convocatoria de la selección sub 12, aunque el año pasado estuvo presenten en varios entrenamientos en la Escuela de Tecnificación de la Federación Madrileña: “Hice algún ejercicio novedoso, como en el que dábamos toques, decían un número en alto y, si era el tuyo, tenías que correr con el balón y disparar a puerta. Fue muy chulo”. Y continúa: “Yo no sabía bien cómo moverme de extremo izquierdo. Y tras este entrenamiento, sé hacerlo mejor en ese puesto”.

En lo que no se mostraron unánimes fue en la valoración de los entrenadores que les dirigieron. Así,  mientras Adrián puntualiza que son de “gran nivel” y con la característica de “corregir mucho y siempre pedir más intensidad”, Mario señala que, “si bien se les ve que saben mucho de fútbol, no corrigen tanto, pues se limitan a decir ‘haz esto o lo otro’. En la Escuela corrigen mucho más”. Por su parte, César se decanta más por la opinión del primero de sus compañeros: “Los entrenadores tiene muy buen nivel, pero los de la selección exigen mucha más intensidad en las acciones que en la Escuela, y ya es decir. Pero corregir, creo que lo hacen tanto unos como otros”. Se da la casualidad de que dos de los técnicos que les dirigieron,  Goyo Guerrero y Jesús Manzano, son viejos conocidos de los chicos, pues han entrenado en la EDM durante muchos años. “Conocerles me dio tranquilidad,”, aclara Rubén.

Ruben selección madrid.JPG

Rubén afirma que los entrenamientos con la selección son más intensos (foto: domingo Cabello).

Sin embargo, los cuatro expresan la misma opinión al preguntarles si sentirían cierta frustración si no vuelven a ser convocados para entrenar con el combinado madrileño. El guardameta, que lleva nada menos que siete temporadas en la EDM y es la primera vez que es llamado con la selección, lo tiene claro: “ Me gustaría seguir jugando en este equipo, porque creo que soy un buen jugador y puedo estar en esa selección. Pero si no me llaman más, no me crearía ninguna frustración, porque hay muchos jugadores buenos, y los demás también tienen derecho a ir. Yo lo voy a hacer todo lo mejor que pueda en los entrenamientos y en los partidos para seguir mejorando y poder ir más veces”.

El delantero goleador, que es el único de estos cuatro que ha sido convocado de nuevo para el entrenamiento del próximo lunes 10 de febrero, en esta ocasión junto a su compañero del Alevín A Dani Alonso, tiene fundadas esperanzas de seguir formando parte de este combinado autonómico, porque ha sido fijo en las convocatorias para los entrenamientos en el Centro de Tecnificación: “He empezado la temporada siendo convocado y espero seguir siéndolo. Estas llamadas me ponen muy contento y me dan ánimos para seguir trabajando con ganas. Pero si no volviera más, no me sentiría mal. Lo que no hay que hacer es quedarse anclado, porque si te conformas, no avanzas. Tengo claro que voy a seguir luchando para ser uno de los fijos”.

 

Cesar selecc madrid.JPG

César asegura que trabajará duro para volver a la selección (foto: Domingo Cabello)

El mediocentro del Alevín A, que también debutaba en estas lides, lo explica de forma más concisa: “Si no voy más, no me enfadaré, sino que seguiré trabajando para hacerlo mejor y que me vuelvan a llamar otra vez”. Más o menos lo mismo que dice el central: “Me encantaría ser convocado más veces. Y para que esto ocurra, seguiré entrenando fuerte. Y si no me llaman más, no me frustraría; al revés, me vendrá arriba para hacerlo mejor y que cambiaran de opinión”.

Todos ellos recibieron las felicitaciones de sus compañeros cuando el miércoles regresaron a los entrenamientos con el Alevín A. “Me han dado la enhorabuena y se han mostrado muy contentos por mí”, resalta Adrián, mientras que César indica que a él le “han animado a seguir entrenando fuerte para que continúe siendo seleccionado”. “A mí me han dicho que lo disfrute todo lo que pueda”, subraya Rubén,  y Mario puntualiza  que a él le preguntaron por qué había faltado dos días seguidos.

Y como siempre pasa en estos casos, la alegría por la llamada de la selección autonómica se extendió por añadidura a todas las familias de los protagonistas. “Mis padres se pusieron muy contentos y me fueron a ver entrenar”, explica Cuesta; “los míos también se alegraron mucho, pero no pudieron ir porque trabajaban”, precisa Fernández, a la vez que Cabello destacaba que los suyos “se emocionaron con la llamada” y que también fueron testigos del éxito. Según Alonso, los suyos no le dijeron nada.

DSC_0034.JPG

Los chicos del Alevín A atienden al entrenador durante un entrenamiento en el Urbis (foto: A. Posilio)